Terroristas salafistas buscaron explosivos en Granada para volar un Corte Inglés en Madrid

Terroristas salafistas buscaron explosivos en Granada para volar un Corte Inglés en Madrid

Me lo han pasado por Facebook,

mientras continuamos discutiendo si son galgos o podencos, si son musulmanes o islamoterroristas, o si tienen tratos con unos o con otros, estos van a lo suyo. Los que ponen bombas solo necesitan tener suerte una vez, pero las fuerzas policiales, siempre.

El eje Alicante-Almería-Granada es una de las principales bases logísticas y de reclutamiento de Al Qaida. Así ha quedado plasmado en un documento oficial de la Audiencia Nacional al que ha tenido acceso IDEAL: el escrito de acusación contra la supuesta célula del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) desarticulada por la Guardia Civil hace poco más de cuatro años.

La acusación pública cree que este supuesto grupo de terroristas tenía el objetivo de «conseguir materiales para la fabricación de artefactos explosivos con los que cometer atentados en el futuro». En concreto, sospecha que pretendían volar el Corte Inglés de la calle Princesa en Madrid. La fiscal se basa en las declaraciones de un testigo protegido de la investigación, identificado como A-1 en el sumario y domiciliado en Granada: «Bakel le comunicó que tenía 100 kilos de explosivos pero necesitaban más porque iban a hacer un ‘trabajo'» en dicho centro comercial.

Según el Ministerio Público, esta célula pretendía conseguir explosivos que A-1 obtendría a través de dos personas de Granada, ‘Tito’ y ‘Emilio’, que «tenían relación con las canteras ubicadas en la zona«. Sin embargo, no hubo acuerdo y los presuntos terroristas decidieron explorar «nuevos contactos». Hasta que el 23 de noviembre la Guardia Civil desplegó la Operación Gamo y arrestó a doce individuos, de los que siete han sido exculpados, dos de ellos en Granada. La fiscal solicita ahora inicialmente siete años de cárcel para cada uno de los cinco acusados.

2 comentarios

  1. Yo siempre he pensado que el Corte Inglés de Plaza de Cataluña en Barcelona está destinado a volar por los aires un día de estos. Por si acaso no se acerquen a él en épocas concurridas, Navidades y otras rebajas de enero o de verano. Allí una bomba son 500 muertos, por lo menos ¿Y alguien se piensa que una bomba es algo difícil de hacer? Y alguien cree que faltan candidatos para esa obra grata a Alá? ¿Y alguno se cree que en estos momentos en el Raval no hay nadie preparando esa bomba?

    Duerman tranquilos buena gente, todo está bien, no pasa nada, todo está en orden. Nuestros futbolistas marcan goles como soles y a Aramis Fuster le está creciendo el pelo de vuelta.

    Y por cierto, la Tierra no es de nadie, es del viento.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*