El doble rasero de Sony: respeta el Islam y arremete contra la Iglesia

Hay que pasar del Hazte Oír al Hazte Temer:

Sony, el grupo que lanzó la película anticatólica «El Código Da Vinci» en el año 2006, ha retirado ahora miles de copias -entre 500.000 y un millón- del que tenía que ser un videojuego estrella de esta Navidad («Little Big Planet») porque aparecen fragmentos del Corán en una de las canciones de su banda sonora, y ha retrasado su lanzamiento para vender nuevas copias que no contengan esa melodía.

Tras la alerta, en un foro, de un musulmán que descubrió los versículos en la canción mientras jugaba con una versión beta del juego, la empresa productora de «Little Big Planet» avisó a la multinacional japonesa y propuso incorporar un parche en el juego, pero Sony prefirió retirar el título, destruir las miles de copias que incluían la canción con fragmentos del libro sagrado y lanzar el producto cuando estén listas las nuevas copias sin la canción.

Una medida preventiva que dista mucho de la actitud de Sony con la Iglesia católica tras el lanzamiento de otro videojuego, el año pasado, que incluía escenas violentas en el interior de la catedral de Manchester. En aquella ocasión, Sony se disculpó, pero no rectificó el contenido del juego.   Dos años atrás, Sony Pictures mantuvo, en la película «El Código Da Vinci», las escenas falsas, injustas y ofensivas para los cristianos, de la novela de Dan Brown en las que se basa el film, a pesar de las numerosas críticas de cristianos de distintas confesiones, judíos, musulmanes y otros ciudadanos que alzaron su voz sin éxito para pedir respeto.

En realidad preferiríamos Hazte Amar, pero como no puede ser… De El Príncipe, sí somos tradicionalistas -más cada día- pero viajados y leídos

Be Sociable, Share!

3 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*