Iskander no da abasto en su alberge para indigentes españoles y necesita ayuda

Por favor, colaborad y decídselo a vuestros amigos y familiares (Ayudar con obras):

Estamos buscando una nave mayor, una nave no muy alejada del transporte público, bien cerrada, segura y que se pueda hacer de dormitorio semi-colectivo. Donde podamos hacer obra de baños y duchas y ya sería lo más donde se pudiera instalar una cocina. Y claro, barata. Más difícil no lo podemos poner pero es necesario y muy urgente.

Igualmente necesitamos voluntarios que puedan sustituir a los que a diarios salen porque una cosa es ayudar y otra depender de esta obra.

Poco a poco y ojalá dentro de nada deba escribir un post diciendo que ya cerramos el local porque no hay españoles necesitados. Soñar es gratis.

Iskander es uno de los pocos blogueros que yo conozco que ademas de escribir, actúa.

Be Sociable, Share!

10 Comments

  1. Tú también lo haces, no te calles que trabajas ayudando. A veces la modestia no debe ser admitida para que el ejemplo cunda. Por cierto muchas gracias por tu reciente ayuda en el albergue.
    Y aprovechando…..ehhhhhhhh, ¿un localito por favorrr????????

  2. Escribir es actuar. Si se hace con estrategia, buscando la máxima difusión, creando redes, despertando la conciencia de la situación, etc. es actuar. Eso se llama metapolítica y propaganda. Es el principio de todo. Como decía el bastardo de Lenin: «sin teoría revolucionaria no hay revolución».

    Ars Longa, Vita Brevis. Nadie puede llegar a todo. Mira como hemos terminado algunos…

    🙂

  3. Sí Dante, no es que solo admitamos españoles que así dichop suena separatista y clasista, sino que damos preferencia absoluta y total a los españoles y tenemos las plazas muy limitadas.
    Te puede parecer una forma de adornar el tema, pero así funciona. No podemos consentir dar ayudas cuando los nuestros las necesitan antes. Si supieras la cantidad de españoles que son rechazados en comedores sociales y albergues por falta de plazas y estos están saturados de inmigrantes lo entenderías.
    Por esta razón no admitimos ayudas de organizaciones mafiosas e impositorias como Caritas(sin acento) y la media luna roja ( que de cruz le queda muy poco).
    Te dejo una indicación de admisión, dos valores que dan el 80% de los puntos: ser español de origen(pero no de los orígenes raritos, sino generacional) y ser cristiano. Luego se valora el nº de familiares, el tiempo, las posibilidades. Que tampoco hay mucho que valorar por el espacio, pero es así y así seguirá.

  4. Iskander, te mereces (y tienes) todo mi respeto. Lamento profundamente no poder ayudarte. Sabes que no vivo en España y además, mis recursos son bastante limitados, yo no trabajo y mi marido nos mantiene a todos, a la antigua usanza. Hemos decidido eso porque es necesario que yo eduque a mis hijos en los valores de siempre, y para eso tengo que estar, no puedo andar por ahí.
    Pero me gustaría poder ayudar, de verdad que sí. Si viviera en Madrid, al menos con mi trabajo podías contar.
    Un saludo y ánimo.

  5. Dante, existen organizaciones dedicadas a los enfermos de cáncer, que evidentemente no se dedican a los de lepra.Y viceversa.

    Existen organizaciones dedicadas al apadrinamiento de niños. Evidentemente no apadrinan adultos.

    Existen grupos que se consagran a las mujeres. Si eres hombre no formas parte de su trabajo. Por mucho que lo puedas necesitar.

    Existen infinidad de grupos de presión inmigracionista (máquinas de recibir subvenciones) divididos por nacionalidades: rumanos, ecuatorianos, marroquíes… No esperes su ayuda en esta vida.

    Si te acercas a una mezquita a recibir caridad de los musulmanes lo mejor que te puede ocurrir es que te ridiculicen, lo peor que te den una paliza.

    Discriminar significa simplemente «elegir». Lo hacemos a cada segundo. Discriminas lo que vas a comer hoy de entre las opciones del menú. Discriminas lo que lees o lo que votas. Discriminas con quién te vas a casar. La mitad de la filosofía del Existencialismo se basa en ese hecho. Que la palabra «discriminación» tenga inmediatas connotaciones negativas es una consecuencia de la magnífica labor de ingeniería cultural de la izquierda. Una campaña a la que hasta la RAE se ha rendido con la famosa debilidad que lleva demostrando las últimas décadas.

    En España (leáse «en todo Occidente») cualquier extranjero, indiferentemente de su posible ilegalidad (condición de la que se sale tan fácilmente como todos sabemos) tiene acceso a la sanidad de urgencia. Sus hijos tienen acceso a toda sanidad y a la educación pública. Usa de tus transportes públicos, los cuales no sostiene ni aunque pague el billete (¡ja!), porque se sostienen en su mayor parte con impuestos. Si es legal Esperanza Aguirre le regala (con tu dinero) cursos de formación por valor de 7900 millones de euros y le exime de impuestos en su negocio durante cinco años. Toda organización «caritativa», ya sea religiosa o no, ya sea verdaderamente caritativa o política, le prestará su ayuda. Y adivina quién tiene preferencia, si tú o él. Si tus hijos o los suyos. Incluido, sí, el musulmán que se acerca a Cáritas.

    Las bolsas de alimentos las utilizan sin auténtica necesidad para que la comida les salga gratis. Me consta. Con una desvergüenza infinita. Los servicios sociales les buscan alquileres especiales por delante de ti. Las guarderías públicas les dan más puntos, y Zapatero y las taifas autónomas transfieren hasta 2500 euros de tus impuestos directamente a su bolsillo por cada nuevo bebé ancla con el que colonizan tu país. De paso reducen las posibilidades de que tu tengas los tuyos propios.

    Podría seguir así una docena de párrafos más, pero como creo que captarás la idea no te cansaré.

    Así que sí, al igual que las organizaciones judías se encargan de los judíos, las musulmanas de los musulmanes, las africanas de los africanos, y las «españolas» de todos los anteriores, los españolitos de la calle que estamos asediados en absolutamente todos los frentes (por banqueros, grandes capitalistas, izquierda activista, extranjeros, etc.) tenemos que reservarnos para nuestros hermanos, que dado lo «dificilísimo» que es conseguir que te regalen la ciudadanía, son los españoles étnicos de pura cepa y sólo ellos. Lo demás, filfa y mentiras. Bastante se financia con nuestros impuestos nuestra propia colonización como para que la poca capacidad de caridad privada que nos queda se la dediquemos a nuestros colonizadores. Lo siento, pero no. Nunca máis.

    P.D.: aprovecho para dar un toquecito por si por un auténtico milagro algún jerarca de la Iglesia leyese este comentario. De seguir la Iglesia Anticatólica por el camino que lleva, este habrá sido el último año que le daré mi dinero.

  6. Esta claro que la única ayuda que recibirán los necesitados españoles será la que provenga de iniciativas como la de Iskander, al cual hay que felicitar y ayudar quien pueda.

    Todos los recursos públicos para necesitados se pierden en alimentar a inmigrantes, que no tendrían e estar aquí, o en subvencionar a lobbies inmigracionistas, especializados en facilitar la invasión de nuestra nación y en dar impunidad a la inmigración ilegal, a la vez que en atacar y discriminar al nativo español.

    A eso que hacen el gobierno y los colaboracionistas se le llama discriminación positiva, que no es sino una forma de discriminación con buena conciencia contra el español.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*