El peor enemigo de Europa son los mismos europeos

No cabe duda que nuestro nihilismo y nuestro relativismo cultural nos han debilitado moralmente, espiritualmente. No hemos sido educados para sentirnos orgullosos de nuestra propia historia, de nuestra estirpe, de nuestro genio. Ignoramos o menospreciamos nuestros logros, la alta cultura elaborada por nuestros antepasados. Nos burlamos de los personajes de nuestra historia, los censuramos de una u otra manera. Esto, entre otras cosas, ha contribuido a nuestra vulnerabilidad.

Es una deriva no sólo destructiva, sino auto-destructiva. Es normal que otros sueñen con dominarnos. Cualquier observador advierte nuestra debilidad, nuestra confusión, nuestra torpeza. Hemos devenido un pueblo de hombres y mujeres cobardes, inseguros; un pueblo vulnerable, abordable, domeñable. Practicamos un altruismo absurdo y suicida (adobado con conciencia de culpa debido a nuestros períodos imperialistas y colonialistas), ‘todo por el otro y para el otro’. No oponemos resistencia a la muchedumbre de extranjeros que nos invaden desde hace decenios. No discriminamos.

Hay muchos otros, pero hay un otro, el islam, que sueña con destruir nuestra identidad simbólica, nuestro ser europeo.

En el islam no se ha dado un proceso de auto-crítica y auto-censura como el que hemos practicado en Europa con respecto a nuestra propia historia. Bien al contrario. Lo que en su área de dominio se ha alentado, desde los años treinta del siglo pasado, es el espíritu de revancha, de venganza, por el período que han estado dominados por los europeos. Apenas nada, comparado con los siglos de dominación musulmana en Europa (la mediterránea y la balcánica). Su vergonzoso y humillante dominio sobre nuestros antepasados. Una afrenta que aún debemos reparar. Deberían prodigarse las historias negras de su período de dominio en nuestras tierras. Los europeos deberían conocer ese triste y violento período. Cuando bajo los árabes (en el Mediterráneo), y cuando bajo los turcos (en Grecia y los Balcanes, y hasta hace menos de un siglo).

Tendríamos que recordarles a los europeos que ese islam que nos amenaza con total impunidad aquí, en nuestra tierra, ha tenido sus oleadas de expansión y de dominio, y que fue un imperio totalitario entre otros, y que colonizó, explotó, esclavizó, y destruyó, como todos. Y en nuestra Europa. No son inocentes víctimas de nuestro período colonial. También ellos deben rendir cuentas por su violencia y su horror a lo largo de la historia.

El islam no ha cambiado, lo podemos ver en sus Estados. Violento, cruelmente desgarrado por las luchas internas (desde la muerte de Mahoma); se masacran entre ellos. Es hoy lo que fue ayer, y lo que será mañana. Deberíamos intuir al menos lo que nos espera, si siguen prosperando en Europa. Si el pasado no es suficiente, tenemos hoy las palabras de sus autoridades religiosas en las mezquitas de nuestras ciudades. Lo que se atreven a decir bien claro en nuestra casa. Sus amenazas, sus censuras a nuestras tradiciones políticas, culturales y demás, sus insultantes reivindicaciones territoriales.

El peligro ahora, sin embargo, es la extinción, la desaparición, la muerte de Europa, de la Europa europea. Desvirtuar a Europa, ésta es la estrategia de dominio fundamental del islam en nuestra casa. Es una guerra demográfica e ideológica (cultural). La desnaturalización, la desfiguración, que ya comenzamos a padecer, son los primeros signos de la monstruosa metamorfosis por venir. Los componentes africanos y asiáticos (su abundancia) acabarán compitiendo con los autóctonos y finalmente sustituyendo el ancestral sustrato etno-lingüístico y cultural de Europa. La Europa milenaria, la nuestra, la heredada, desaparecerá. Perderemos Europa. Le fallaremos, defraudaremos a nuestros antepasados todos, a milenios de afán y de trabajo, de sangre, sudor, y lágrimas.

Nos falta claridad, seguridad, coraje moral, decisión, valor. Conciencia de sí, conocimiento de sí; conciencia de patria, de herencia, de legado. No tenemos confianza en nosotros mismos, porque nosotros mismos aún no existimos. Carecemos de voluntad de futuro. Estamos descuidados, negligidos, postergados –por nosotros mismos. Es ese europeo que ignora, o descuida, o teme, al que hay que traer a la causa europea. ¿Por qué ese europeo (una gran mayoría) se muestra indiferente, o negligente, o pusilánime?

Necesitamos despabilar y urgir a los europeos a que tomen partido por Europa, que se elijan a sí mismos (su pasado, su presente, y su futuro). Necesitamos una plataforma anti-islamista europea (la occidental y la oriental). Toda Europa. En el nombre de Europa, en el nombre de la Europa europea. Consignas claras para todos. Una plataforma única, una sola entidad que aglutine y arrope a todos los europeos frente y contra el islam, que les aporte dignidad, y fortaleza. Es una lucha legítima.

Necesitamos acción, activistas de la causa europea. Un frente, una vanguardia. Reivindicar Europa, nosotros los europeos. Luchar por nuestra Europa. Declarar en nuestras tierras la guerra fría y caliente al islam. Expulsar a quienes pretenden nuestra ruina, nuestra extinción, a quienes la predican desde sus templos, aquí, en nuestro hogar, en nuestra tierra sagrada, en Europa. Responder como se debe a tal actitud arrogante y ofensiva. Despertar el orgullo europeo. Recrear Europa, recrearnos a nosotros mismos.

Artículo original de Manu Rodríguez.

Be Sociable, Share!

9 Comments

  1. Totalmente de acuerdo… Sin embargo yo añadiría una breve meditación:

    Cuando los europeos no somos capaces de detectar a los ENEMIGOS exteriores que

    han envenenado nuestras almas y que además nos han inculcado teorías e informaciones derrotistas, es muy facil caer en lo que se ha dado en llamar
    etnomasoquismo, es decir sobrevalorar la parte de PROPIA culpa o estupidez.
    Creo haber leído que una de las mayores enseñanzar de El Señor de los Anillos es que
    el derrotismo que puede hacernos caer en el pesimismo, la desesperanza y sobre todo, en el ERROR de magnificar el poder del ENEMIGO, son formas de colaborar con ese mismo Señor del MAL ABSOLUTO.
    En otras palabras: si hablamos constantemente de que nuestros enemigos constantemente avanzan, mientras nosotros retrocedemos, lo que estamos haciendo es facilitar el triunfo de ese Enemigo. Recuerdo que en 1975 el llamado
    ” expansionismo soviético” parecía imparable… Incluso parece que el Vaticano II nació en ese espíritu de claudicación que entonces se llamó “coexistencia pacífica” y “ostpolitik”. Hoy la claudicación se llama “Alianza de civilizaciones”.
    Me pregunto si una embestida como la que nos amenaza de “hordas fanáticas y
    llenas de odio” podría hacernos despertar en instinto guerrero.

    En un blog, reciéntemente álguien se preguntaba sobre el significado de la famosa frase de “ofrecer la otra mejilla”… Opino que esa frase sólo en interpretable y aplicable en el ámbito de los místicos o santos que han alcanzado un nivel sobrehumano. Para los hombres y mujeres que estamos en el mundo y tenemos la responsabilidad de conservar la estirpe y las tradiciones sagradas y profanas de nuestra civilización y cultura, el tipo humano válido es el guerrero, el trabajador, el sabio, etc. Incluso cabe la posibilidad de que se vuelva a una milicia vinculada a la freligión ( mitad monje, mitad soldado). Tampoco hay que olvidar que en el Cristianismo han sido posibles las Cruzadas, la Santa Ira, y los Tribunales del Santo Oficio… (éstos muchísimo más justos que los llamados tribunales de “la revolución” de 1793 o los “populares” de los regímenes marxistas).
    En fin… sólo he pretendido esbozar ideas…que ni yo mismo tengo como acertadas y estoy abierto a cualquier sugerencia…
    SALUDOS

  2. Al llamar a las cosas por su nombre no debe suponer racismo…

    Artículo en la prensa danesa.

    Jose Brechner

    La manera más conocida de los musulmanes para amedrentar y subconscientemente lograr cierto dominio sobre las sociedades occidentales, es la del terrorismo. Pero hay una forma más sutil para influenciar sobre los pueblos que los acogen, es la táctica demográfica.
    Las mujeres musulmanas, a diferencia de las occidentales, no usan anticonceptivos y son alentadas a parir numerosa prole. Es común ver familias con 10 ó 12 hijos. Esa situación genera una desproporción numérica en los lugares adonde emigran, y es usada para imponerse sobre la sociedad anfitriona, para convertirse eventualmente en mayoría. La maniobra es practicada en Israel por los palestinos, en Líbano por los Chiitas y Sunitas, y en Europa, por los mahometanos en general, donde ya suman 54 millones.
    Hasta 1979 prácticamente no se veían musulmanes en Copenhague. Los daneses recibían cordialmente a los extranjeros, sintiéndose orgullosos de su socialismo liberal que había derrocado a los conservadores en 1929, y resaltaban por sus éxitos socio-económicos.
    Dinamarca se esforzó por ser una sociedad abierta donde ofrecían a los recién llegados las mismas ventajas que a sus connacionales. La criminalidad era bajísima, el nivel educativo excepcional, y los acompañaba una admirable historia de humanismo y multiculturalismo.
    Para 1990 la población musulmana había crecido y no mostraba ningún interés por integrarse a la sociedad danesa, más bien empezó a condenar su liberal estilo de vida, al que consideran decadente.
    En un artículo publicado por Daniel Pipes y Lars Hedegaard en el que pronosticaron que el problema migratorio explotaría en Dinamarca, relataron: “Los inmigrantes musulmanes constituyen el cinco por ciento de la población, pero consumen el 40 por ciento de la ayuda social”. “Los musulmanes son apenas cuatro por ciento de la población danesa de 5.4 millones, pero forman la mayoría de los violadores convictos, un asunto inflamable, considerando que prácticamente todas sus víctimas son no-musulmanas. Similares proporciones se manifiestan en otros crímenes”.
    Un estudio reciente muestra que sólo cinco por ciento de los musulmanes contraen matrimonio con danesas. Las costumbres islámicas obligan a que la hija de ambos se case con algún pariente mahometano de lo contrario está sujeta a la pena de muerte, cosa que lógicamente atemoriza a las escandinavas.
    Los islamistas no tienen ningún respeto por las costumbres y normas del lugar, y predican abiertamente que introducirán las leyes coránicas cuando la población alcance mayor número. Al ritmo actual, en 40 años uno de cada tres habitantes será musulmán.
    No es entonces de extrañar, que en 2005 hubiera el brote de violencia callejera por la publicación de las caricaturas de Mahoma en la prensa danesa, que fue rematado con el ataque suicida a la embajada de Dinamarca en Pakistán la semana pasada, del que Al Qaeda se adjudicó la autoría.
    En 2001, los daneses eligieron a su gobierno más conservador en 70 años dejando atrás sus generosas ideas inmigratorias. Hoy Dinamarca tiene las leyes más estrictas de Europa en ese campo, lo que ha sido tildado de “racismo” por la prensa progre europea.
    Hoy, si quieres ser danés, debes tomar tres años de lenguaje; debes pasar un examen sobre historia y cultura de Dinamarca; debes haber vivido siete años en el país para solicitar ciudadanía; debes mostrar intención de trabajar, y debes tener un empleo esperándote. Si quieres traer una esposa, ambos cónyuges deben tener más de 24 años, y no te resultará tan fácil llevar contigo a tus familiares y amigos.
    No podrás construir una mezquita en Copenhague, aunque tus hijos tendrán alrededor de 30 escuelas de cultura y lengua árabe para elegir.
    En 2006, el Ministro de Empleo Claus Hjort Frederiksen, explicó que los musulmanes han abusado del sistema de seguridad social en tal medida, que eventualmente podrían llevar al estado a la bancarrota.
    La Ministra de Inmigración Rikke Hvilshoj destaca por su firmeza en aplicar las leyes. Para testear a la ministra, el imán radical Ahmed Abdel Rahman Abu Laban, le exigió una compensación monetaria, “para aplacar la sed de venganza de la familia”, por un musulmán que fue asesinado en un suburbio. Hvilshoj desestimó la demanda, ante lo que el imán arguyó que esa era la costumbre en la cultura islámica. La ministra replicó que lo que se hace en los países musulmanes no es necesariamente lo que se hace en Dinamarca. La respuesta no se dejó esperar. Prendieron fuego a su casa mientras dormía con su esposo e hijos. Todos lograron salvarse, pero tuvo que mudarse a un lugar secreto, y, tanto a ella como a otros ministros, por primera vez les fueron asignados guardaespaldas, en un país donde la violencia era inusual.
    Lo que suceda en la próxima década, determinará si Dinamarca sobrevive como un bastión de vida civilizada, con su elevado sentido humanístico y responsabilidad social, o si se convertirá en una nación en guerra civil contra los promotores de la Sharia.

  3. -Ama a tus enemigos y reza por quienes te persiguen.
    (Jesús, San Mateo, 5:44)

    -Así pues, preparad contra ellos todas las fuerzas y caballos de batalla que podáis reunir, para desalentar con ello a los enemigos de Alá, que son también enemigos vuestros, y a otros aparte de ellos que no conocéis, pero que Alá si conoce.
    (Corán, 8:60)

    -Al que te abofetee en la mejilla derecha preséntale también la otra
    (Jesús, San Mateo, 5:39)

    -No vais a combatir contra una gente que ha quebrantado sus juramentos solemnes que han hecho todo lo posible para expulsar al Enviado y han sido los primeros en atacaros.
    (Corán 9:13)

    -Bienaventurados seréis cuando os injurien y so persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mí causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos.
    (Jesús, San Mateo, 5:11)

    -Matadles dondequiera que los encontréis y expulsadles de donde os hayan expulsado, pues la opresión es aún peor que matar.
    (Corán, 2:191)

    -Guarda tu espada, porque el que a hierro mata, a hierro muere.
    (Jesús, San Mateo, 26:52)

    -Debes saber que el paraíso se encuentra a la sombra de las espadas, (la yihad por la causa de Alá).
    (Al-Bujari, op. Cit., vol.4, libro 56, nº 2.818)

    -Y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: Señor, ¿Quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma? Pero volviéndose, les reprendió.
    Y se fueron a otro pueblo.
    Mientras iban caminando, uno le dijo: «Te seguiré adondequiera que vayas.
    Jesús le dijo: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.
    (San Lucas, 9: 52-58)

    -Transmitido por Ibn Abbas: Cuando el versículo “Y advierte a cuantos puedas llegar (Oh Mahoma), empezando por tu familia” (Corán 26: 214) fue revelado, el Mensajero de Alá salió y cuando hubo ascendido la montaña As-Sata gritó: Ya Sabahah la gente dijo “¿Quién es ese? Luego se reunieron en torno a él, con lo cual el dijo: “¿Lo veis? Si yo les informo que los soldados de caballería están subiendo por la ladera de esta montaña, ¿me creeríais? Ellos dijeron: “Nunca te hemos escuchado decir una mentira”. Entonces él dijo: “Yo os hago una advertencia sobre el advenimiento de un severo castigo” .Abu Lahab dijo: ¡Que las dos manos de Abu Lahab perezcan! ¡Perezcan las manos del rostro encendido y perezcan él! ¿De que ha de servirle su riqueza, y cuanto ha adquirido? ¡Tendrá que sufrir un fuego llameante, junto con su esposa, esa acarreadora de infamias que lleva alrededor de su cuello una soga de fibras retorcidas!
    (Corán, 111: 1-5)

  4. -Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por ser justos, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
    (Jesús, San Mateo, 5: 8-10)

    -Alá asigna a la persona el participar en (guerras santas) por la causa de Alá, y nada lo lleva a hacerlo salvo la creencia en Alá y en sus enviados, y será recompensado por Alá ya sea con un premio o un botín (si sobrevive), o bien será admitido en el paraíso (si muere en la batalla como un mártir).
    (Al-Bujari, op. Cit., vol. 1, libro 2, nº.36.)

    -Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (…) porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los recaudadores de impuestos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿Qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?
    (Jesús; San Mateo 5: 7, 46-7)

    -Mahoma es el enviado de Alá; y los que están con el son firmes e inflexibles con los que niegan la verdad, pero compasivos entre sí.
    (Corán 48:29)

    -Llegará la hora en que todo el que os mate piense que da culto a Dios.
    (Jesús; San Juan, 16:2)

    -Luchad contra aquellos que (…) no creen ni en Alá ni en el último Día, no consideran prohibido lo que Alá y su Enviado han prohibido y no siguen la religión de la verdad (que Alá les ha preescrito), hasta que (se avengan a) pensar de buen grado el impuesto de exención que hayan sido humillados.
    (Corán, 9:29)

    -Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ese se salvará.
    (Jesús; San Marcos, 13: 13)

    -Habéis tenido un buen ejemplo en Abraham y en quienes le seguían, cuando dijeron a sus paisanos: “Realmente, nos desentenderemos de vosotros y de todo lo que adoráis en vez de Alá: negamos que haya verdad en lo que decís; la enemistad y el odio se interpondrán entre nosotros y vosotros y persistirán hasta que lleguéis a crees en el Dios único.
    (Corán 60:4)

  5. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: maestro, está mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley lapidar a estas mujeres ¿Tu que dices? Esto lo decían para tentarle, para tener de que acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero como ellos insistían en preguntarle se incorporo y les dijo: Aquel de vosotros que esté libre de pecado que le arroje la primera piedra. E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos al oír estas palabras, se iba retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose, Jesús le dijo: Mujer ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado? Ella respondió: Nadie, señor. Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más.
    San Juan, 8: 3-11

    Entonces vino a él (el Santo Profeta) una mujer de Ghamid y dijo: Mensajero de Alá, he cometido adulterio, entonces purifícame. Él (el Santo Profeta) la rechazó. Al día siguiente, ella dijo: Mensajero de Alá, ¿por qué me has rechazado? (…) Por Alá he quedado encinta. Él dijo: bueno, si insiste con ello, entonces vete hasta que hayas dado luz al niño. Cuando ella dio a luz. Él dijo: vete y amamántalo hasta destetarlo. Cuando ella lo hubo destetado, volvió hasta él (…) Ella dijo: Apóstol de Alá, aquí esta y lo he destetado, y ya come la comida. Él (el Santo Profeta) confió el niño a uno de los musulmanes y entonces proclamó el castigo. Y ella fue enterrada en una zanja hasta el pecho, y él dio la orden a la gente e ellos la apedrearon. Jalid ben Salid avanzó con una piedra que la arrojó a la cabeza, y la sangre chorreó por el rostro de Khalid, y entonces él abuso de ella. El apóstol de Alá oyó que él la maldecía. Entonces él (el Santo Profeta) dijo: Jalid, sé bueno. Por aquél que tiene mi vida en sus manos, ella se ha arrepentido de un modo tal que incluso si un recaudador injusto se hubiera arrepentido así, habría sido perdonado. Entonces dio algunas indicaciones y oró sobre ella, y luego fue enterrada.
    Sahih Muslim, op. Cit., vol. 3 libro 17, nº 4.206.

  6. EL ISLÁM OPRIME A LAS MUJERES

    -Las mujeres son inferiores a los hombres, y deben ser gobernadas por éstos: los hombres tienen autoridad sobre las mujeres porque Alá los ha hecho superiores a ellas. (Corán, 4:34)

    -El Corán compara a la mujer con un campo (tierra cultivable) a ser usado por el hombre según su voluntad: Vuestra mujeres son vuestro campo de cultivo; id, pues a vuestro campo de cultivo como queráis. (Corán 2: 223)

    -También declara que el testimonio de una mujer vale la mitad que el de un hombre: Y llamad para que sirvan de testigos a dos de vuestros hombres; y si no encontráis dos hombres, entonces, un hombre y dos mujeres que os parezcan aceptables como testigos, de modo que si una yerra, la otra subsane su error (Corán 2: 282)

    -Permite a los hombres casarse con hasta cuatro mujeres, y también tener sexo con esclavas: Y si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces casaos con otras mujeres que os sean lícitas: dos, tres o cuatro; pero si teméis no ser capaces de tratarlas con equidad, entonces sólo con una, o con aquellas esclavas que sean de vuestra propiedad. Esto hará más probable que no os desviéis de la rectitud. (Corán 4: 3)

    -Ordena que la herencia de un hijo debe ser el doble que la de una hija: Con relación a la herencia de vuestros hijos, Alá os prescribe lo siguiente: al varón le corresponde el equivalente a la porción de dos hembras. (Corán 4: 11)

    -Indica a los maridos que golpeen a sus esposas desobedientes: Las mujeres virtuosas son las verdaderamente devotas, que guardan la intimidad que Alá ha ordenado que se guarde. Pero a aquellas cuya animadversión amonestadlas, y luego dejadlas solas en el lecho; luego pegadles: (Corán 4: 34)

  7. SISTANI COMPARA A LOS NO CREYENTES CON EXCREMENTOS.

    La aversión que sienten los musulmanes por los no creyentes, a los que se llama, las criaturas más viles, en el Corán (98: 6) no es cosa del pasado. El gran ayatolá Sayid Alí Husaini Sistani, lider chiita iraquí que ha sido aclamado por muchas personas de Occidente como reformista, moderado y esperanza de la democracia en Irak y en todo Oriente Próximo, expresa claramente en sus normas religiosas que el desprecio islámico por los no creyentes todavía sigue siendo muy vigente. Esta perpestiva es la que causó la disminución del número de zoroástricos, que de constituir una dinámica mayoría pasaron a ser una minoría despreciada. Entre las extensas normas de Sistani relativas a todo tipo de cuestiones concemientes a la ley islámica se encuentra esta pequeña e ilustrativa lista:

    Estas diez cosas son básicamente najis (sucias):
    1. Orina
    2. Heces
    3. Semen
    4. Cadáver
    5. Sangre
    6. Perro
    7. Cerdo
    8. Kafir (no creyentes)
    9. Licores (Alcoholicos)
    10. El sudor de un animal que come constantemente najasat (cosas sucias)

    Sistani agrega: Todo el cuerpo de un kafir, incluyendo su pelo y sus uñas, y todas las sustancias líquidas de su cuerpo son najis.
    Esto constituye una señal de alerta acerca del doble rasero existente: Sistani es respetado en todo el mundo occidental. Pero imaginémonos la protesta internacional que se generaría si, digamos Jerry Falwell dijera que los no cristianos están al nivel de los cerdos, de las heces y del sudor de perro.

  8. Tenemos que luchar. Tendremos que luchar. Tendrán que luchar nuestros hijos.
    No tenemos ninguna otra opción si queremos sobrevivir, si queremos que Europa sobreviva.
    Cada vez se acerca más el día en que esto deje de ser sólo palabras.

  9. Tenemos por un lado una generación de niñatos malcriados y mimados que no saben lo que es el sacrifico, el compromiso y la responsabilidad de verdad, y por el otro lado los progres para imponer sus propios dogmas necesitan erradicar el cristianismo, porque nosotros somos los únicos capaces de hacerle frente. Se han aprovechado de la necesaria autocrítica de la civilización occidental para convertirlo en un arma contra nosotros mismos, y ahora nos quieren hacer sentir culpabilidad y autodesprecio.

    Los progres son la quinta columna de los jihadistas.. debemos recuperar nuestras raices cristianas, desenmascarar a los progres que odian Occidente y entonces habremos conseguido mucho en la guerra contra el asqueroso jihadismo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*