¿Patrocinó Israel el despegue de Hamas (terrorismo islámico) para contrarrestar a la OLP (terrorismo secular de izquierdas)?

Es una historia muy parecida a la de los EE. UU. y los talibanes afganos. Lo pongo entre signos de interrogación por lo provocativo del asunto, no porque dude de su veracidad:

The communiqué from (…) Louis Chagnon is a reminder: the merciless war against civilians, that the Hebrew State is waging in the Gaza strip, against a Hamas that was to a great degree developed by Mossad, has had the effect of making the Islamo-Leftist alliance in France obvious.

Note: The subsidizing and development of Hamas by Israel, in an attempt to counterbalance the growth of the PLO, is an extremely complex topic I cannot go into here. It seems that at the outset Israel looked favorably upon Hamas, which was a creation of the Muslim Brotherhood. The conservative nature of the Hamas was in sharp distinction to the PLO and the Palestinian Left that Israel was fighting against. However, this strategy seems to have backfired on Israel, as Hamas became more powerful. You may find these two links of some use: a short history of Hamas’ ties to Israel, and a forum discussion at a site called Heathlander.

Desde luego, eso no obsta a que ahora Israel se defienda de las consecuencias negativas de una estrategia que ha resultado equivocada. Faltaría más.

Lo leí en este artículo (The Gordian Knot of French Politics), del que traté también aquí: Los intelectuales judíos progres inmigracionistas, entre los grandes culpables de haber traído el conflicto palestino a Europa.

* * * * *

También este artículo (Israel, Gaza, paridas de la izquierda y hemiplejia de la derecha) se refiere a ello:

No obstante hay quien piensa por sí solo y, sorprendentemente, en un verdadero periódico «neo-con» como La Razón, ha sido el columnista Toni Bolaño quién en su brillante artículo «Tres errores» ha señalado con mayor agudeza importantes claves de esta guerra cuya primera víctima es la población civil palestina.

Primero, fue Israel quién creó y alimentó a Hamas durante los últimos años 70 y primeros 80. El conflicto palestino, que nunca fue de carácter religioso, ha derivado en integrismo a causa de la política israelí de dividir a los palestinos; por entonces la OLP de Yasser Arafat. Ahora ya no hay interlocutor con quien negociar salvo Abbas, al que nadie eligió. «La Yihad gana adeptos porque los palestinos están privados de sus más elementales derechos, humanos o sociales», dice Bolaño.

En segundo lugar, sigue diciendo Bolaño, es la política israelí quién hace que la Yihad sea la única salida. Nosotros puntualizaríamos que el terrorismo suicida es generalmente la consecuencia de la ocupación, como muy bien ha demostrado el profesor Robert A. Pape en su libro Dying to win, comentado en esta misma columna con motivo de la posguerra de Irak. Pape, profesor de ciencia política de la Universidad de Chicago, ha reunido la información de los 315 ataques suicidas ocurridos en el mundo entre 1980 y 2003 para concluir que los datos demuestran que el terrorismo suicida es mayormente una consecuencia de una política fracasada de ocupación y mucho menos, como se cree, del fenómeno religioso integrista.

Respondería a esto último con un sí y no. Solo los musulmanes responden con atentados suicidas a la ocupación. Pero estoy de acuerdo en que nuestra política debe ser de contención no de ocupación.

1 comentario

  1. Esta es una muy vieja costumbre de los «de siempre». Lo mismo hicieron los magnates de la banca alemana con los bolcheviques en la IGM.

    Y hay bastantes más ejemplos, a menor escala. No resulta en absoluto sorprendente.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*