7 Comments

  1. Que tolerantes los profes esos, como defienden al mahometano. Idiotas.
    El día en que sea al revés, ya verán lo que les sucede. No hay nada más triste que ver como estos tontos alimentan al monstruo que los devorará.
    Y bravo por los chicos. Todavía hay esperanza en Europa.

  2. Esto, que en una dinamica normal no pasaria de ser mas que una chiquillada, pasa a ser «un innoble atentado racista» para estos hipocritas y neofariseos. Que monten una escandalera y lo tachen de crimen, solo denota el punto de degradacion de esa sociedad. Y sobre todo: a ver cuando se les da en los morros a los del «antirracismo» que los musulmanes no son una raza, asi que hablar de racismo esta fuera de lugar.

  3. ¿Expulsarían a un alumno por dejar un crucifijo invertido en el despacho de un profesor cristiano?: naturalmente que no. Es más, es constatable que incluso si esos alumnos pegaran habitualmente a otros alumnos, o incluso a un profesor, no serían expulsados.

    Pero tate!!, deján un salchichón y se monta esto!!!, que con el moro hemos topado.

    En Europa no caben ya mas idiotas. De tantos idiotas que hay vamos a tener que respirar por turnos o vivir por capas, unos bajo tierra, otros sobre ella. De traca.

  4. «De tantos idiotas que hay vamos a tener que respirar por turnos o vivir por capas, unos bajo tierra, otros sobre ella.»

    Por fin alguien me da una idea para poder sobrevivir a la multiculturalidad que me rodea las veinticuatro horas del maldito día. Me transformaré en un moderno Fantasma de la Opera. Sólo saldré de noche para aterrorizar a los agentes de enriquecimiento dejándoles salchichones en los buzones, aunque conociéndome como me conozco probablemente abandonaré el plan para zamparme yo mismo la charcutería.

  5. Bueno, pues de las memeces diarias, de los victimismos constantes que vemos, este se lleva la medalla casi. Supongo que el equipo de sicólogos que atendieron al islámico señor puedan sanar su dañada mente ante la impresión de ver un salchichón en España. Lo raro sería que le hubiesen puesto un datil o un cuenco de cus-cus.
    Para esto sí dejan de ser menores, sí se los juzga como racistas adultos, cuando los niños de Alá apuñalan no se puede decir nada. Una broma de colegio al pareceres más importante que el saneamiento de una nación.
    De lo que debieran preocuparse es de porqué en ese colegio se debe respetar al islam y no al cristianismo o al budismo. Lo que debieran de preocuparse es porqué un profesor islámico puede adoctrinar tranquilamente a unos niños que debieran estar siendo educados en los valores de sus mayores. Lo que debiera de preocupar es porqué mientras un solo español esté en paro este moro mierda tiene la posibilidad de causar un revuelo de tal tamaño.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*