6 Comments

  1. cuando se instauro por la primera crisis del petroleo tubo su razon, ahora es solo ahorrarse pasta sin preocuparse de los trastornos en la gente, almenos tienen el detalle de hacerlo en fin de semana

  2. Al margen de la propaganda rusa, yo es que no me creo que se ahorre tanto dinero con este cambio. De lo que no dudo es que al cuerpo no le sienta demasiado bien esta historia.

    Quien sabe, lo mismo es un invento de esos ecolojetas, de los que usan para eliminar cuantas mas poblacion mejor: como con la prohibicion del DDT ayudando a la malaria, energias renovables, etc, etc.

  3. ¡Odio el cambio de hora!!!
    Lo odio, lo detesto y me estoy quejando desde ayer. Hoy me levanté hecha polvo….
    A ver cuándo dejan esta tontería, ¿es que nos quieren matar a todos?
    Al fin y al cabo, el presunto ahorro de energía es mentira. Si por la tarde enciendes las luces después, ¡por la mañana las tienes que encender antes!!
    Nos toman por tontos.

  4. Yo me adapto bastante bien al cambio de hora, la verdad es que prefiero el horario de verano (no hay que olvidar que el de invierno es el que nos corresponde en realidad). En verano me levanto a las siete de la mañana, nunca antes; así que le saco mucho mas rendimiento al día si anochece mas tarde.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*