Filipinas: Obispo partidario del diálogo con los terroristas recibe carta exigiéndole que se convierta o pague la jizya

El buen obispo (foto) denunció la ofensiva del gobierno contra los terroristas musulmanes con estas palabras:

«peace negotiations are still a better alternative. Basilan Catholic Bishop Martin Jumoad said that the deaths of 15 marines and 40 rebels in the battle to take an Abu Sayyaf stronghold in the remote Basilan town of Ungkaya Pukan were a waste of life and that the bloodbath should come to an end.»

Ahora ya sabe lo que tiene que hacer para que cesen los ataques.

Muslim Warriors to Filipino Bishop: Pay Jizya Tax, Convert or Die…….

 

8 comentarios

  1. Son geniales dejando en evidencia a los que pretenden el diálogo, parece como si el tan cacareado «entendimiento» les provocara más urticaria que, por ejemplo, a mí.
    Es evidente, -y no desperdician ocasión para hacerlo más patente si cabe-, que ningún acercamiento es aceptable ni ninguna concesión suficiente, llevan el principio de «O CESAR O NADA» al último extremo, esperemos que sea la NADA , – auténtico soporte de su credo-, lo que se ganen, y que sea cuanto antes.

  2. El fundamentalismo como cura al fundamentalismo.

    Para vosotros esa carta es suficiente para acabar con cualquier posibilidad de dialogo. Y coincidís con vuestros más fanáticos enemigos: la solución es la guerra santa.

  3. Un clavo saca a otro clavo… El fuego se combate con fuego….Dos no se pelean si un no quiere..pero eso no evita recibir una paliza, sin pelear, eso sí.
    Debo estar equivocado, Sr. Anónimo, sin duda Vd. y sus consejeros saben más, seguramente se controlaría mejor el delito estableciendo un diálogo con los delincuentes y utilizando monjitas dulces y comprensivas en lugar de esos adustos policías tan poco comprensivos con las necesidades de violadores, atracadores, salteadores, asesinos etc…, ¿verdad?, pero cuando sea esa la política del Estado, hágame caso, lleve una arma cargada encima.
    Como dijo un relevante personaje, que de eso sabía mucho, «se consigue más con una palabra amable y una pistola que con sólo una palabra amable».

  4. Lo que digo es que esa carta no tiene porque ser representativa de nada, siempre habrá algún fundamentalista que envíe una carta, pero ese simple echo no debería acabar con una iniciativa pacífica. De ser así, cualquier loco podría acabar siempre con toda iniciativa de arreglar un conflicto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*