Churchill, Hitler and the Unnecessary War, de Pat Buchanan (0). Introducción

Pat-j-buchanan-churchill-hitler-and-the-unnecessary-war-31 Esta es una reseña del libro de Pat Buchanan «Churchill, Hitler and the Unnecessary War». Me ocupará varios capítulos. Empiezo hoy con una introducción.

Advierto que estoy leyendo otro libro, salido este año y que por alguna razón está teniendo muy buena prensa. Aquí hay algunas reseñas en español. Lo primero que me ha llamado la atención es que en los Balcanes habían tenido lugar dos guerras en 1911 y 1912. Y que a esta se la llamó la tercera guerra de los Balcanes, pero esto queda para otro día.

* * * * *

El libro empieza con un prefacio en el que explica que se propone responder a unas preguntas simples aunque de la mayor trascendencia: ¿Fueron la primera y segunda guerras mundiales (PGM y SGM en adelante, respectivamente) inevitables? Si no lo fueron ¿quiénes nos llevaron a ellas? ¿Quiénes son los estadistas responsables de la muerte de occidente?

Buchanan considera, certeramente, que fueron estas guerras las que iniciaron el declive de la cultura post cristiana de Occidente.

El Prefacio es seguido de una Introducción que trata del hundimiento del Imperio británico. Su fin estaba cantado tras la doctrina-ocurrencia de la «autodeterminación» propuesta por el presidente norteamericano Wilson. Pero la forma en que se disolvió solo se entiende desde los errores británicos que llevaron al país a las guerras mundiales, consideradas también guerras civiles europeas.

De hecho, hubieran sido guerras civiles europeas si Inglaterra -debido a su imperio- no las hubiera convertido en mundiales. Además, fue Inglaterra la que declaró la guerra a Alemania en ambos casos, a una Alemania que nunca quiso atacar ni poner en cuestión el imperio británico.

Nótese que el imperio inglés se habría hundido por la misma razón que el español: meterse en aventuras centroeuropeas que no le afectaban realmente. En el caso de GB el delito es aún mayor. España se vio envuelta porque la política matrimonial de Isabel la Católica quedó descompuesta por las muertes de sus hijos y la corona fue a parar a manos de la dinastía borgoñona y de los Habsburgo. La Reforma y la aventura italiana -en la que nos metió Aragón/Cataluña- nos desviaron de nuestro destino atlántico y norteafricano.

¿Pero GB? ¿Qué se le había perdido en el continente a principios del s. XX? Nada. Buchanan concluye igualmente que tampoco a los EE. UU. se le ha perdido nada en la ex Yugoslavia, ni en Afganistán, ni en Irak, pero eso es otro tema.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. Es recomendable leer a MacKinder, padre de la geoestrategia moderna, y su teoría: «El Pivote Geográfico de la Historia».

    Inglaterra lo último que quería era que Alemania se hiciera con el «Heartland» (Zona que comprende la Europa Oriental y Asia, conocida como Eurasia) desde luego lo consiguió pero a cambio Occidente se hundió.

    Probablemente la teoría de Mackinder expliqué porque USA se mete en lo que a priori parece que no le incumbe.

  2. Buchanan es un tío brillante pero, a veces, se pasa con la cerveza. Que la combinación de victimismo e imperialismo del Imperio nazi/alemán se puede explicar «sólo» por la actitud del R.U. me parece increible, como mínimo discutible. Porque esa es la cuestión en P. Buchanan, provocar y discutir.

    Ha habido siempre una posición pública en EE.UU. ha quedarse sólo en los asuntos de casa y no salir afuera, posición discutible y minoritaria, «porque la historia de EE.UU. es la historia del expansionismo y el meter las narizes donde no le llaman».

    En cualquier caso, Buchanan seguirá incidiendo en sus cosas, aunque nadie le puede pedir que sea coherente.

    (Y, sí, la opinión de Buchanan es «revisionista»).

  3. Yo no mezclaría a la Alemania de antes de la PGM con la Alemania nazi, Benito.

    El acoso del Imperio inglés a Alemania fue una infamia. Hemos acabado perdiendo todos. Desde luego, esta pudo actuar de forma mucho más prudente, y debió hacerlo, vistos los resultados.

    Y no creo que escriba bebido 🙂

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*