Cultura católica: Miercoles de ceniza

Voy a empezar una nueva serie sobre cultura católica. La tradicional, no la de los herejes modernistas, por supuesto.

Empezamos con el miércoles de ceniza. Aquí lo tenéis: MIÉRCOLES DE CENIZA: POLVO ERES Y EN POLVO TE CONVERTIRÁS. Unos detalles:

El ayuno es realizar sólo una comida fuerte (completa) al día. Se permite, además, la parvedad en la mañana y la colación en la noche que consiste en un muy ligero alimento (bastante menor al acostumbrado). No debe comerse ningún otro alimento entre comidas. Los líquidos simples o para calmar la sed pueden beberse a cualquier hora (por ejemplo: agua, cerveza, vino, café con poca azúcar, etc.). No deben beberse caldos, leche y otros que fungen como alimento.

Lo de la comida “fuerte” es confuso, quiere decir, una comida normal. Yo diría algo más ligera que lo habitual, porque no tiene sentido atiborrarse para después ayunar. El vino y la cerveza tienen calorías, así que rompen el ayuno, en mi opinión. Las bebidas light no, por lo mismo.

Por cierto, la ceniza se pone dejando caer unos polvos en el pelo, no restregándola contra la frente: A propósito de la ceniza del Miércoles de Ceniza. No lo sabía, tampoco parece que lo sepan los curas, y eso es peor, porque el pasado miércoles de ceniza fui a una misa inglesa y allí nuestro cura hizo un barrillo con el polvo echándole agua. Fui en el metro con la cruz puesta, porque me parece irrespetuoso borrarla. Iba «hecho un Cristo», y nunca mejor dicho.

7 comentarios

  1. Pues por primera vez en mucho tiempo he constatado que vuelve la popularidad del miercoles de ceniza , en la parroquia de San Blás de mi barrio distribuyeron los hilos de San Blas la semana antes (día de San Blas) entre mucho público asistente para ser quemados el miércoles segun marca la tradición.

  2. ESCANDALOSO:

    conservativetimes.org/?p=4647

    (La entrada sólo tiene un párrafo. Merece la pena gastar quince segundos en leerla).

    El Daily Mail acaba de hacer público un documento confidencial que especificaba el plan que debían seguir los «tories» para llevar a cabo los deseos de David Cameron de llenar el partido con mujeres, candidatos homosexuales y «étnicos» (sic).

    El documento de seis páginas recomienda usar «subterfugios» para «acabar» con la imagen actual del partido Tory, que en opinion de los autores es la de un «partido de hombres blancos de clase media». Recomienda explicitamente actuar de forma «furtiva» y «silenciosa» a la hora de introducir más y más feministas, homosexuales y alógenos en las filas del partido para que parezca que todo el proceso ha sido «espontáneo» y fruto de la «mente abierta de los militantes».

    Los autores reconocen que eso hará que los hombres nativos se sientan «marginados» y que, por tanto, habrá que «manejarlos con sensibilidad» para asegurarse de que no se sientan de segunda clase.

    Literal.

    • Desde luego, un ayuno se parece a todos los ayunos en cuanto tal. Sin embargo, la comida «fuerte» no tiene nada que ver con las comilonas nocturnas, además se hacen otras dos comidas «débiles» y se beben líquidos.

      En mi opinión, la comparación con el ramadán no se sostiene, pero cada uno es libre de pensar lo que quiera al respecto.

  3. Me encanta tu sentido de la ironía Augusto. Una comida al día, compuesta de lo que se desee a excepción de unas pequeñas restricciones (verbigracia, la carne en Viernes Santo), pudiendo beber perfectamente lo que a uno le dé la gana (prácticamente) y todo ello *un solo día*, es sin embargo algo «bastante parecido al Ramadán».

    Qué puntazo. De todas formas con la ironía no conviene exagerar. Imagínate si empezamos a hacer bromas con las supersticiones kosher acerca de los animales con pezuñas y las mujeres con regla. O con subirse a los árboles. Lo mismo alguien va y se piensa que estamos hablando en serio, con lo que peligroso que es social, económica, política e incluso fisiológicamente, molestar a un sacrosanto e intocable judío. Imagínate.

    Acabáramos. Impensable…

1 Trackback / Pingback

  1. Demostrado: Las laboristas ingleses abrieron las puertas a la inmigración con el propósito de cambiar | La Yijad en Eurabia

Responder a Ironicus Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*