El Parlamento de Somalia ha aprobado por unanimidad de los diputados asistentes la aplicación de la Ley Islámica o “Sharia” en todo el país.

El titular se las trae (El Parlamento somalí da un paso más para convertise al islamismo), pero la noticias no deja lugar a dudas:

El Parlamento de Somalia ha aprobado por unanimidad de los diputados asistentes la aplicación de la Ley Islámica o “Sharia” en todo el país. Osman Elmi Boqore, vicepresidente del Parlamento, explicó que “el Legislativo aprobó el proyecto presentado por el Gobierno el mes pasado y que ahora le autoriza a aplicar la Ley Islámica en todo el país”.

Al término de la sesión, Boqore indicó que “los 343 miembros del Parlamento que acudieron a la sesión (de los 550 que lo forman) votaron todos por la aplicación de la Sharia, lo que convierte a Somalia en un Estado Islámico”.

Mientras Boqore anunciaba el resultado de la votación, muchos miembros de la Cámara coreaban “Dios es grande” y algunos de ellos pedían a voces que esta fecha se declare fiesta nacional.

Algunos clérigos musulmanes que apoyan al presidente del país, Sheikh Sharif Sheikh Ahmed, un integrista islámico relativamente moderado, y miembros de grupos integristas que no están en el Parlamento asistieron a la sesión y mostraron su satisfacción por la aprobación de la aplicación de la Sharia.

Sheikh Bashir Ahmed Salad, líder de los religiosos, dijo a los periodistas que “es un buen comienzo para nuestros propósitos. Los somalís son musulmanes, la solución a sus problemas vendrá con la Sharia y el mundo debe aceptar y alegrarse de esta decisión”.

La milicia integrista islámica radical de Al Shabab, relacionada por EEUU con Al Qaeda y que tiene declarada la guerra al Gobierno de Sheikh Ahmed y a las fuerzas de paz de la Unión Africana destacadas en Mogadiscio, no envió observadores a la sesión.

Poco después de aprobarse la aplicación de la Sharia, un tribunal de Jawhar (a 90 kilómetros de Mogadiscio), encabezado por el juez Sheikh Mohamud, condenó a dos hombres acusados de hurto a recibir 39 latigazos cada uno y fueron flagelados en público.

La aprobación de la aplicación de la Sharia supone que Somalia se convierte en un Estado islámico en el Cuerno de África, lo que para muchos puede favorecer la estabilidad del país, aunque una aplicación estricta puede llevar también a impedir su progreso.

Be Sociable, Share!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*