Contra la estafa piramidal de la Seguridad social recomiendo la milenaria sabiduría bíblica del salmo 126: El salario que da Dios son los hijos…

Aquí nos muestran y demuestran que el régimen de reparto de la Seguridad Social es una estafa piramidal (Estafas piramidales):

The first person to receive monthly retirement check was Ida May Fuller of Ludlow, Virginia. Ida retired in November 1939 at the age of 65 and started collecting her checks in January 1940. She lived to be 100 years old, and during her lifetime, she collected $22,888.92 in Social Security benefits. Ida put in a total of $24.75 into the system, thus giving a return of over 90,000%!

Os lo resumo. Una persona que se jubiló en 1940 a los 65 años, había cotizado 24 euros y cobró más de 22,000 de pensión hasta morirse a los 100 años…

Por si no os convence: Ya hay borrador de reforma: Las pensiones de jubilación bajarán un 30%. En este asunto de tanta importancia, como en el más vital aún de las puertas abiertas a la inmigración, la derecha y la izquierda acaban siempre poniéndose de acuerdo.

Mi recomendación es que acudáis a la milenaria sabiduría bíblica. Leed por ejemplo a las sanas advertencias del salmo 126

La herencia que da el Señor son los hijos;
su salario, el fruto del vientre:
son saetas en mano de un guerrero
los hijos de la juventud.

Dichoso el hombre que llena
con ellas su aljaba:
no quedará derrotado cuando litigue
con su adversario en la plaza.

Avisados estáis.

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. Algunas moscas mueren en dos o tres días y con frecuencia se las oye decir “ojalá hubiese sabido el lunes lo que sé ahora.” A la mosca de fin de siglo se le viene diciendo que la SS es un “derecho” cuando no es así, es un impuesto para viejos, pachuchos e incapaces instaurado por el régimen anterior a beneficio de generaciones que posiblemente lo merecían.

    El problema de tu vejez es tuyo y sólo tuyo, nene.

  2. “Herencia de Jerhová sonb los hijos cosa de estima el fruto del vientre.
    Como saetas en manos del valiente, así son los hijos tenidos en la juventud.
    ¡Bienaventurado el hombre que llenó de aljaba de ellos!
    No será avergonzado cuando hable con los enemigos en la puerta.”

    Pues sí, esto es verdad. Y en los tiempos que nos esperan, pues todavía más verdad….. palabra por palabra.

  3. Perdón por la primera frase del post anterior, se me metió una “b” y me faltó una coma.

    Yo no espero paga de la seguridad social. Tengo hijos y Dios mediante, ellos mirarán por mí.

    Pero el razonamiento decadente moderno es el siguente (que ya me ha pasado) : “¿Y tú quieres depender de tus hijos?¿Y si ellos pasan de tí y no quieren saber nada de tu vida?

    Mi respuesta: Es para mi un orgullo ser la madre de hombres fuertes y generosos, buenos hijos y padres de familia. ¡Claro que quiero depender de alguien así!
    Y si mis hijos no quisieran, una vez adultos, saber nada de su vieja madre, entonces lo mejor es morirse cuanto antes, porque mi vida habrá sido un fracaso desde el inicio hasta el fin.

  4. > Mi respuesta: Es para mi un orgullo ser la madre de hombres fuertes y generosos, buenos hijos y padres de familia. ¡Claro que quiero depender de alguien así!

    Joana, me emociono cuando hablas así. No te dejarán sola.

Responder a Joana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*