La ministra de Igualdad británica quiere aprobar una ley que obligaría a la Iglesia católica a aceptar homosexuales y mujeres al sacerdocio

El razonamiento es muy sencillo, se trata de una discriminación por motivos de “género” y de “orientación sexual”. Lo leo en Crispal: La ministra de Igualdad británica quiere condicionar los requisitos para el sacerdocio católico, que lo toma de Religión en Libertad y de The Catholic Herald:

Los obispos de Reino Unido han denunciado que la ministra de Igualdad, Harriet Harman, quiere prohibir a la Iglesia católica que mantenga que los sacerdotes han de ser hombres solteros y célibes. Lo haría a través de la Ley de Igualdad, que propone que sólo se podrá condicionar el comportamiento de aquellos que dirijan el culto o estén dedicados a la enseñanza.

Los prelados no podrán impedir que sacerdotes ordenados se casen con mujeres, ni que formen una unión civil homosexual, bajo los preceptos de la ley de igualdad que prepara la ministra británica de Igualdad, Harriet Harman. Los obispos no estarán capacitados para impedir que los sacerdotes se realicen operaciones de cambio de sexo, mantengan estilos de vida abiertamente promiscuos, o realicen cualquier otro tipo de actividades que sean reconocidas como formas legales de expresión sexual.

Richard Kornicki, un ex alto funcionario del Ministerio del Interior, que trabaja como coordinador parlamentario para los obispos, asegura que la Iglesia podría ser perseguida por discriminación sexual si rechaza a mujeres o a homosexuales activos que se presenten como candidatos al sacerdocio. «El Gobierno está diciendo que la Iglesia no puede mantener sus propias creencias respecto a sus propios sacerdotes», asegura Kornicki.

Si el proyecto de ley termina aprobándose, y los obispos desafían al Gobierno, no sólo podrían ser acusados de discriminación sexual, sino que, en el peor de los casos, también podrían enfrentarse a penas de prisión, graves multas o embargos de sus activos.

Las propuestas de Harman, de alcanzar el rango de ley, pondrán inevitablemente a la Iglesia católica del Reino Unido en una posición de colisión con el Gobierno, – en particular en la poderosa Comisión de Igualdad y los Derechos Humanos– en lo concerniente a la libertad religiosa.

Creo que se acercan los tiempos de persecución a que se refiere el Apocalipsis.

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. La Iglesia Católica sólo obedece los dictámenes de Roma , esa ministra de igualdad es tan ignorante como nuestra “miembra”, ¿ o acaso piensa que ella solita puede protagonizar un nuevo Cisma ? en fin … ya veo que no sólo en España padecemos la política-basura.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*