Postales del fin del mundo: La clase media-baja americana está siendo destruida por los opiáceos sintéticos

Se calcula que los opiáceos sintéticos causarán la muerte a medio millón de americanos en la próxima década. Actualmente matan a 100 personas al día. Se está estudiando la correlación entre el descenso de la tasa de participación en el mercado de trabajo con la prescripción de opiáceos. Lo más probable es que sea la falta de empleos y de perspectivas laborales y vitales lo que lleve a drogarse con estos opiáceos de receta.

En el estado de California, les fueron prescritos opioides en 2016 al 15 por ciento de los residentes, desde el 7,3 por ciento en el pequeño Condado de Alpine hasta casi el 27 por ciento en el Condado de Lake. Y no es el estado con mayor consumo de opiáceos.

Inside The Opioid Crisis: What The Mainstream Media Won’t Let You See

Inside The Opioid Crisis That You’re Not Allowed To See

This Is What Makes The Opioid Epidemic Different From Other Health Crises

The Opioid Crisis Is Even Worse Than We Thought

Here Are The California Counties Where Annual Opioid Scripts Outnumber People

 

 

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Doy fe. Por mi problema de espalda me dieron parches de fentanilo y un comprimido bucodispersable para los picos de dolor, para evitar tener que andar todo el día con antiinflamatorios. Lo tuve que dejar, en menos de tres semanas estaba enganchado al fentanilo, no a los parches, sino al comprimido que te pone happy-happy durante varias horas.

    Me miré al espejo con dolor de cabeza (resaca morfínica) y me vi las pupilas como alfileres de lo estrechas que estaban. Me dí cuenta de que sin querer, me había enganchado, ¡en menos de tres semanas!

    Tiré todo al SIGRE y pasé como tres semanas pensando, ¡Ay! Cómo echo de menos ese comprimido…

    Y eso con el fentanilo. Con la oxicodona por lo visto es incluso peor. Y en los EEUU lo recetan hasta los dentistas. Aquí en España, por suerte, sólo ciertos médicos pueden recetarlos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*