Acta de la sesión de la Diputación Permanente de las Cortes del día 15 de julio de 1936, tras el asesinato de Calvo Sotelo

Como todos los 18 de julio, recordemos a los españoles que se alzaron contra la tiranía roja que quería destruir la España tradicional!

* * * * *

Acabo de leer el acta de la sesión de la Diputación Permanente de las Cortes del día 15 de julio de 1936, cuya orden del día era la prorroga, otro mas más (lo llevaban haciendo desde que ganaron las elecciones), del estado de alarma, que suspendía las garantías constitucionales y servía entre otras cosas para aplicar la censura a los periódicos derechistas.

Acababan de asesinar a Calvo Sotelo, y la empieza con el debate sobre el suceso y el cruce de acusaciones entre unos y otros.

Antes que nada, sorprende lo bien que se expresan. No sé hasta qué punto el acta es una trascripción literal, pero me lo parece. Nada que ver con la ramplonería actual. Estos tenían una muy buena instrucción. A mi me resulta imposible hablar así, porque hay que tener las ideas muy claras en la cabeza y una fluidez oratoria excepcional. Desde luego, por eso estaban ahí, eran los cabezas de partido. Todos hombres, por supuesto.

Llama la atención la firmeza y combatividad de Gil Robles. Sin embargo, conocidos los sucesos de la época el tipo resulta patético, porque de alguna manera está pidiendo a la izquierdas que le perdonen la vida política como “derechista moderado” cuando a aquellas alturas no había solución y tenía que saber que las izquierdas iban a destruir a la derecha y que nunca les dejarían gobernar, y se lo dejaron bien claro.

La página siete es clave. Gil Robles tiene unas frases de comprensión por la radicalización de la derecha (“Es un movimiento de sana y santa rebeldía…”) Pero después dice: “Así como vosotros estáis total y absolutamente rebasados, el Gobierno y los elementos directivos, por las masas obreras, que ya no controláis, así nosotros estamos ya totalmente desbordados por un sentido de violencia…”

Comparando la agresión destructiva con la defensa… como si el Gobierno no dependiera de los partidos que controlaban a las “masas obreras”. Fariseo.

El tipo cogió el coche y salió de Madrid pitando. Otros derechistas no tuvieron tanta suerte.

Está aquí: http://www.congreso.es/est_sesiones/. En las sesiones de la Diputación Permanente, Legislatura 1936. 15-07-1936. (de 1 a 28).

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*