Barcelona: La manifestación patriota contra el terrorismo y las mentiras de la prensa

Antes de nada: en la columna a la derecha hay varios sitios recomendados que actualizan frecuentemente las noticias sobre la guerra del Islam al “infiel” europeo.

+ + + + +

Diversos grupos y partidos patriotas como Democracia Nacional y Generación Identitaria se manifestaron ayer contra el terrorismo islamista tras el atentado del jueves en Barcelona, en el que varios terroristas musulmanes segaron vilmente la vida de 15 “infieles”. Lo hicieron en las ramblas, en el mismo lugar donde se produjeron los hechos. En ese ,mismo día de ayer, otro musulmán mató a dos personas en Finlandia.

La manifestación fue autorizada en el último momento, a regañadientes, con advertencias… porque a nuestros amos les parece muy bien un momento de catarsis, con velas, peluches y silencios, pero no que se pida la solución obvia que pondría fin a estas matanzas cada vez más habituales: echar de nuestros países a todos los terroristas, a sus cómplices, a sus predicadores y a sus simpatizantes. Que se diga eso claramente no pueden permitirlo. Al contrario las matanzas del terrorismo musulmán son precisamente los acontecimientos que escogen para alabar la diversidad, insistirnos en que no todos los musulmanes son terroristas, incluso visitar una mezquita, porque “el Islam es la religión de la paz”. No se olvide.

Se esperaba una contra-manifestación, pero no de esa envergadura, ni agresividad. Dado el poco tiempo con que ha sido convocado todo, hay que asumir que contaron con la cooperación de las autoridades.
Los siguientes videos muestran la agresividad de la contramanifestación ilegal:

En algún caso concreto hubo verdaderas agresiones:

Esa persona ha tenido que ir al hospital. No se espera que el famoso “fiscal del odio” actúe contra el agresor.

Un participante de la manifestación me ha contado que los mozos de escuadra –la policía regional catalana- que se interponían entre ambos grupos, forzaron a los manifestantes a retirarse, en vez de contener a los contra manifestantes. Además les grababan y tomaban fotos, con el evidente propósito de ficharlos. No hicieron los mismo con los contra manifestantes, aunque no tenían derecho a estar allí.

Comportamiento despreciable el de esa policía regional catalana que no pierde ocasión para disentir de la policía nacional española. Por ejemplo: Hace siete meses, pidieron tranquilidad tras el atentado en Berlín, desoyendo al Ministerio del interior, porque la amenaza terrorista seguía misma. Ahora también quieren mostrar que son “independientes”:  Interior da por “desarticulada” la célula yihadista y los Mossos lo niegan: “La investigación se mantiene abierta”.

El comportamiento de la prensa ha sido el esperado: calmar los ánimos, que parezca que se trata de un desastre natural, sin responsables directos (los musulmanes terroristas), ni responsables indirectos (los políticos). Sobre la manifestación basten los titulares:

Altercados en la Rambla entre antifascistas y ultraderechistas: ponen en plan de igualdad los agredidos y los agresores

Los vecinos de Las Ramblas echan a un grupo de ultraderechistas que intentaba boicotear una concentración antifascista: mienten sin embozo, porque ni fueron los vecinos, ni los ultraderechistas boicoteaban la concentración, sino al contrario.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*