3 Comments

  1. A veces habría que replantearse si lo que está debajo de este moro no es igual de repugnante. Aquellos que sumieron a Europa en las desgracias napoleónicas y después traicionaron a sus alidados polacos. Ahora nos traen 5 millones de moros. Lo mismo podría decirse de los teutones.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*