Aínsa representó ayer «La Morisma», que celebra la reconquista de la villa hace más de 1.200 años

Se trata de algo así como la “Covadonga” aragonesa:

 

ZARAGOZA. Desde hace siglos, Aínsa conmemora en tono festivo la reconquista de este municipio a los musulmanes. El acontecimiento histórico, según relatan las leyendas medievales, ocurrió en el año 764. Fue uno de los primeros episodios de la Reconquista,en este caso la surgida en los focos cristianos que se resguardaron en el Pirineo y que, poco después de la invasión musulmana, se decidieron a recuperar el territorio previamente perdido.

Según esos relatos que labró la historia, los musulmanes perdieron Aínsa tras el ataque lanzado por trescientos soldados, al mano del rey García Giménez. Eso sí, la misma leyenda, y de ahí la riqueza espiritual del caso, indica que el mérito fue compartido entre lo humano y lo divino, porque el ímpetu de las tropas cristianas se vio apoyado por la Providencia. Cuenta la tradición popular medieval que se apareció una cruz iluminada sobre una carrasca y que el rey entendió que era una señal divina que le garantizaba protección a la guerrera empresa que se había propuesto. Dicho y hecho, y la milagrosa cruz sirvió, según la leyenda, como protección decisiva para vencer a los musulmanes.

Ambiente medieval

Esa es la esencia que inspiró La Morisma de Aínsa, una representación teatral que conmemora aquella batalla que permitió recuperar para el reino cristiano del Sobrarbe esta localidad pirenaica. La Asociación La Morisma se encarga desde hace años de mantener viva esta tradición, con la participación de las instituciones. Es parte destacada del patrimonio cultural y etnográfico de la comarca oscense del Sobrarbe, y se convierte en un motivo añadido para animar a la visita a este pintoresco rincón del Pirineo, cargado de sabor medieval.

La Morisma se representa cada dos años y este 2008 toca. Suele escenificarse a mediados de septiembre, pero en esta ocasión se ha decidido hacerlo mañana domingo. Será a partir de las 17:30 horas,en la Plaza Mayor de Aínsa. Participarán trescientos actores.
Caballero de honor

Además, el profesor Anchel Conte será nombrado caballero de honor de la Real Orden de la Morisma, una costumbre que se instituyó en el año 2006. Los primeros en recibir este honor fueron dos octogenarios, que desde su juventud participaban como actores en la representación de La morisma. En esta ocasión se ha optado por distinguir a Anchel Conte, que fue profesor en el instituto de Aínsa y fundador de la agrupación folclórica «Viello Sobrarbe». Se le quiere reconocer su contribución cultural a la Comarca del Sobrarbe.

Reino de Sobrarbe

El Sobrarbe fue uno de los primeros reinos cristianos que, tras resistir en el Pirineo la conquista musulmana de la Península, emprendieron la Reconquista y dieron lugar a la formación posterior de la Corona de Aragón.

Según las fuentes documentales y las leyendas medievales, García Giménez fue el primer rey de Sobrarbe, entre los años 726 y 758. En 724 afrontó con éxito la batalla de Aínsa, fecha que se considera como referente de la Reconquista en el Pirineo central.

Aquel antiguo Reino de Sobrarbe ocupaba un territorio que abarca a setenta núcleos de población, pertenecientes a veinte municipios. Aínsa, en la actualidad capital de la comarca de Sobrarbe, mantiene en su callejero la esencia de la Edad media. Pasear por Aínsa es retrotraerse siglos y siglos. De aquel próspero pasado dan muestra sus calles, su castillo, construido en el siglo XI y reformado posteriormente, hasta en el XVI; las iglesias de Santa María de San Salvador, del siglo XII; o sus casas solariegas y de familias notables, varias de ellas del siglo XVI.

 

Necesitamos estamos actualmente de estas celebraciones y recuerdos.

 

* * * * *

PS: Puedes hacer una visita virtual a Ainsa.

Pincha aquí para ver más fotos de pueblos pintorescos de España.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*