4 Comments

  1. Todo sea que vendan té y cordero degollado y en los baños cambien el papel por el cubo de agua.
    También puede ser que tengan problemas con la ley anti-tabaco, no les dejarán fumar porrillos a los chicos.
    El nombre es cuanto menos que curioso porque supongo que el propietario la tenga situado cerca de la Mezquita. Pero es gracioso, es como llamar a una discoteca: «el telele de Mahoma»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*