Una fosa revela una de las mayores matanzas de la II Guerra Mundial

Víctimas de los milicianos comunistas, por eso la noticia está pasando bastante discretamente, aunque los detalles que cuentan son espeluznantes:

Desnudados, asesinados a golpes y cubiertos de cal: el reciente hallazgo de miles de cadáveres en una mina abandonada de Eslovenia ha desvelado la matanza de soldados pro nazis y de sus familiares a manos de los partisanos yugoslavos. Es una de las fosas más grandes de la II Guerra Mundial.

La dimensión de la matanza es tal que Joze Dezman, jefe de la Comisión estatal para víctimas de guerra, considera que esta fosa testimonia uno de los peores crímenes de la Segunda Guerra Mundial. «Las víctimas fueron forzadas a entrar, desnudos, unos 400 metros dentro de la montaña en la mina, y allí fueron asesinados con diferentes armas blancas», declaró.

Añadió que «por los restos que hemos visto, parece que se trata de croatas y eslovenos. A juzgar por las botas de soldados, en su mayoría fueron militares, pero también hay civiles», concretó. Según ciertos testimonios históricos, los cadáveres podrían pertenecer a militares eslovenos y croatas que combatieron junto a los nazis, así como familiares y soldados alemanes que fueron arrojados en 1945 a la mina.

«Sabemos todos exactamente quienes cometieron los crímenes. La unidad fue encabezada por el comandante Toni Anton Ricek. De la matanza es responsable la 1 división eslovena de Defensa popular, el segundo batallón de la 3 brigada», aseguró.

La fiscal jefe eslovena, Barbara Brezigar, prometió ayer al visitar la fosa que los responsables serán llevados ante la Justicia si todavía están con vida. Esta es una de las 600 fosas comunes con víctimas de la Segunda Guerra Mundial en Eslovenia. La mayor fue descubierta en 2007 en Tezno, en el norte de Eslovenia, con los restos de más de 15.000 víctimas del conflicto, en su mayoría soldados croatas fascistas (ustashi) y sus familiares.

Se trata de soldados de formaciones filo nazis que al final de la Segunda Guerra Mundial trataron de huir de la victoriosa guerrilla antifascista, encabezada por Josip Broz «Tito», para entregarse a las fuerzas aliadas estacionadas en la vecina Austria, de las que esperaban un mejor trato. Sin embargo, las unidades aliadas les obligaron a regresar a la entonces Yugoslavia y allí cayeron prisioneros de guerra de las fuerzas partisanas comunistas.

Cinco mil cadáveres de prisioneros muertos a golpes… casi nada.

Una fosa revela una de las mayores matanzas de la II Guerra Mundial

El Baron nos presneta más información, de un corresponsal esloveno: Investigating Communist Atrocities in Slovenia. Hablan de unos 100.000 asesinados por los comunistas tras el fin de la SGM en Eslovenia… Incluyen este enlace a una galería de fotos (a mitad de la página; pincha en una para ampliarlas).

14 comentarios

  1. Nada, que no pasa nada. Fueron «los buenos» los asesinos, así que los muertos no importan, no valen nada, están bien muertos.
    Bien que se guardan los mega guays y chipiprogres de pronunciar ni una palabra acerca de ésto. Ahora bien, si un idiota le da una patada a una ecuatoriana, tenemos horas y más horas de griterío mediático.
    En fin.

  2. Bueno, bueno… No olvidemos que los croatas mataron a muchísima mas gente en Jasenovac. Recordar los crímenes de ambas partes está bien; pero se corre el riesgo de caer en el paripé que montan cada año los neonazis al conmemorar el bombardeo de Dresde.
    Respeto hacia las víctimas, pero no hacer aparecer a los ustaše y a los SS como víctimas equiparables a las suyas. Otra cosa es halar de la URSS y de Stalin, que sí mató a millones de personas.

  3. Si está clarísimo: cargarte a un croata ultranacionalista colaborador del ejército nazi es menos grave que cargarte a un comunista serbio colaborador del Ejército Rojo. «¡El ustasha se cargó civiles!» Todos sabemos que el serbio no… «¡Pero los nazis tenían campos de concentración con millones de prisioneros!» Sí, y los comunistas desde el mismo año de la revolución. De hecho su red era la más grande con diferencia.

    A ver si nos vamos enterando de una vez de qué va este juego y por qué cada año hay cientos de miles de artículos, miles de libros, cientos de docu-reportajes y decenas de películas sobre los nazis, mientras el Comunismo no genera ni un 5% de ese volumen de atención. A ver si vamos descubriendo a estas alturas, que ya vamos teniendo una edad, por qué, cómo y para què el Nazismo ha llegado a desempeñar el papel pseudorreligioso de Mal Absoluto secular mientras el Comunismo, que a día de hoy sigue matando y oprimiendo de varias maneras distintas, forma entre los fetiches adolescentes de medio mundo.

    Imprescindible (una tarde de lectura):

    COMUNISMO Y NAZISMO, Alain de Benoist

    La entrevista inicial es sin embargo irrelevante. Y dos consideraciones:

    1) No hay ni una sola treta argumentativa de las empleadas para salvar la cara del Comunismo que no sea destruida hasta sus cimientos en este ensayo.

    2) Su contenido es suscribible por cualquier persona medio leìda en al menos un noventa por ciento, dependiendo de cada cual mejorar ese porcentaje. Un librito que no se olvida fàcilmente.

  4. eran nacionalistas croatas y eslovenos,ayudaban a los nazis. gente que se puede torturar y masacrar, pero si es un comunista serbio y ayuda al ejercito rojo, crimen contra la humanidad, por favor ya basta con estos progres izquierdistas de mierda, si ellos asesinan mil personas de derecha, no pasa nada, pero si uno de derecha asesina a uno de izquierda, es un genocida. ya basta con estos gilipollas de puta mierda, basta

  5. no me sueltes el sermoncito como si fuese yo el defensor del comunismo. Yo solo dije q los nazis y los croatas mataron a mucha mas gente q al reves, en Jasenovac murieron cientos d miles d personas.

  6. Anton, pero no es lo mismo matar gente durante una guerra que matar gente tras acabar la guerra. En mi opinión.

    Tras la guerra tienes la posibilidad de exigir responsabilidades y ajusticiarlos. No parece que haya sido el caso.

  7. Ni sermones ni ostias, Antón. Ocurre que la definición de mentira es «aquello que no es verdad», ya sabes, como que los comunistas y sus aliados mataron menos civiles –propios y ajenos– y asesinaron menos prisioneros que los nazis en el período que compartieron el panorama europeo. Sin contar por supuesto ni antes de la ascensión del NSDAP al poder ni después de la derrrota nazi. Así que ni «sermones», ni ostias. Es lo malo que tiene buscar la verdad; se te caen los palos del sombrajo. Vuelvo a recomendarte ese gran librito.

    P.D.: sí, «ostias». No es ningún error.

  8. ADVERTENCIA: Este texto no es una justificación del régimen de Tito; como occidental defensor de la democracia que soy para mí este personaje era un déspota que dirigía un estado totalitario en el que se rendía un culto megalómano a su personalidad, en el que no existía libertad de asociación y en el que existían prisioneros políticos. Su política también fue negativa como la creación del movimiento de países tercermundistas (oficialmente llamado No alineados 🙂 ), justificadores permanetes de cualquier terrorismo, especialmente el árabe.

    Bueno, la verdad es que ayer no tenía muchas ganas de contastarte, pues escribir la respuesta me iba a llevar bastante tiempo, pero en vista de que me has vuelto a responder he decidido hacerlo. El gobierno croata de Pavelic (que murió refugiado en Madrid) era un gobierno genocida, exterminaron a prácticamente toda la población judía, gitana y a una gran parte de la población serbia y sus monasterios ortodoxos fueron saqueados y expoliados. Los asesinatos que realizaron los partisanos jamás merecerán este calificativo pues, en primer lugar, muchos de ellos eran eslovenos y croatas; en segundo lugar es obvio que, a diferencia de lo que hicieron los lacayos de Pavelic, en nigún momento se buscó el exterminio de grupo étnico alguno. Obviamente yo nunca pondré en el mismo lugar a los niños judíos aseinados en Jasenovac y a los ustaše que murieron en manos de los partisanos, como nunca pondré en el mismo lugar a los inocentes que murieron en Auschwitz y los SS que murieron deportados en Siberia por el ejército rojo tras ser capturados, aunque por supuesto es un crimen de guerra y lo condeno abieramente. También hay que decir que los nazis asesinaban sistemáticamente a casi todos los soldados rusos y partisanos que caía en sus manos desde el mismo comienzo de la guerra; de hecho el gas Zyklon-B fue probado por primera vez en soldados rusos.

    Sin embargo sé que esto no bastará para rebatirte, así que voy a explicar el motivo del primer y segundo comentario que realicé y que tanta indignación causaron. En los últimos años desde la independenia de Eslovenia y sobre todo de Croacia se vienene desarrollando un movimiento que tiene como objetivo minimizar los crímenes que se cometieron en aquella época y de ensalzar (o inventar), los que se cometieron en la época de Tito (el cual, por cierto, era croata), intentándolos presentar como una muestra de martirio colectivo del puelo croata. El gobierno de Tito no tenía nada que ver con eso pues era una especie de “café para todos” en el que se respetaban a todas las minorías linguísticas y culturales, casi todo se basaba en cuotas proporcionales y no tenía nada que ver con un régiman imperialista serbio (a cualquiera que conozaca la realidad esta afirmación le debería de provocar la risa). El asesinato de los combatientes y funcionarios ustaše fue un crimen abobinable, pero no comparable al que ellos cometieron cuando entraban en los pueblos y aldeas, arrancaban a familias enteras y éstas eran llevadas a campos de concentración (por cierto, Jasenovac estaba dirigido por un fraile franciscano) para ser asesinados en masa y, en muchos casos, ser brutalmente torturados; o cuando entraban en las iglesias y sinagogas y las saqueaban… Lo siento pero no.
    Además si el régimen yugoslavo era opresor de croatas y eslovenos, ¿cómo es posible que el estado federado esloveno proclamase unilateralmente su independencia y la consiguese al cabo de diez días sin pegar prácticamente un solo tiro?. Esto ya debería de dejar perplejo a mas de uno, pero lo relmete alucinante es lo de Croacia pues; ¿en que clase de estado opresor los oprimidos proclamarían unilateralmente su independencia utilizando las propias instituciones federales del estado, toman el control de una parte de las fuerzas armadas del estado (yugoslavo), y para rematar el espectáculo los mismos nacionalistas croatas oprimidos que, casualmente, detentaban el poder, ¡lanzan una guerra contra la autoproclamada república serbia de Krajina!!?. No nos olvidemos que esto provocó el éxodo de cientos de miles de personas (de todas las comunidades de yugoslavia la serbia es la que tuvo un mayor número de refugiados, pese a que nadie reclama sus derechos a diferencia de los bosnios). ¿Alguien se imagina algo similar en la época de Pavelic?. Me parece algo tan grotesco que solo se puede explicar mediante el patológico sentimiento anti-serbio de gran parte de los europeos.

    Espero haberme explicado con claridad.

  9. Perfecto, como todo el mundo sabe por aquí, yo NUNCA, NUNCA (PERO NUNCA, O SEA) he defendido a los serbios. Ya sabes: NUNCA.

    Y sin embargo sigue siendo verdad que comunistas y aliados mataron más y jodieron más. Y sigue siendo cierto que el nazismo y sus aliados desempeñan una función de «Mal Absoluto Secular» que en última instancia petrifica psicológicamente el igualitarismo como valor positivo y la identidad como algo negativo. Es un mal cultural de primer orden, de ahí esa obsesión con perpetuar la función ritual de nazis y aliados año tras año, de forma que ahora hay más obras de todo tipo dedicadas a los nazis que en 1950 ó incluso 1980. De hecho cada año se producen más que el anterior.

    Por eso noticias como ésta se hacen pasar de puntillas mientras se publicita durante meses que no sé qué tío que hace 67 años fue ordenanza del secretario del jefe de Estado Mayor de Hitler, vive con 90 años en Canarias. Y por eso a pesar de todos los mentís y las protestas en contra, sigue valiendo infinitamente más un muerto a manos de nazis que uno a manos de comunistas.

    En cuanto a tu relato de los hechos o la unificación de los «ustashas» bajo esa única etiqueta conozco a un par de croatas que las tendrían tiesas contigo. Es curioso lo que cambian las cosas dependiendo de quien las cuente. El problema es que eso, en el fondo, me la suda. Yo no soy croata, no es mi problema. Pero los serbios eran aliados objetivos del Ejército Rojo y estos últimos, con la evidente colaboración de todos sus ayudantes, fueron la primera fuerza letal de ls Segunda Guerra Mundial, le pese a quien le pese. Lo que es importante para nosotros hoy es destruir la respetabilidad del Comunismo, sin medias tintas, sin el constante «sí pero» que no se sostiene en nada, sin escrúpulos convencionalistas, etc. . Sin embargo eso no será posible mientras sean otros quienes desempeñen la función social de encarnación ideológica moderna del Malo. Mientras eso siga siendo así, como digo, en el subconsciente colectivo la identidad y la jerarquía serán conceptos sospechosos mientras que el igualitarismo y el desarraigo serán principios positivos, da igual cuanto dolor se derive de ellos. Estamos hablando de las raíces culturales del Occidente de la posguerra mundial, que ya sabemos a dónde nos han llevado: a la pura extinción.

    Por eso estas noticias hay que difundirlas. Y no asumir a la buena de Dios, sin poder saberlo, que los 5000 MUERTOS de la fosa eran matarifes y asesinos. Ni tampoco colocar en un plano moral superior, como sigues haciendo, a sus victimarios comunistas cuando estos globalmente considerados ganaron por goleada en la carrera de muertes. Tanto en la SGM como por supuesto en el siglo XX en su conjunto.

    Ahora si quieres soltar otra parrafada para repetir por tercera vez lo mismo, adelante.

  10. Este artículo tiene todas las inexactitudes y mentiras ideológicas y antihistóricas posibles. En Jasenovac murieron durante la segunda guerra, y documentado, 33.000 personas, la mayoría por causas naturales. Pero nos encontramos con la propaganda comunista, avalada por la liberal, que mencionan como muertos a todos los que pasaron por ese campo de concentración, que fueron 600.000. Nada comparable a la tragedia de Bleiburg y a las marchas de la muerte, donde fueron eliminados no menos de 300.00 personas, mas otras muchas matanzas que se produjeron en Croacia y Bosnia Hercegovina. Lamentamos cualquier muerte, cualquier homicidio, pero una cosa es la Historia, que cuenta cómo en el territorio histórico de Croacia y en Bosnia Hercegovina, vivían centenares de miles de la minoría servia, y no fueron masacrados. El ejército croata luchó dentro de sus fronteras, no así los nacionalistas serbios o los partisanos comunistas, que luego apoyados por las fuerzas rusas y búlgaras, hicieron el mayor genocidio de posguerra, mas la salida de un tercio de la población crota de su tierra, en una diáspora que los esparción por todos los lugares del mundo. Eso lo dice la Historia, no la propaganda hostil a todo lo croata, identificado con lo católico para ellos. ¿Fue tan bueno este estado yugoslavo que a pesar de 45 años de propaganda anticroata y de lavado de cerebro, logró que en el plebiscito del año 1989-1990 el 94 % de la población croata se pronunciara plebiscitariamente a favor de la separación de ese seudoestado homicida y destructor de la identidad y de la libertad? Lean la Historia, no repitan lo que fue propaganda hostil a la verdad. Stepinac, símbolo grande del croatismo, fue encarcelado en una parodia de juicio, pero el sentir y el consenso del pueblo croata lo elevó y puso en el lugar que le corresponde, y la Iglesia lo ha beatificado. Él es uno de los paradigmas del martirio del pueblo croata, donde durante la guerra y en la posguerra fueron asesinados, además de los que fuimos mencionando, centenares de sacerdotes y frailes, religiosas, y laicos patriotas y hombres justos por el delito de defender sus convicciones, no por crímenes u otras cosas inventadas.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*