El islam catalán busca su califa

Una buena noticia, en estos tiempos de paro: El islam catalán busca su califa. Creo que en ese trabajo no permiten beber vino, y prohiben también el jamón. Por el contrario, la poligamia, la pederastia y la violencia doméstica no es problema. Incluso está bien vista.

Pero pasen y lean:

Más de medio centenar de musulmanes catalanes, originarios de Marruecos, Argelia, Pakistán, Senegal, Egipto e incluso de Sudán, se reunieron ayer en Barcelona, en el cónclave más importante y heterogéneo que esta comunidad ha celebrado en Cataluña estos últimos años, con el objetivo de buscar un líder, el equivalente a un califa- es decir, un portavoz único-, o en su defecto, poner en pie una dirección colegiada, que les permita hablar con una voz única y con un solo discurso.

Los musulmanes quieren elegir un líder para hablar con una sola voz

La comunidad musulmana de Cataluña está integrada por más de 400.000 personas, pero se encuentra atomizada y dispersa en torno a unos 200 oratorios y mezquitas, la mayoría de los cuales tienen una dinámica propia y escapan a cualquier posibilidad de coordinación. La iniciativa que trata de poner fin a las divergencias y los enfrentamientos en que viven inmersos los musulmanes catalanes abre una vía teológicamente complicada, ya que en la religión musulmana no se contempla una jerarquía ni una iglesia que permita, como pasa en otras confesiones, tener o construir un liderazgo.

“Es necesario que los musulmanes de Cataluña tengamos nuestros propios representantes y que sean elegidos democráticamente. Sólo así podremos dialogar de una manera eficaz con la Generalitat, con los ayuntamientos o con entidades municipales”, aseguró ayer el imán Mohamed Akortal, presidente de la comunidad islámica de Sant Joan Despí. Inmigrante marroquí, se dirigió en perfecto castellano a un auditorio de fieles musulmanes.

La consigna del imán Akortal, repetida hasta la saciedad, en árabe y en castellano, durante las cuatro horas que duró la sesión, supone el punto de partida de un proceso asambleario que está previsto que se alargue en los próximos meses con celebración de nuevas asambleas, a las que están llamados a asistir los representantes de las diferentes organizaciones islámicas catalanas. Está previsto que el proceso que acaba de arrancar en Barcelona se repita en otras comunidades.El promotor de este proceso asambleario y democratizador es la Federación de Entidades Islámicas de España (FERI), una organización creada a finales de la década de los ochenta y que junto con la Unión de las Comunidades Islámicas de España (Ucide) firmó en 1992 con la Administración socialista un acuerdo de cooperación. Tres representantes de la FERI y otros tres de la Ucide configuran a su vez la cúpula musulmana de España, conocida con el nombre de Comisión Islámica. Es un órgano inoperante, que se encuentra desde hace varios años bloqueado y que ahora se intenta reactivar con estas elecciones.

“El proceso de unificación y coordinación no es fácil. La comunidad musulmana está multi-fragmentada, por las diferentes corrientes religiosas, pero sobre todo por los países origen de los fieles. Cada uno de los musulmanes sigue las directrices de su país de origen, lo que comporta numerosos problemas”, recalcaba Youssed Moussaoui, ingeniero agrónomo, miembro del Consejo Islámico Cultural de Cataluña, una institución que desde hace unos 10 años trata de coordinar a los imanes.

Los musulmanes catalanes hicieron ayer un acto de contrición multitudinario y reconocieron en voz alta y al mismo tiempo que su fragmentación debilita a la comunidad, la hace inoperante, bloquea la búsqueda de cualquier solución a sus problemas y, lo que es más grave, los convierte en el furgón de cola de las organizaciones religiosas en España, condenándolos a la marginación. Además les provoca más problemas aparentemente menores, incluso algunos de orden práctico, entre los que se encuentra la descoordinación en el momento de establecer el principio o el fin del Ramadán o fijar la celebración de las otras fiestas religiosas. Es el caso de la del Aïd, el Sacrificio del Cordero, que se celebra en función de la fase lunar.

“Necesitamos establecer un calendario religioso musulmán en Cataluña, de acuerdo con nuestras propias observaciones astronómicas, que no nos hagan vivir a expensas de las observaciones que se hagan en otros países, en Arabia Saudí o Marruecos”, se insistía ayer en medio del fragor del debate. Mientras, Abdelhamid Lahmidi, imán de Figueres y miembro del Consejo de Sabios Musulmanes en el Extranjero, puesto en pie hace poco menos de un año por el rey Mohamed VI de Marruecos, asentía una y otra vez con la cabeza, olvidándose de que cualquiera de sus iniciativas se vería frenada no sólo por ese miserable sueldo de apenas 800 euros mensuales, producto de la caridad de sus feligreses, sino también por su desconocimiento de la lengua castellana.

En un acto de honradez, el egipcio Hesham el Sadr, dirigente del Centro Islámico Cultural Attawid de Arenys de Mar, coincidía con el español converso Abdenour Prado, presidente de la Junta Islámica en Cataluña, en que en el movimiento musulmán tiene, además, un problema de falta de preparación de los responsables de las organizaciones, en muchos casos procedentes de los sectores más pobres y desfavorecidos de la inmigración.

Como siga esto así, en Cataluña en trapo tradicional de la cabeza va a ser el turbante en vez de la barretina. Barretina que siempre me ha parecido una polla fácida, dispensando.

Be Sociable, Share!

8 Comments

  1. musulmanes catalanes, con documentación española, procedentes de marruecos egipto afganistan sudan. Claro, catalanes de pura cepa. Todavía me acuerdo cuando por tv3 salían politicos y profesores universitarios haciendo sesudas intervenciones sobre la desnacionalización de cataluña llevada a cabo por los españolistas, trayendonos masas de emigrantes “españoles2 para desnacionalizarnos. Ahora toca callar com putas, …
    Es el islam, imbéciles¡¡
    Ës l’islam, pastanages¡¡

  2. En el pecado está el castigo. Lo siento por los catalanes dee bien, pero los nacionalistas y los políticos los han vendido. Cataluña dejará de existir. Tanto odiar a España y a sus compatriotas les ha traído un castigo terrible. Cuando todos esos musulmanes junten sus fuerzas, los catalanes van a sufrir. Les queda defenderse y tener guerra, o callarse y perderlo todo. Yo me defendería, claro.

  3. Las conexiones están mas que claras: éste es el paso siguiente tras ls declaraciones islamófilas de Obama con respecto a la “tolerancia” de Al-Andalus.

    Cuando la marioneta que está al otro lado del charco es tan descaradamente manipulada por la progresía humanitarista, universalista e internacionalista pasan estas cosas después.

    El otro día, hablando en un restaurante, con un catalán (no independentista pero sí catalanista) me confesó que le preocupaba mucho mas el comprobar como en el barrio chino barcelonés, hoy por hoy, no se ve a ningun español, mientras que antaño era una zona, de inmigracion tambien, pero iban españoles de otras regiones de la peninsula, al menos antes no se producía el “shock” actual.

    Y es que un español podrá facilmente “catalanizarse” o adaptarse sin problemas a la sociedad de su nuevo entorno, pero una inminvasion foránea de forma masiva, con fuerte carga identitaria como tiene el islam, instaurada en una sociedad tontolerante, producirá el efecto contrario, esto es, la adaptacion (o desintegracion) del lugar de acogida en favor de los “invitados”

  4. serge bacou

    Son “catalans de la ceba”. Para la progresía y el nacionalismo catalán siempre será mejor cualquier tiznado mahometano o no que un extremeño, un andaluz o un murciano. La cosa ha dejado ya de quitarme el sueño, porque sé que al final el castigo será duro.

    Cataluña se ha visto siempre ella misma en el espejo como una especie de Suiza mediterránea, de Holanda del sur. A menudo, la vocación europea se ha confundido con la adopción de una especie de modelo nórdico, civilizado, preciso. Siempre se ha preferido lo septentrional a lo meridional, el norte al sur.

    La realidad le ha jugado una mala pasada a esa supuesta vocación europea, nórdica, ordenada y racional. Cataluña va camino de ser un Marruecos del norte o un Senegal europeo

  5. Raul con la barretina los catalanes pretenden reirse de si mismos porque si no es inexplicable que sentido tiene ponerse eso en la cabeza. No pasa nada por hacer una broma.

    En varios comentarios veo una envidia poco sana a los catalanes y no teneis puta idea de lo que es cataluña. Es como si españa fuera zapatero, que verguenza.
    Tened por seguro que cuanta mas presion para que pasemos por el tubo antes les estallara en la cara y siempre he pensado que aqui en cataluña es donde empezara el conflicto. Vienen malos tiempos. Yo solo tengo un deseo, no morir antes de dos decadas para poder participar de una manera activa en lo que tiene que venir. Nuestros politicos van a tener pesadillas y la policia tambien. Veremos la puta gracia que les hara jugarse el pellejo, como nunca han hecho, defendiendo a empresarios y politicos por un fregao que estos mismos han organizado. A los amantes del martirio les vamos a enseñar lo que es el terror, es una cuenta atras, estoy seguro ese dia llegara

  6. La progressia catalana com totes les progressies del món i més les d’avui dia no alèna de mentides que conta. Una cosa és que siguem educats i amables amb els immigrants i l’altre és que a Catalunya i a les terres on es parla català, amb el pretexte de la tolerancia interreliogiosa, de la aconfessionalitat politica i del present laicisme social reneguem dels nostres costums seculars que són els cristians i católics i agafem tot quan ens vé de fora casa.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*