“Pakistán es el país más peligroso del mundo, un estado fallido”

Una potencia nuclear pasa a ser estado fallido. Tremendo. Además tenemos muchos inmigrantes entre nosotros:

Alberto Priego, investigador de la Universidad de Londres y experto en Cáucaso y Asia Central afirma que “los pakistaníes en España evitan instituciones y bancos, es difícil seguir su rastro”.

Alberto Priego:

Alberto Priego, investigador de la Universidad de Londres.

José María Olmo. Alberto Priego es experto en el Cáucaso y Asia Central y sigue de cerca la preocupante evolución de Afganistán y Pakistán, los países que centran en estos momentos todas las miradas de la comunidad internacional. Autor de multitud de artículos y varias publicaciones sobre esta región del mundo, actualmente es investigador en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS, School of Oriental and African Studies) de la Universidad de Londres y prepara un libro (De la Mezquita Roja al asalto de Bombay) sobre el único país musulmán que dispone de la bomba nuclear.

La comunidad pakistaní residente en España es uno de los colectivos inmigrantes más desconocidos. ¿De dónde proceden los pakistaníes que llegan a nuestro país?

La mayoría vienen de la región rica del Punjab, de la zona fronteriza con Cachemira. Los que vienen legales suelen pasar antes por otros países europeos como Reino Unido. Los ilegales pueden tardar años en entrar en España y hacen escalas en los países del Golfo Pérsico y de la mitad norte de África. El mayor problema es que hay mucho secretismo en torno a sus comunidades. El 5% tiene la nacionalidad española. Los primeros llegaron en los años 70 y 80. Trabajaron durante mucho tiempo en minas y en la industria. Estaban en las zonas de Jaén y León, trabajando en la minería, y en Barcelona, por la industria. Como la cosa ha cambiado, ahora se dedican a carnicerías islámicas, locutorios y supermercados.

¿Por qué escogen España como lugar de residencia?

Hay pakistaníes en todos los países europeos. Se estima que en España residen unos 36.000. Su número se ha duplicado en los últimos cuatro años, pero no es una presencia especialmente elevada. En el Reino Unido hay unos 800.000 pakistaníes.

La mayoría se concentra en el área de Barcelona.

Sí, además están muy organizados e incluso politizados. Tienen mucha conciencia propia de comunidad. Son muy activos. Tienen una radio que emite en urdu, castellano y catalán, y tienen su propia publicación. Curiosamente, son casi todo hombres, por lo que ya está empezando a haber matrimonios mixtos pakistaníes-españoles. Se dedican mucho a alquilar pisos a inmigrantes, a los que los españoles no quieren alquilar por falta de garantías. También controlan bastante el negocio de los taxis.

Las Fuerzas de Seguridad han advertido del riesgo de infiltración de elementos terroristas en la comunidad pakistaní y ya ha habido medio centenar de detenciones. ¿Existe ese riesgo?

No se puede criminalizar, muchos están integradísimos, pero sí es cierto que representan algunos problemas para la seguridad. Por ejemplo, evitan el contacto con instituciones españolas, organismos y bancos. Es difícil seguir el rastro de sus transacciones internacionales, algo que se puede utilizar para financiar el terrorismo islamista. De hecho, los atentados de Bombay se financiaron desde Barcelona. Otro problema son las mezquitas no registradas, las ilegales, que suelen ser las más radicales. También existe el problema del diezmo para la mezquita. Los templos radicales tienen mafias aparejadas que amenazan y chantajean a los comercios que no quieren pagar su contribución a la mezquita. Es un problema que ya se ha detectado en Barcelona. En España hay unos 36.000 pakistaníes. Su presencia se ha doblado en cuatro años pero no es mayor que en otros países
El mundo ha vuelto su mirada hacia Afganistán y Pakistán, una zona que parecía olvidada. ¿Cómo pueden unas tribus medievales, perdidas en medio de Asia, poner en jaque al planeta?
Tienen ese poder porque desde los 70 se les ha islamizado y se les ha proporcionado armas, sobre todo vía Estados Unidos, Israel y Reino Unido, para contener a la Unión Soviética. Durante 30 años se les ha proporcionado muchísimo dinero a través del tráfico de drogas, que sigue siendo su principal fuente de financiación. Cuando la Unión Soviética se retira de Afganistán en 1992 no se cambia esa política de islamización, sino que se deja de la mano de Dios. Se había creado un grupo de radicales y no se desradicaliza el país. ¿Qué ocurre? Pues que 17 años después tenemos un país descontrolado como Afganistán, en el que hay un grupo de radicales que desestabiliza todos los países asiáticos.

Su poder se extiende más allá de las áreas tribales.

Prácticamente controlan Pakistán. Y además actúan con impunidad. En el reciente ataque al equipo de cricket de Sri Lanka los terroristas no sufrieron ninguna baja y no detuvieron a nadie. Y la permeabilidad de las fronteras es absoluta.

¿Qué retos debe afrontar el presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, para evitar que empeore la situación en su país?

El primero es conseguir la estabilización, que no sea el país más peligroso del mundo como es ahora. El atentado contra el equipo de Sri Lanka tuvo un significado muy claro: quieren desestabilizar Pakistán, no quieren que haya deportes y no quieren que haya extranjeros. En el Valle del Swat han prohibido la música, el oficio de barbero para que no se puedan cortar las barbas y las escuelas femeninas. Ese terror que promueven en la frontera lo quieren llevar a todo el país.

¿Por qué dice que es el país más peligroso del mundo?

Un informe de 2005 del Departamento de Estado de Estados Unidos asegura que Al Qaeda tiene entre sus planes hacerse con el control de un país. Lo intentaron primero en Sudán, después en Afganistán, y parece que ahora lo están intentando en Pakistán. Es el objetivo porque es un país caótico y nuclear. El arma nuclear de Pakistán está apoyada por todos los países musulmanes. Estratégicamente también es un país muy importante. Tiene frontera con la India, Irán y Afganistán, y salida al Mar Arábigo.

¿Puede la situación económica favorecer a los islamistas?

Es el otro gran reto de Zardari. En Lahore, la ciudad más cosmopolita, en la región de Punjab, nunca había habido un atentado suicida hasta enero de 2008. Desde entonces ha habido un montón. El turismo era uno de los principales ingresos de Pakistán, pero los islamistas se lo cargaron implantando el miedo. El atentado contra el Hotel Marriot, por ejemplo, tenía dos fines claros: evitar que vinieran mandatarios extranjeros, porque era donde se alojaban, y evitar que fueran turistas a Pakistán. Otro 50% del PIB procede de Punjab, principalmente de la industria textil. Ese es ahora su objetivo.

¿Qué efectos tendría en la zona una desestabilización del país?

¿Más aún? Pakistán ya es un estado fallido. Los efectos por Asia Central ya se han extendido. Lo que ocurre es que son regímenes muy represores y cualquier riesgo de islamismo se acaba rápido. Pero en la India ya hay un problema, porque están desestabilizando su crecimiento económico. Los atentados de Bombay buscaban desestabilizar las relaciones entre ambos países para que Zardari esté más pendiente de la frontera con India que de la lucha contra los talibanes. Esa es la técnica de siempre.

¿Tendrá éxito el plan Obama para Afganistán?

Es un buen plan pero con dos fallos. Primero, pretende reintegrar a los talibanes en la población civil, una idea que viene de Irak, donde se cree que un 70% de la insurgencia es económica, gente que se une a los talibanes para sobrevivir. Pero en Afganistán se trata de personas que llevan 30 años guerreando y que no se mueven por motivos económicos, sino religiosos. El otro error es dar mayor poder a los gobernadores provinciales, porque Afganistán es un país artificial, donde las etnias dominan diferentes zonas y se enfrentan entre sí. Obama pretende fortalecer a los gobernadores para debilitar a Hamid Karzai, corrupto y sin legitimidad, pero por ese camino fortalecerá a los señores de la guerra.

Pakistán era un “aliado” hasta hace poco. Esto pone de manifiesto la locura de la política exterior norteamericana.

Be Sociable, Share!

5 Comments

  1. NO tienes ni puta idea de lo que ucure en realidad, nose donde has estado estudiando!!. Como puedes decir que Pakistan es un pais peligroso cuando en realidad israel y estados unidos estan fastidiando a todos!!!

    Estudia mas y investiga mas porque no tienes ni p…. idea de estos dos paises.

  2. Paquistan como toda frontera del Islam es un pais peligroso y si no que le pregunten a los indúes … y otra cosa … ¿puede una mujer presidir un gobierno en Paquistan? … pues a juzgar por lo que le hicieron a la última que lo intentó seguro que no , claro … ¿como va una mujer en Paquistan a valer más que un hombre?

Responder a Jaime271 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*