La UE continúa legislando contra la libertad de expresión. La excusa es ahora el racismo.

Intentaron hace poco meter a los blogs en cintura. Las razones alegadas eran tan burdas que el Parlamento paró la iniciativa (El Parlamento Europeo rebaja el tono de su campaña por el control de los blogs. Pero prohibe bloguear a un euroscéptico británico). Ahora se trata, dicen, de atajar el racismo y la xenofobia. Pero son simples excusas.


Habla Jacques Barrot (foto), de quien tratamos ya aquí (Vicepresidente de la Comisión Europea: “La inmigración es una exigencia económica y moral”).

“I warmly welcome the introduction of severe and effective sanctions against racism and xenophobia that are direct violations of the principles of liberty, democracy, respect for human rights and fundamental freedoms and the rule of law, principles upon which the European Union is founded and which are common to the Member State,” Barrot stated.

The Framework Decision is considered as an important tool for sanctioning on the EU level racist and xenophobic crimes.

EU member states will have two years to introduce severe and effective sanctions of at least between 1 and 3 years of imprisonment against those who intentionally publicly incite to violence or hatred by dissemination or distribution of tracts, pictures or other material, directed against persons defined by reference to race, colour, religion, descent or national or ethnic origin.

Similar sanctions will apply to those who publicly condone, deny or grossly trivialise crimes of genocide, crimes against humanity and war crimes as defined in the statute of the International Criminal Court and crimes defined by the Tribunal of Nüremberg.

De uno a tres años para quienes sean acusados de racismo (EU further takes steps towards censorship of thought and expression). No creo que sea casualidad que la misma persona que dice que la inmigración es una deber moral imponga ahora el silencio a quienes critican la invasión de Europa por personas de distinta raza y religión.

Más (When Free Speech Becomes a Crime):

The agreement punishes “public inciting to violence or hatred that targets a group or a member of a group defined by race, color, religion, descent, national or ethnic origin.”

Traduzco: El acuerdo castiga “la incitación pública a la violencia o al odio de un grupo o un miembro de un grupo en razón de su raza, color, religión, procedencia y origen nacional o étnico”.

Me parece bien que se castigue la incitación pública a la violencia. El “odio” es un asunto delicado, porque es un estado psicológico individual ¿cómo se va a castigar eso?. Pero hay más, ¿acaso van a prohibir el Islam por sus continuas llamadas al odio y a la muerte de los infieles?

Por supuesto que no. Nuestros señores europeos tienen en mente otras cosas muy diferentes. Quieren acabar con los blogueros que alertamos sobre el peligro del Islam:

Inciting “through the broadcast or public distribution of writings, images or other audio-visual aids,” will also be punished, referring to the Internet.

En fin, mejor será que nos vayamos preparando. Por cierto, este Barrot es de esa derecha europea moderna a la que pertenecen Aznar, Aguirre, Rajoy y demás comparsas. Comingo que no cuenten.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. Me lo temía esto desde hace mucho tiempo. Por supuesto, es mezclar el tocino con la velocidad pero saben que han metido la gamba en tema inmigratorio y en vez de entonar el miserere, “censuran” al mensajero.

    Lo mando al grupo google.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*