Canadá: El Consejo de Derechos Humanos persigue a un parlamentario por mostrar la altísima criminalidad indígena

Lo hizo en una función básica del ejercicio de su cargo: una comunicación con sus electores (The CHRC prosecutes a Member of Parliament)

Jim Pankiw, a two-term Saskatchewan MP who served from 1997 to 2004, is on trial this week for sending out flyers criticizing Indan crime in Saskatchewan, and opposing racial quotas for Indians. If convicted, Pankiw can face massive fines — on top of even larger legal fees. He could also face almost any order, ranging from an order to apologize, to a lifetime ban on commenting about Aboriginals — those are orders imposed on others convicted of «hate». And if Pankiw refuses to comply, he could serve time in jail. Here’s the news report.

The subject of Pankiw’s pamphlets was Aboriginal crime. Of course, Aboriginal crime is extremely high in Saskatchewan. Here’s a Statistics Canada study that shows that while Aboriginals make up only 9% of Saskatchewan’s population, they were 52% of the province’s criminal accused. Here’s the key chart, from page 39 of that Statcan report:

Vistas las cifras, ¿puede haber alguna duda sobre la altísima criminalidad de los indígenas?

16 comentarios

  1. Claro. No importa que sea verdad, lo que no puede es decirse. Y eso se aplica también a las altísimas tasas de delitos de los negros y de los indios sudamericanos.
    Por poner ejemplos que me vienen enseguida a la cabeza.
    Pero no puede decirse, por supuesto. Que sea una verdad como una catedral no importa.
    Hipocresía y cinismo en estado puro.

  2. Les recuerdo que los primeros en cometer pillaje y en asentarse en tierras que no eran suyas fueron los blancos. Podrán ser mayoría en Canadá y Estados Unidos (por ahora) pero eso no quita que sean elementos alógenos. ¿Por qué no se regresan a Europa ahora que allí los necesitan?

  3. Los indígenas llevan viviendo aquí milenios. Ésta es su tierra y lo que hagan en su tierra es únicamente su asunto. Por último, ¿por qué no ponen en sus informes que la alta tasa de criminalidad indígena y negra se debe justamente a las misérrimas condiciones de vida en las que los dejó la ocupación europea? Y hasta ahora los regímenes criollo-blancos los siguen discriminando y les niegan oportunidades. Entonces ¿qué creen que pueden hacer sino atacar a quienes los discriminan en su propia tierra? Ellos despiertan, no duermen como ustedes que se están dejando invadir.

    Dirán que los blancos dejaron universidades y otras cosas. Pero olvidan decir que en principio éstas fueron creadas únicamente para los descendientes de españoles. Si ahora hay indígenas, etc, es por algunas reformas (muchas veces conseguidas con sangre) que hubo bien entrado el siglo XX.

  4. A la tercera va la vencida…

    He puesto un poco de orden, y he recuperado mi texto original. Último intento y tiro la toalla…

    Estamos ante una especie de religión, un sistemas de creencias. Los dogmas principales de esa religión son: «la inmigración es buena», «las razas son iguales», «nos pagarán las pensiones», «hacen el trabajo que no queremos hacer», «los necesitamos», «la diversidad enriquece», «todos somos inmigrantes» etc… Creer o reventar…

    Esa es la religión oficial. Estamo en el terreno de lo irracional, de la magia, de lo vaporoso. Nos ha dado por ahí como hace unos lustros nos dió por los ovnis o la posesión diabólica.

    Aquello en que se cree debe de estar por encima del entendimiento racional y de toda explicación lógica, sino ya no sería una creencia, seria una constatación de un hecho ciéntificamente demostrable y no «molaría». El personal quiere fantasmadas, no cosas concretas, quiere asomarse al mundo oculto e inmaterial.

    Cuanto más absurdos e indemostrables (más mágicos) sean los enunciados de esa creencia, más valor adquiere esta a los ojos de sus adeptos. Una religión sin misterios es una cagada de religión.

    Es una pérdida de tiempo tratar de rebatir las creencias ajenas, si estas pertenecen al terreno de la fe en lo indemostrable. Nunca un argumento racional ha servido para hacer dudar a un creyente porque este no ha llegado a su fe a través de un «recorrido» racional, y además necesita de esa fe por motivos que nos son del mundo de la razón.

    Quien cree en la virginidad de María no dejará de creer en ello por muchos trabajos científicos que le pongamos ante las narices. La demostración científica es totalmente impotente ante la cerrazón de la fe. Y eso es precisamente una fe, una confianza ciega en una verdad que está más allá de la comprensión humana, pues es de origen divino.

    La fe del creyente es un muro de cemento armado contra el que se estrella cualquier argumento, del calibre que sea. El creyente no rebate nunca los argumentos en contra, posee la verdad. Lo que sí hace, si tiene el poder de hacerlo, es reprimir con el silencio o la represión a los blasfemos.

    Ejemplo. Dogma de fe: María es virgen y madre. No se admiten discusiones ni se ofrecen pruebas de este portento. Punto. A partir de ahí traer a un médico al debate para demostrar la imposibilidad científica de tal cosa es entrar en un callejón sin salida. La ciencia obstetrico-genecológica es totalmente incapaz de hacer la menor mella en el edificio intocable de esa fundamental verdad..

    Los creyentes no debaten de sus creencias, hacen proselitismo cuando están en minoría, y reprimen cuando llegan al poder. La religión oficial de los derechos humanos, del antirracismo, etc, no es diferente en ese aspecto. Cuando se avanzan datos acerca de hechos que contradicen los dogmas de esa religión oficial, se rechaza toda forma de debate y se hace callar al contradictor. La Inquisición vigila ¿Qué les importa a los «Guardianes de la Verdad» las malditas estadísticas de los enemigos de la fe? ¡Llevénse a este blasfemo al calabozo! ¡Junten leña par la hoguera!

    Y sin embargo, se mueve…

  5. > Ejemplo. Dogma de fe: María es virgen y madre. No se admiten discusiones ni se ofrecen pruebas de este portento. Punto. A partir de ahí traer a un médico al debate para demostrar la imposibilidad científica de tal cosa es entrar en un callejón sin salida. La ciencia obstetrico-genecológica es totalmente incapaz de hacer la menor mella en el edificio intocable de esa fundamental verdad..

    Es que no es una verdad fundamental, es una verdad de fe, una excepción de las leyes de la naturaleza. Por eso el creer en ella no impide ser un buen médico, incluso lo ayuda.

  6. Fundamental verdad, obviamente para el creyente.

    Se puede ser un hombre de ciencia y ser una persona de fe al mismo tiempo. Lo uno no impide lo otro. La fe y la ciencia, la realidad y las creencias se situan en planos distintos y no están intercomunicados, no se «penetran» el uno al otro La necesidad de saber y la necesidad de creer pueden muy bien convivir en una misma persona. No hay contradicción alguna.

    Un hombre de iglesia no tiene que ser un enemigo de la ciencia, pero no admitirá que se juzgue su fe desde el conocimiento científico, ni someterá los misterios de su fe al análisis racional.

  7. Hernán Legazpi. Bonito nombre. Suena a conquistador de las Américas, a hidalgo vizcaíno en tierras virreinales.

    Vamos a ver Hernán Legazpi y Nuñez de Balboa y Cabeza de Vaca. ¡Otra vez la burra al trigo! Ya desembarcó el mestizo de turno resentido y acomplejado a este blog.

    Por lo menos este escribe correctamente (por lo que tengo alguna duda acerca de las sangres y las leches que conforman su identidad. Digamos que el mestizo resentido es una categoría espiritual más que racial, es más una condición del alma que del cuerpo. Dicho así no puedo equivocarme).

    De todas maneras, la elección del seudónimo es revelador de esa esquizofrenia propia del mestizo sudamericano. Se reclaman del inca o del azteca, pero se hacen llamar (¿por qué motivo?) Hernán Legazpi (no Juan García) cuando no Wilson, Edwin, Walter, etc… Por cierto, cuanto más indios más aficionados son a estos exóticos nombres (Werner Padilla, Otto González, Abraham Lincoln Montesdeoca, etc).

    (Me acabo de acordar que en una zona de Ecuador los habitantes son famosos por la originalidad de los nombres que les dan a sus retoños. Uno de los que no se me ha olvidado es Semén de los Dioses Villafañe, otro es Cierre Hermético Cardozo, una niña se llamaba Deliciosa Pilsen (cerveza en algunos países latinoaméricanos).

    Los blancos conquistaron las Américas y se adueñaron de ellas, imponiendo su ley y su cosmovisión, sometieron a los nativos a su autoridad y crearon una nueva sociedad muy distinta de la que había antes de su llegada. Esa es la historia. Si los blancos no hubiesen nunca llegado a esas tierras, los indios vivirían ahora como en las zonas más atrasadas del continente, que son, y no por casualidad, las más indigenas, las más puras de «contaminación» blanca, las más cercanas a lo que había en el momento de la conquista europea. Si queremos hacernos una idea de cómo sería esa añorada América que hubiera podido llegar a ser de no haber interferido la llegada del hombre blanco, vayan ustedes al altiplano boliviano, a las sierras peruanas, a las yungas andinas, a las selvas de Guatemala, a tantos pedregales mejicanos, y vean lo que hay. Vayan a ver las idílicas tribus del Orinoco, a los Yanomamas del Amazonas o como carajo se llamen. Y después nos cuenten.

    Lo escaso bueno que hay, lo poco que funciona en América Latina, se debe al aporte del hombre blanco. Si los indígenas y los que se reclaman del neo-indigenismo actualmente en boga en algunos países latinoaméricanos tienen problemas con su identidad, con su historia, con su realidad actual, que traten de solucionarlos. Y que tengan suerte.

    En realidad van a ir muy mal, porque el revanchismo que preconiza el neo-indigenismo sobre otros sectores de la población, designados como los herederos de las injusticias y los privilegios de la época colonial, lleva a estos países irremediablemente a la guerra civil.

    ¿Guerras civiles en América Latina? ¡Madrecita querida! Quiero verlo en la tele. Mejor que una de Chuck Norris.

  8. Arjun, lee esto:

    http://layijadeneurabia.com/2009/03/25/et-incarnatus-est-2009/

    y esto:

    http://layijadeneurabia.com/2009/04/10/%E2%80%9Ccreo-porque-es-absurdo%E2%80%9D-y-otras-reflexiones-teologicas/

    Yo creo que hay puntos de contacto, pero desde luego los tres misterios de la carne son supraracionales. Eso hay que recocerlo, incluso aceptar que puedan ser motivo de mofa.

    Un abrazo. Te aseguro a mi los ateos serios me parecen muy respetables, aunque den algo de pena (pero ese es mi problema, no el suyo).

  9. A ver, indio Hernán (como el gran Hernán Cortés, conquistador de Méjico).
    ¿No te das cuenta de que tu resentimiento y tu complejo de inferioridad te llevan a justificar a los delincuentes? Igual no te importa, pues te identificas con ellos. Si no fuera por los blancos, tus indios todavía estarían con arco y flechas.

    Pero nada, tú sigue con la tontería esa de que las Américas es vuestra. Las Américas es de quienes la conquistaron, y la raza vencida se aguanta.
    Se siente…..

  10. Otra cosa, Hernán.

    Más te vale estar muy calladito y dejarte de historietas de que «Los indígenas llevan viviendo aquí milenios. Ésta es su tierra y lo que hagan en su tierra es únicamente su asunto».

    Yo que tú, me callaría, que al fin y al cabo los indios no son los primeros en llegar a las Américas. Son segundones (hasta para eso).
    Si no lo sabías, te lo informo:

    «Lo que los expertos pudieron establecer a partir de su breve encuentro con el Hombre de Kennewick es que no lucía como un americano nativo. De hecho, Berryman dice que sus rasgos faciales eran más parecidos a los de un grupo japonés conocido como los Ainu, que presentan una composición física y un trasfondo cultural diferentes a los de los japoneses étnicos.

    Algunos rasgos faciales de los Ainu son parecidos a los europeos. Sus ojos carecen de la apariencia almendrada de los asiáticos, y su cabello puede ser claro y enrulado. Sin embargo, esto no significa necesariamente que el Hombre de Kennewick fuera de origen europeo. Sus rasgos son más parecidos a los de los nativos del Pacífico que a los de los norteamericanos nativos.»

    http://www.astroseti.org/vernew.php?codigo=2212

    ¿Dueños de las tierras? ¿Tu raza india dueña de la tierra? Pues va a ser que no, jajaja…..

    Para la próxima investiga antes de hacer el ridículo.

    Por cierto, los grupos indios norteamericanos hicieron hasta lo imposible por boicotear las investigaciones científicas. No les interesa la verdad. Les interesa SU verdad, lo que conlleva el victimismo y la falsa superioridad moral de la que quieren hacer gala.
    Pero en fin. No cuela.

  11. Llew, es cierto lo de las momias blancas. No lo he visto en el National Geographic, sino lo he leído en un libro y he visto fotos (reproducciones, por supuesto) de las momias. Y también he leído que el gobierno chino ha puesto todas las trabas posibles para impedir el estudio y la difusión de la información sobre el tema.
    Es que imagínate, blancos en China hace miles de años….. se especula conque habrían podido llevar muchos inventos que los chinos se atribuyen a sí mismos.

    Pero nada. Los indios boicotean la ciencia por intereses raciales. Los chinos también.
    Pero si unos blancos nada más que lo intentaran, el planeta entero se movilizaría. En fin, que si por las demás razas fuera, nos exterminarían de la faz de la tierra. (Bueno, igual no, porque ¿quíen les iba a sacar las castañas del fuego, quién iba a inventar las medicinas y la tecnología). O al menos nos tendrían en gulags para que trabasjásemos para ellos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*