Europa está gobernada por fines de raza sin hijos

Macron y su profesora de francés, 20 años mayor

Los cuatro principales países de Europa están gobernados por individuos sin hijos. Vaya coincidencia:

Theresa May, Reino Unido, ningún hijo (no puede)
Angela Merkel, Alemania, sin hijos biológicos
Emmanuel Maricon, Francia, sin hijos biológicos
Paolo Gentiloni, Italia, sin hijos

La i añadida a Macron está en el original…

Estoy seguro de que existen excepciones en el registro histórico, pero por regla general, es mejor si un líder elegido democráticamente tiene hijos que si no. El sentimiento de liderazgo y parentesco se agudiza cuando uno tiene un interés directo en el futuro de la nación a través de su progenie sanguínea. Merkel y Maricon no tienen ninguna participación en el futuro de Alemania y Francia (lo siento, los hijastros no cuentan desde el punto de vista darwiniano), por lo que estarán inclinados a impulsar políticas globalistas que amplíen el alcance de la degeneración nihilista a expensas de la continuidad cultural y racial.

Parece lógico: Los sin hijos no deberían liderar las naciones (traducción automática).

Pero hay más en la lista. Escocia, Suecia, Holanda y Luxemburgo están en el mismo caso. Y Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión, es otro caso parecido: The Genetic Dead Ends Who Rule Europe

 

 

 

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*