Kosovo: Un paraíso del crimen bajo vigilancia permisiva de los servicios secretos de Occidente

Me envía Stern este artículo de Rebelión (¿Se acabó ya el affair? El BND, la CIA y el Estado profundo de Kosovo) que trata del caso de los tres agentes secretos alemanes que fueron descubiertos poniendo una bomba en la oficina del Representante Especial de la Unión Europea ubicada en la capital, Prístina.

Es un artículo largo que os recomiendo. Os traigo esto:

La manzana de la discordia que podría haber llevado a Thaci y a sus secuaces a vengarse de sus antiguos aliados alemanes era un análisis del BND [servicios secretos alemanes] de 67 páginas acerca del crimen organizado en Kosovo. Como Schwarz indicaba en el dossier, elaborado en febrero de 2005 y filtrado finalmente a la prensa, «acusa a Ramush Haradinaj (jefe de gobierno desde diciembre de 2004 a marzo de 2005), a Hashim Thaci (primer ministro desde enero de 2008) y a Xhavit Haliti, que ocupa la presidencia del parlamento, de estar profundamente implicados en el tráfico de drogas».

Según el informe del BND, «En lo que se refiere a los actores clave (por ejemplo, Haliti, Thaci, Haradinaj), se dan los vínculos más estrechos entre política, comercio y estructuras internacionales del crimen organizado operando en Kosovo. Las redes criminales detrás de todo esto están fomentando la inestabilidad política. No tienen interés alguno en construir un estado funcional que pueda impedir su floreciente comercio». (WSWS, op. cit.)

Haradinaj, un protegido de los estadounidenses, se convirtió en Primer Ministro en 2004. Sin embargo, se vio obligado a dimitir de su puesto en marzo de 2005 cuando el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia le acusó de crímenes contra la humanidad. Entre otras cosas, Haradinaj fue acusado de secuestrar civiles, de detención ilegal, tortura, asesinato y violación. Schwarz señala que se le absolvió en abril de 2008 por «falta de pruebas, después de que nueve de diez testigos de la acusación murieran violentamente y el décimo retirara su acusación después de escapar por los pelos de un intento de asesinato». ¡Eso para que otra vez se te ocurra hablar de los tipos que ocupan cargos de poder!

El Instituto Berlin para la Política Europea, recogiendo pruebas reveladas por periodistas e investigadores acerca del control del tráfico de drogas por parte de quince familias albanesas del crimen, presentó acusaciones parecidas contra Thaci, afirmando que el poder real en Kosovo lo ostentan entre quince a veinte clanes familiares que controlan «casi todos los puestos sociales clave» y que están «estrechamente vinculados a los políticos importantes».

Los norteamericanos han instalado en Kosovo la mayor base militar del continente europeo. La OTAN mantiene un contingente militar numerosísimo para una población y territorios relativamente pequeños.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*