¿Por quién bajan las pensiones?

deudai

Impresionante artículo de Hispalibertas que leo en el blog de Las Clases Medias

Nada más llegar jubiló a toda la plana mayor del partido socialista, fichando a un lamentable grupo de ineptos con Caldera a la cabeza. Jubilaciones de oro, por supuesto, como los grandes quemados que envían a sestear en Europa. Cuando hubo que regular el empleo en los astilleros de Izar volvió a aplicar su sistema, el que venga detrás que arree: jubilados a los 52 con 115% del salario bruto durante los 13 años de prejubilación, el 100% después y la antigüedad de esos 13 años, como si hubieran seguido trabajando. Los 4.000 trabajadores de Izar prejubilados no podían ni creérselo. Luego vino lo de RTVE. Había que hacer sitio para que la tele pública externalizara su producción en las empresas del amigacho Roures, Mediapro, así que otros 4.150 trabajadores se jubilaron a los 52 años con el 92 por ciento del sueldo. Alegría, después de mí el diluvio. En Telefónica más de lo mismo, y los grandes bancos repitieron jugada con la sonrisa complacida del presidente autista. Siempre preocupado por las pensiones, en 2006 volvió al ataque con otra reforma, esta vez para asegurar que cualquier político cobrara el resto de su vida la prestación más alta trabajando lo mínimo. Así perpetró los escandalosos privilegios en las pensiones de jubilación y sueldos de políticos.

De pronto, sin previo aviso, le dice a quienes se subieron al andamio con 16 que aguanten un par de años más para jubilarse. ¿Y eso? En el comité federal de su empresa, una de las que tienen de cuota en prácticas afirmó, muy seria, el orgullo de su partido porque ellos crearon la seguridad social en España, y no se refería a los falangistas. Las cuatro viejas glorias pensaron: ¿me pasas el teléfono de tu camello? El que ahora manda en Comisiones Obreras replica tímidamente que el sistema tiene una salud razonable y no justifica cambios (traducción: el sistema, para él, es cojonudo). Nuestro timonel les promete a los sindicalistas afectos un ministerio, una ley para dar más participación institucional a los sindicatos. Vale, ¿pero cómo justificamos esto ante la gente? La luz de la civilización aclara que no estamos hablando de este año ni del que viene…Y entonces, ¿de qué hablamos? ¿De tapar la bajada real de pensiones con una ocurrencia? ¿De engañar a los de fuera con lo que ya nadie se cree dentro? El desastre disimulado con anuncios de humo, pasar la patata caliente a la oposición y preparar a los suyos para que justifiquen la necesidad de una tercera legislatura zascandileando.

Léelo entero: ¿Por quién bajan las pensiones?

La foto es de aquí. Repicadla; es genhial.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*