Gijón: Misa con versos del Corán, consagración con pan y vino, dátiles y leche.

Se trataba de celebrar la fiesta de San José en un «centro de acogida» con 20 musulmanes:

Biblia y Corán, y vino con dátiles. El Hogar de San José quiso festejar ayer a su patrón con un acto de culto interreligioso, cristiano y musulmán, con la intención de integrar también en la celebración a la más de una veintena de residentes del centro que profesan el Islam. Constantino Viñuela, director de la fundación, explicó que éste es el tercer año en el que las fiestas de San José se reciben con una ceremonia de estas características. «Lo hacemos desde que empezamos a recibir un número importante de chavales musulmanes, principalmente marroquíes y subsaharianos».
Hoy el hogar da cobijo a 25 jóvenes de religión islámica, procedentes de lugares como Marruecos, Senegal, Ghana y Guinea. «Queremos respetar su derecho a mantener su identidad religiosa», explica el padre jesuita, que considera que «nosotros también aprendemos de sus ritos y sus costumbres».
En la ceremonia Viñuela trató de conciliar las partes de la celebración que coinciden en ambos cultos, pese a que cada religión utiliza diferentes ritos para expresarlos. La acción de gracias se combinó con la’Fatiha’ -la principal de las oraciones en el Islam-, la petición de perdón con las ‘duhas’ -súplicas musulmanas- y se intercalaron lecturas, en castellano y árabe, del Evangelio y el Corán. Al llegar la Eucaristía, a la ofrenda del vino y el pan se sumó otra de dátiles y leche -«el alimento del profeta»-, que se compartió con los asistentes musulmanes mientras los católicos comulgaban. Los jóvenes hicieron ofrenda además de un globo terráqueo «que simboliza la unión y la diversidad de las personas».
Pero Constantino Viñuela no estuvo dirigiendo el acto solo. Le asistieron, dando paso a los sucesivos ritos islámicos y realizando las lecturas de las suras del Corán, Moncef Beccour, marroquí de 18 años, y Hamady Bah, guineano de 17, ambos residentes del Hogar de San José. Para ambos era su primera vez al frente de una ceremonia religiosa, «y estábamos un poco nerviosos al principio», apuntaba Moncef -«mejor que de Marruecos, pon que soy de Tánger», pedía sonriendo-. Este joven, que entró en España oculto en los bajos de un camión, lleva año y medio con la fundación y desde el principio se mostró entusiasmado con la propuesta del padre jesuita para realizar esta ceremonia, a la que acudió de riguroso blanco: «no es obligatorio, pero sí que las ropas estén limpias». Cuando acabó la ceremonia, a sus compañeros les faltaban manos para felicitarles por una celebración al gusto de todos. Después, la fiesta se trasladó a la mesa con una espicha de confraternización en la que no faltaron alimentos tradicionales árabes.
Esto es irregular desde el punto de vista litúrgico.

10 Comentarios

  1. joder , cada vez estoy mas en contra de la iglesia, creo en dios pero no creo en estas memeces, bueno y los imanes que opinan de esto? no pediran la cabeza de los curas por intentar corromper a los jovenes fieles? y otra cosa, dice que son 20 musulmanes , pero hay algun chaval cristiano? no sera que realmente todo los chaveles que tienen son musulmanes y antenido que integrarse ellos?

  2. La Iglesia está cada vez peor, sobre todo a nivel clerical. En las últimas décadas se ha visto un proceso de desbarre sin parangón en la historia.

    Por otra parte no me extraña fraternidad islamo-cristiana, dado que no olvidemos comparte la creencia en las fábulas indo-iranias que sustentan sus respectivos credos.

    Sólo la Razón salvará a Europa.

  3. Lo mejor de todo es eso de «una celebración al gusto de todos».
    Patético. Suicida.
    ¿Este individuo no sabe lo que pasó con la iglesia de Laodicea? ¿Y a la de Tiatira? ¿No se ha leído el Apocalipsis? O peor aún: ¿no lo ha creído?
    Bueno, igual no ha leído nada de nada, hay que entenderlo. Estaría preparando una «fiesta al gusto de todos», acomodando y «conciliando».
    Creo que debería este jesuita de haberse dedicado a barman o a otra cosa que me callo, pero que tiene que ver con complacer a todos.

  4. nacho Mar 28th, 2009 at 11:48 EDT

    No, no tienen derecho. No tienen ningún derecho según mi criterio. Se están aprovechando de un curita progre y profundamente estúpido.
    Y tú, sucia rata, no te atreverías a decir «Putos cristianos» y «mierda de misas», delante de mí. Seguro que no te atreverías, asqueroso.
    Eres cobarde, una bazofia inmunda. ¿Ah que no te atreves a ir a Afganistán y decir «putos musulmanes»?
    Rata.

  5. nacho que seguro que luego vas de tolerante y democrata, solo hay que ver lo que opinas de aquello que no te gusta y lo tildas de puta.
    Lo primero si eres ateo te dara igual lo que opinemos los cristianos , asi que respeto, o te gustaria que diga puto ateo, a que no te gusta? pues respeto .
    Y lo segundo es que como cristiano no practicante me rebelo contra este buen rollismo que se ha instalado en la iglesia, son unos hippis-cumballa-señor, buen rollismo y poniendo la otra mejilla siempre, pero dios no ayuda a quien no se ayuda a si mismo. de esta forma europa esta abocada al suicidio.
    el islamismo no se puede equiparar al cristianismo de la misma forma que el comunismo con la democracia
    AMDG siempre los jesuitas dando por saco … que se monten un cisma o que dejen de ser tan ingenuos y capullos.
    Habra que decir a la Iglesia que mande los misioneros de vuelta a europa, que total aqui tambien hay negritos y moritos que evangelizar ( por cierto nacho el cristianismo evangeliza con la fuerza de la palabra no con la invasion a golpe de cimitarra como los jihaydistas )

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*