La culpa no es de los menas, sino de quien les pone piso, paga y da patente de corso para violar españolas

Tenemos que aceptar que el número de crímenes de los inmigrantes jóvenes sea especialmente alto

En Madrid:

La Policía denuncia que está desbordada por el nuevo centro de ‘menas’ de la Casa de Campo

En Barcelona:

Detenidos dos menores bajo tutela de la Generalitat por violar a una mujer en Canet

Detenido un menor bajo tutela de la Generalitat por intentar violar a una menor en El Masnou

En Bilbao:

La delincuencia juvenil estremece a Bilbao

La mafia de los niños de Bilbao que mata, viola y apalea

Son solo muestras de los que están haciendo esto menores a los que se da alojamiento, alimentación completa (halal, claro está), dinero de bolsillo y se les excusa de todos los delitos, incluidos los de violación, a los que muestran una curiosa inclinación.

Y sin embargo, para algunos son víctimas:

En una tertulia política que tuvo lugar en el programa ‘El mon’ de RAC1, Antonio Baños, ex diputado de la CUP, no dudó en calificar de «víctimas» a los menas magrebíes que solamente han recibido una condena de tres meses de internamiento.

«Aquí todo el mundo es víctima. Los menas son víctimas. Si estuvieran en su casa, escolarizados, no delinquirían»,  dijo Antonio Baños sin inmutarse. «Si han de cruzar el mar, si son expulsados de su hogar, si han de vivir solos toda su adolescencia, ya son víctimas. Son víctimas que agreden a otra victima que es una victima contingente. La chica agredida es una víctima contingente pero no debe haber un duelo de víctimas…».

Incluso más, no solo son víctimas, sino que es nuestra culpa: La Generalitat exculpa a los menas. “Ha pasado lo que ha pasado cuando no trabajamos lo suficiente para una sociedad libre de agresiones machistas”

¿Qué pensarán sus padres cuando sepan eso? “Los “cristianos” deben de estar locos”

 

Be Sociable, Share!

1 Comment

  1. Como comentas en otro artículo el problema no son los menas ni los invasores en general, sino los que los han traído y los excusan de todo, es decir la antiespaña y eso quiere decir tu familiar, tu vecino, tu amigo, tu compañero de trabajo. Está claro que lo de la reconciliación, la tolerancia, la convivencia, etc… no ha funcionado, sino solo para ellos. La única opción que tenemos es plantarles cara y debemos empezar: 1º, unirnos y organizarnos; 2º, dejar de considerar a la antiespaña, y eso quiere decir a los correspondientes familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, como amigos y hermanos, pues no lo son, nos están destruyendo a nosotros, a lo que amamos y todo lo bueno que aun queda. Ellos lo tuvieron siempre claro, la guerra no acabó, tan solo la siguieron haciendo de otro modo, y nosotros caímos como idiotas en la trampa del 78. Siempre nos vieron como enemigos, ellos no se creyeron el cuento de la “reconciliación”, nosotros sí, y ha llegado el momento de espabilar. Estamos en guerra, la antiespaña y todo antiespañol es nuestro enemigo, y o acabamos con ellos o ellos acabarán con nosotros (y no estoy hablando de generar ningún conflicto bélico, no al menos necesariamente).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*