¿Nucleares? Sí, por favor.

Vuelve la energía nuclear, porque el petróleo se ha vuelto muy caro y recalentón mental de la progresía hace imposible el uso de carbón, del que hay reservas para siglos. Las energías renovables, carísimas, NO son una alternativa razonable.

 

El artículo es una buena lectura. Trata de el problema que los alemanes se han buscado ellos solitos al decidir socialistas y verdes desconectar todas sus siete centrales nucleares entre 2010 y 2012. Ni Zapatero se atrevería (espero). Solo os voy a traer frases sueltas:

Despite a decade of massive investment and generous programs established to promote wind [en Alemania], solar and biomass power generation, green energy sources make up just 14 percent of the country’s energy supply.

Después de un decenio de generosas inversiones, las fuentes de energía verde solo alcanzan el 14% del consumo.

After decades of hesitancy, more and more countries are turning back toward the atom with well over 100 reactors either already under construction or in the planning stages.

Hay más de 100 reactores en construcción planificación en el mundo.

Russia is planning to build some 30 new coal-fired plants by 2011. In China, a new coal-fired facility goes on line about once every 10 days.

Los chinos están poniendo en funcionameinto un horno de carbón cada 10 dias, no dicen su potencia, pero… Ya podemos limitar nuestras emisiones.

Still, it is nuclear power that many are beginning to see as the planet’s saviour. A typical coal-fired power plant (burning lignite) emits up to 1,150 grams of CO2 per kilowatt hour of electricity produced. The most modern gas-driven facilities emit 400 grams for the same amount of electricity. And for nuclear power plants? That number is around 30 grams per kilowatt hour when the entire life-cycle of the plant is taken into account.

(…)

After a 30 year gap with not a single new reactor being connected to the US power grid, four projects are now under review with up to 30 more in the planning stages. Bush’s Energy Secretary Samuel Bodman recently demanded even more. “We don’t need 30 of these additional units, we need 130 or 230,” he said. John McCain, the Republican candidate for the White House, has likewise suggested that the US alone should build over 100 new nuclear power facilities.

Estados Unidos reanuda la construcción de centrales tras 30 años de parón nuclear. No es el único:

The US is far from alone. French President Nicolas Sarkozy, like many in his country, long a proponent of nuclear power, called atomic power “more than ever an industry of the future” last week while announcing the construction of yet another nuclear reactor — his country’s 61st. In Great Britain, Prime Minister Gordon Brown would like to see 40 percent of the UK’s energy coming from nuclear power — requiring the construction of 20 new reactors. Switzerland is planning three new reactors. A number of countries in Eastern Europe want more atomic power. Russia is considering up to 35 new reactors.

Pero el problema de los residuos no está resuelto:

Plus, one of the enduring challenges of nuclear power remains to be solved: what to do with the highly radioactive waste produced by atomic reactors? In the last 50 years of nuclear power generation, some 300,000 tons of the stuff has been produced, with an additional 10,000 tons coming each year. A part of that waste is plutonium, and it is incredibly volatile. Just a single gram contains as much energy as a ton of oil — and it can give hundreds of people cancer should it be inhaled as radioactive dust. Should one stand next to a gram of plutonium for just a single minute, death is the result.

Al fin y al cabo todo es cuestión de inversiones y de dinero, y la energía nuclear es muy, muy rentable:

The reactors at Biblis, for example, make a pre-tax profit of €1 million — every single day.

Léelo entero: The Inexorable Comeback of Nuclear Energy

Be Sociable, Share!

6 Comments

  1. “Las energías renovables, carísimas, NO son una alternativa razonable.”

    Si, si, como todos sabemos la luz solar es carísima.

    La energía nuclear es “pan para hoy y hambre para mañana”, no solo es que sean peligrosas, necesiten infraestructuras enormes y no se sepa que hacer con los residuos, es que además el combustible nuclear es limitado y también se acabaría. Pasados unos años, nos quedaríamos sin uranio, sin centrales nucleares y tendríamos muchos residuos radiactivos por miles de años.
    También hay que considerar el inconveniente del transporte de energía, que se agrava concentrándola en un punto.

    Hay promover el uso de energías limpias y renovables. Hay muchas alternativas: eólica, hidráulica, solar, mareomotriz, etc.
    Se están investigando métodos de generación de energía, como las chimeneas solares, los generadores submarinos o cultivo de algas para producción de hidrógeno.
    La solución estaría en usar diferentes energías renovables, con el mínimo impacto en el medio, y buscando la cercanía a los zonas de consumo.
    No solo evitaríamos usar energías contaminantes, sino que los territorios serían más independientes energéticamentes y se ahorraría en transporte de combustibles y energía.

    Las centrales nucleares necesitan grandes inversiones, que solo pueden acometer las mayores empresas y entidades financiaras. Esto hace que se concentre en unas pocas manos el dinero y la energía y, a la vez, eso es poder. Por esta razón hay grupos de presión y mediáticos que están promoviendo el relanzamiento de la energía nuclear, pero no hay ninguna intención de arreglar nada, sino que se busca poder y dinero.

  2. Los avances en la investigación para reducir residuos e incinerarlos está avanzando a buen ritmo en los reactores de fisión. Los progresos en fusión siguen el ritmo esperado. Son todo parabienes y también habrá problemas pero cada vez menos. Todo esto es gracias a la investigación y la existencia de reactores nucleares sin lo cual hoy no se pondría pensar en un futuro de energía nuclear muy poco contaminante.

    Gracias verdes, iros al infierno, o mejor dejad que otros empleen la energía y vososotros volved a vivir en cuevas.

  3. Eso de incinerar los residuos radiactivos, no pasa de ser un método teórico, ni siquiera se ha empezado a investigar en la práctica. Así que estamos tan lejos como de los reactores de fusión.

    Los reactores de fusión, poco tienen que ver con los actuales de fisión (excepto porque juegan con los átomos). Y aunque lo que se pretende es llegar a un reactor de fusión que no genere materiales radiactivos, por el momento (proyecto ITER) el proceso no es limpio.

    En ambos casos, y siendo muy optimistas, se tardaría 30 años en utilizar estas tecnologías. Plantearlo como soluciones a los problemas actuales, me parece muy poco realista.

  4. Por parte de razón que tengas Antonimo lo poco realista es pretender que precisamente en los próximos 30 ó 40 años funcionemos con unas energías que estando subvencionadísimas no aportan ni el 15% del consumo total. Imagínatelo sin subvención. Es que no es posible.

  5. Montcalm, todas las energías has sido o son subvencionadas, precisamente la energía nuclear ha recibido mucho dinero público, sobre todo para investigación. El proyecto ITER cuanta con una inversión inicial de 10000 millones de euros.
    Y la industria del carbón ha sido muy subvencionada en España (1000 millones de euros al año)

    Y cualquier nueva tecnología necesita de inversones públicas para en un periodo de implantación. La diferencia es que las energías limpias no están hipotecando el planeta y son sostenibles a largo plazo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*