Pánico creciente por la inseguridad en Europa tras los continuos atentados islámicos

El último episodio sucedió en la Semana Santa sevillana y nos toca de lleno a los españoles y los católicos. Mahometanos y perroflautas crearon una estampida de pánico en repetidas ocasiones durante la Madrugá sevillana. Despiertainfo presenta una excelente recopilación de los hechos. Llama la atención esto:

El primero de los incidentes tuvo lugar sobre las 3.30 horas en la calle Reyes Católicos. Fue detenido un musulmán de origen senegalés tras provocar el pánico al grito de “Alá es grande”, lo que derivó en estampidas hacia el Paseo Colón y las calles anexas. El sospechoso está acusado de un delito de desobediencia a la autoridad y tiene numerosos antecedentes por delitos comunes.

En la calle de los Reyes Católicos, para más inri.

El ambiente estaba caldeado tras el atentado al autobús del Borusia Dortmund, cuya autoría no está aún confirmada pero que tiene todas las trazas de los perpetrados por los seguidores de Mahoma. La foto que encabeza esta entrada muestra una pancarta de “Refugees Welcome”, de tiempo atrás. Síganlo intentando, cretinos.

Este atentado se produjo a su vez tras el de Estocolmo, en el que un mahometano al volante de una camioneta se lanzó contra una calle transitada por infieles. Se trataba de un uzbeco que, sobre el papel, había sido expulsado del país hacía años, pero que seguía campando por su respetos. Las reacciones no han podido ser más patéticas: El NYT puso el protagonismo en el camión y el mayor periódico sueco dejó que en sus páginas una sueca muy progre y feminista fantaseara con la prohibición del tráfico a los hombresLa policía sueca ha reforzado la vigilancia de los “supremacistas blancos”. Curiosamente, entre los muertos figura una belga muy dedicada a promover la invasión migratoria.

Como no hay mal que por bien no venga, parece que la derecha patriota sueca verá aumentar sus votantes e influencia. Les deseamos buena suerte.

Be Sociable, Share!

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*