¿Qué le cabe hacer al movimiento identitario? De Meccania a Atlantis. Partes 8 y 9: La dificulatad de la revolución, la ineficacia de la oposición

El capítulo ocho (From Meccania to Atlantis Part 8 – Drenched to the Bone) propone los posibles cursos de acción que tenemos quienes no queremos pasar al basurero de la historia y de los recuerdos. Muy pocas. Hay dos maneras de detenerse o irse del autobús (la revolución y la oposición).

La revolución es teóricamente fácil. Tan fácil como hacer una macro manifestación que ocupe Madrid y eche al gobierno.  Pero en la práctica es imposible, porque no hay suficiente rebeldía en la derecha para hacerla y sobre todo para después mantenerla. El milagro es que haya habido revoluciones como la Americana

One familiar with French or Russian history can understand why many preferred the dreadful carnage and chaos of revolution to the cruelly oppressive and unjust status quo. But it’s not so easy to understand what drove colonial Americans to a revolution in 1776 but not 220 years later. If they rebelled then against taxation without representation, taxation in America is at least 600% higher now, and in Western Europe it’s higher yet. And under the Tweedledum/ Tweedledee two-party system, the too-silent American majority and its most vital interests have no more representation than they did in the British Parliament of the 18th century.

La posición, es decir, cambiar el sistema dentro del propio sistema es imposible, porque tan pronto como un partido que los propone alcanza cierta notoriedad, los demás se unen contra el y lo desactivan con un “cordón sanitario”, como es el caso del Vlaams Belang.

El capítulo nueve (From Meccania to AtlantisPart 9: Goodbye To All That) repasa las posibilidades que tenemos quienes no queremos pasar al basurero de la historia y de los recuerdos. Muy pocas. La emigración sería una, pero todos los países occidentales están más o menos infectados. Algunos estados de la llamada América profunda, Australia… pero aun esos estas dejando de ser lo que eran. La separación estaría bien, pero casi es imposible. No obstante, yo creo y tengo grandes esperanzas en la secesión de algún estado norteamericano.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*