15 Comments

  1. Su echa de menos su claridad intelectual y su estilo ácido, que lo único que intentaba era meter un poco de sentido en las «seseras» europeas. He tenido el placer de disfrutar de varios de sus libros y alguno de sus artículos, y lo único que se puede decir es : Ole!
    Una MUJER con un par….ya quisiéramos poder tener a gente de su calibre como políticos, y no la casta apoltronada que sufrimos y sufragamos.
    Que no decaiga su voz.

  2. ¿Solo decía sandeces?
    Una gran periodista que entrevisto a todos los personajes importantes de la época.
    Cuando no se tienen argumentos todo vale, las descalificaciones es la salida habitual de los progresistas, por suerte vuestras palabras son basura, ya no coaccionan a nadie.
    ¿Por qué no te lees el Libro Negro del Socialismo que no es ningún planfeto?

  3. Sr Yassir Wagner, vd si que dice falacias y sandeces. Y el hecho de que las suelte, es todo un síntoma de lo acertado de Oriana y su mensaje, y sobre todo, de que no se la olvida.

    La regresía cavernícola y los islamistas recuerdan muy bien a quienes ideologicamente les machacó sin contemplaciones.

  4. Pues no lo he leido, miro a ver si puedo descargarlo sino lo pedire. gracias monmar

    El dia que la gente empiece a organizarse y tal, tenemos media faena hecha. No es necesario ingeniar panfletos ni textos de ningun tipo, solo recopilar textos de esta señora, entre otros criticos.

  5. Supongo que tras el 11S, y la preparación de la guerra en oriente medio, el pentágono quería preparar el camino y no se le ocurrió mejor forma que comprar periodistas y políticos en los países donde estaban perdiendo popularidad. Como los nuevos enemigos eran países árabes, tenían que alentar la islamofobia.

    http://www.elmundo.es/papel/2002/12/17/opinion/1295752.html

    El caso más evidente fue el reclutamiento de un servicial José María Aznar, pero seguro que no les vino mal que una periodista en el ocaso de su carrera dispuesta a ser instrumento de su propaganda.
    EEUU tiene muchos más mercenarios que los que combaten en Irak.

  6. No hay que argumentar que el cielo es azul, se parte de ello, se podrían argumentar las causas, pero no el hecho.
    Oriana no ha sido olvidada, como este post demuestra, las que tu llamas falacias lo son tanto como el color del cielo y la humedad del mar.
    Administra Vd. su razón como su patrimonio el músico (que su nic evoca) y compone con la gracia del terrorista-estafador que los suyos endiosaron -(para creer en un sólo Dios tienen demasiados ídolos ¿no?) .
    Qué ridículos son cuando pretender hablar por sí mismos olvidando que todo conocimiento está en esos textos bastardos. (al menos eso pregonan con insistencia insufrible)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*