Dinamarca: Ofrecen dinero a inmigrantes para que dejen el país

Me parece bien y mal. Bien en principio, porque implicaría perder de vista a muchos indesables. Mal, porque se irán quienes ya pensaben irse, y no los indeseables, y además lo harán con una propina adicional. Las almas cándidas (o no tan cándidas, a saber) han puesto el grito en el cielo (Dinamarca: Ofrecen dinero a inmigrantes para que dejen el país):

Dinamarca está ofreciendo a los inmigrantes de países “no occidentales” 100,000 coronas danesas (US$20,000) si renuncian voluntariamente a su residencia legal y regresan a “casa”. Esta es apenas una de las muchas creativas iniciativas encabezadas por el Partido Popular Danés para hacer que los extranjeros -y sobre todo los musulmanes- no se sientan bien acogidos en este pequeño país europeo de 5.5 millones de habitantes.

Según el Partido Popular Danés, uno de los dos miembros de la coalición de partidos de derecha que forman el gobierno danés, pagarles a los inmigrantes para que se vayan de Dinamarca le ahorrará al estado dinero de los servicios sociales y “problemas” [da] en el largo plazo. “Cuesta mucho tener inmigrantes mal adaptados en la sociedad danesa”, dijo el portavoz financiero del partido, Kristian Thulesen Dahl. Las autoridades locales que quieren exhortar a los inmigrantes a dejar el país han reservado fondos para esta campaña. El gobierno todavía no ha calculado cuántas personas podrían aceptar la oferta.

Los pensionistas deben informar de viajes de más de dos meses

Otra iniciativa negociada este mes por el Partido Popular Danés es una ley que obliga a todos los pensionistas y jubilados anticipados en Dinamarca [da] a que informen al gobierno de su ciudad si planean salir de Dinamarca durante más de dos meses en un solo viaje. Evidentemente, el objetivo es poner fin a que la gente “por ejemplo, los iraquíes” reciba pagos de pensión en Dinamarca cuando tal vez estén cobrando remuneraciones en otro país al mismo tiempo. El ejemplo más popular es el de la política iraquí-danesa Samia Aziz Mohammad, que fue descubierta cobrando fondos de pensiones mientras cobraba altos sueldos del parlamento iraquí. Ella ha devuelto el dinero [da] al gobierno danés. La prensa danesa descubrió a otro pensionista que cobraba remuneraciones del parlamento kurdo.

Los parlamentarios del Partido Liberal y del Partido Popular Danés han alegado que las nuevas restricciones también reducirían las visitas de vacaciones por parte de falsos refugiados a sus países de origen, y la repatriación de familiares que pasan demasiado tiempo en el extranjero.

El hecho que todos los pensionistas daneses se conviertan en sospechosos de fraude es algo que ha molestado abiertamente [da] a la mayor asociación de ciudadanos de la tercera edad de Dinamarca, DaneAge. Muchos comentarios en artículos periodísticos [da] apoyan los intentos del gobierno de reducir el fraude.

Un blogger danés, Erik Bentzen en Dette og Hint, dice [da]:

Cualquiera puede ver que la nueva regla reportada no va a detener ningún fraude, pues no incluye ningún tipo de control efectivo.

Esto es acoso puro y política simbólica vacía, que aumenta el trabajo administrativo del gobierno local sin absolutamente ninguna razón.

La norma tiene la inteligencia de una ameba, y ojalá resulte en un contragolpe la próxima vez que voten los pensionistas.

¿Acoso puro y política simbólica vacía? En parte sí, lo que hay que hacer es empezar a retirar permisos de residencia y a expulsar a vagos y maleantes, y sin compensación por irse.

Be Sociable, Share!

2 Comments

1 Trackback / Pingback

  1. Dinero del Mundo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*