Impresiones de mi paso por España

Tras mi viaje veraniego por las Españas quiero participaros mis impresiones.

Para empezar, me sorprendió que apenas hacía calor en Madrid. Era verano, pero se aguantaba bastante bien. La locura del calentamiento global creo que se está deshinchando con el aumento de los escépticos.

Comprobé que mi blog sigue estando censurado en el CAPI de la Comunidad de Madrid. Las derechas tienen un sentido especial para despreciar a sus simpatizantes. Después pasa lo que pasa.

En el viaje al pueblo, de 400 kilómetros, pude comprobar que se han instalado tres parques solares. No sé si captarán mucha energía solar, pero subvenciones estoy seguro de que lo han hecho ya.

Y llegamos al destino. La despoblación continúa. Los pueblos no han estado nunca mejor cuidados y con mejores infraestructuras, pero la mitad de las casas están cerradas y abren solo un mes de verano, cuando vienen los hijos del pueblo que trabajan ahora en Bilbao o Barcelona. Con bastante pocos nietos, todo hay que decirlo. Hay también muchas en venta, porque lo que el precio de una casa –muchas veces en buenas condiciones- se aproxima a nada. Las discotecas están cerradas: no hay jóvenes, simplemente.

Relacionada con esa despoblación humana, se repueblan los montes de matojos, pinos, encinas, incluso robles. Los ecologistas deben de estar muy contentos.

De política no hablo, porque no es solo que zETAp gobierne desastrosamente mal, es que la oposición no va a cambiar nada.

3 comentarios

  1. Sobre lo del calentamiento global, creo que no lo has entendido bien: el calentamiento global no significa que en todos los lugares del mundo suba la temperatura todos los días del año, en realidad lo que sube es la temperatura media de la tierra. Pero este calentamiento podría provocar cambios bruscos en los climas de la tierra, como la magnitud y frecuencia de los huracanes, el deshielos de los polos o inestabilidad meteorológica. Quizás lo irregular del tiempo en el último año sea causa del calentamiento global.
    Si no quieres entenderlo no lo entenderás nunca, pero eso no es ser escéptico.

    Lo del los filtros de internet debes agradecérselo al Opus Dei, pues de ellos dependen los filtros que utiliza la Comunidad de Madrid.

    La energía solar está subvencionada, para promover su implantación, tampoco debe extrañarte, porque ya te decía el otro día que todas las energías están subvencionadas y de echo la nuclear, que defiendes con tanto ardor, a sido de las que más en el siglo XX. De todas formas a mi me parecería más coherente promover que instale paneles solares allí donde se consuma la energía (viviendas, empresas, etc) y no se incentive a estas grandes empresas creando parques solares.

    La despoblación de los entornos rurales se lleva dando unas cuantas décadas, espero que no te hayas enterado ahora. Y los grupos ecologistas no dan abasto.

    Por desgracia, el respeto por la naturaleza va de mal en peor.

  2. Sobre la falta de libertad que implica prohibir determinadas ideas –sin considerar si lo prohibido es o no detestable– hay que decir
    que lo que pasa en Corea del Norte, en Cuba, etc
    podriá llegar a ser realidad en Europa…. Los europeos que tan satisfechos parecen de que se prohiban las ideas «racistas», «violentas», «intolerantes», «xenófobas», «islamofóbicas», «homofóbicas» , etc (cada día la lista crece pero curiosamente no incluye «cristofobia», «eurofobia», «albofobia»,
    «etnomasoquismo»»etc ) pronto comprobarán que su
    margen de libertad se va estrechando. Alguien dijo que la libertad no es divisible, de modo que si se prohiben las ideas contrarias a las nuestras, nuestra
    propia libertad se resiente y deaparece. Si se impide
    hablar a quienes denuncian graves peligros que amenazan a Europa (inmigración no deseada, islamismo, etc)… la libertad que queda es inútil y acaba pereciendo. En suma: En nombre de la «solidaridad inter-racial o intercultural» se puede
    implantar una feroz dictadura del pensamiento.También se puede herir mortalmente a la libertad con el pretexto de defender la libertad.
    Es conocido el dicho decimonónico de «Viva la libertad y muera quien no piense como yo»

  3. Contestando a segismundo:

    Yo creo que a menudo se acude emplea la palabra libertad para justificar abusos contra otras personas. No se me ocurre mejor ejemplo que las declaraciones de Aznar pidiendo el bombardeo del Líbano por la OTAN en nombre de la libertad y la prosperidad.

    Todas las personas tienen libertad de pensar lo que quieran, pero si esas ideas van contra la dignidad o la libertad de otras personas, promover o llevar a cabo esas ideas no es legítimo.

    Querer conservar la identidad de Europa, por decirlo de algún modo, puede ser legítimo, pero marginar o discriminar a otras personas en base a la defensa de esa identidad no es legítimo.

Responder a Antonimo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*