Veto a los árboles de Navidad para no ofender a los musulmanes

Nueva bajada de pantalones por parte de los europeos ante el amo musulmán, no vaya a ser que se ofenda. Hasta el guarda forestal se acojona.

El Ministerio danés de Asuntos Exteriores, sin embargo, le ha dicho que de ninguna de las maneras, que se corre el riesgo de ofender a los musulmanes, o expresado de un modo más diplomático: “A quienes no comparten los valores que representan los árboles”.

“Debemos recordar que se trata de una conferencia en zona ONU, y ahí no debe haber símbolos navideños porque se desea ofrecer una imagen de total neutralidad», ha explicado Sven Olling, portavoz del Ministerio. «La ONU nos ha indicado que estos árboles no forman parte de la decoración habitual, de modo que obramos en consecuencia”.

El problema se debe a la susceptibilidad musulmana. Los árboles violan esa neutralidad que la ONU debe mantener a toda costa. Al parecer, su sola visión puede suponer un grave insulto, más aún teniendo en cuenta que la cumbre se celebra en plena resaca del referéndum suizo sobre los minaretes y que Dinamarca fue el país donde se gestó la madre de todas las ofensas, las viñetas de Mahoma publicadas en 2005 por el diario Jyllands-Posten.

El guarda forestal Thomsen se lo ha tomado con deportividad: “En tiempos de paz me habría molestado mucho, pero dada la situación actual en el mundo entiendo que exista temor a que los árboles de Navidad puedan provocar a los huéspedes musulmanes”.

Menos conciliador se ha mostrado el Partido Popular Danés (DF), aliado parlamentario del Gobierno liberal-conservador caracterizado especialmente por su aversión a todo lo que huela a concesión al Islam. “Es grotesco que se rechace un bosque de abetos que podría ser un hermoso símbolo de nuestra cultura y del país que al fin y al cabo acoge la cumbre”, ha dicho Peter Skaarup, vicepresidente del DF. “Parece que la ONU ha alquilado Dinamarca como si fuese un local de reuniones cualquiera sin importarle en absoluto quién es el anfitrión”.

Be Sociable, Share!

8 Comments

  1. Las sociedades “multiculturales” acabarán dando paso en una segunda fase a una islamización en toda regla , la multiculturalidad no es más que una aculturación previa y necesária para da ese segundo y definitivo paso.

    r

  2. De tanta tontería se vuelven idiotas ellos mismos. Están prohibiendo una tradición más pagana que cristiana, pero bueno, allá ellos. ¿Prohibirán al señor gordo colorado con nariz de borracho? ( y no hablo de Ernesto de Hannover)

  3. > «La ONU nos ha indicado que estos árboles no forman parte de la decoración habitual, de modo que obramos en consecuencia”.

    Menudo argumento. La ONU ordena y manda en Dinamarca.

    Y nótese que creo que se trata en realidad de poner abetos, no árboles de Navidad…

  4. La culpa no es del chancho (los musulmanes), si no quien les rasca el lomo (los gobiernos europeos que les conceden cosas – para que no se ofendan-), porque no ponen la media luna y la estrella en las banderas, en las escuelas, instalamos la sharia, y asi no se sienten mas ofendidos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*