Alemania multa y manda a la cárcel a los padres que se niegan a que sus hijos reciban clases de educación sexual estatal

Laocoonte y sus hijos
Laocoonte y sus hijos

Ocho matrimonios ruso-germanos residentes en Salzkotten, Alemania, decidieron no enviar a sus hijos a las clases sobre educación sexual que son obligatorias en la escuelas del país. Como resultado, primero fueron condenados a pagar abultadas multas y finalmente han sido sentenciados a prisión. Uno de los padres salió de la cárcel el viernes pasado tras haber permanecido encerrado durante una semana. La institución cristiana International Human Rights Group (IHRG) está encargándose de la defensa legal de dichas familias. Para el presidente de dicha institución las autoridades alemanas «consideran que los hijos pertenecen al estado, especialmente mientras están en el colegio»

Noticia original:www.infocatolica.com
Via opticalibre

Frase para enmarcar: «los hijos pertenecen al estado». El sueño jacobino hecho realidad…otra vez. Quienes hayan vivido bajo el comunismo han escuchado esa frase: «los hijos pertenecen al estado». Y ahora ya la tenemos en Europa.

El mundo que pretenden construir los burócratas es inviable. Es inviable económicamente (el teorema de Mises sobre la imposibilidad del socialismo pronto cumplirá 100 años), es inviable socialmente porque la fragmentación social que se genera entre pagadores de impuestos y grupos subvencionados continua creciendo, es inviable demográficamente porque la ausencia de impulso reproductivo es una consecuencia de la destrucción de las responsabilidades filiales y parentales (ni los hijos ni los padres sirven para nada porque el Estado proveerá) y es inviable geopolíticamente porque un Gobierno grande tiene algún sentido utilitario si es guerrero, tanto para la conquista como para la defensa, pero ese mismo Gobierno grande también sirve para traicionar a sus ciudadanos con más eficacia ante cualquier amenaza.
Una sola de estas causas puede bastar para el hundimiento. En el caso de Europa se dan todas. Gobiernos grandes con un creciente número de funcionarios y subvencionados, leyes y regulaciones que ahogan la iniciativa individual, cultivo de la irresponsabilidad mediante garantismo social, proscripción de los roles familiares y tendencia a mimar y pactar con cualquier amenaza pública ya sean piratas somalies, ladrones o asesinos de los de siempre o terroristas de dentro o de fuera.

¿A que viene todo esto? Pues a que no creo que la situación sea reversible. La alternancia demócratica servirá eventualmente para frenar la tendencia pero no para cambiarla. El tiempo sí acabará por poner las cosas en su sitio…para los que estén. Y la familia será lo que marque la diferencia.

Be Sociable, Share!

12 Comments

  1. El tiempo terminará por poner las cosas en su sitio por supuesto.

    Esto que les está pasando a estas valientes familias no es más que el colofón de lo que venimos sufriendo día a día. La intromisión del estado en la dinámica de las familias, en la educación de los hijos, en las relaciones hombre-mujer, padres-hijos. En todo.

    Y sí, eso es comunismo. Ya lo viví en el comunismo. Aquí y ahora está pasando lo mismo. Menos burdo, más sutil pero igual de peligroso.
    Y eso es una espiral destructiva, porque la gente ya se acostumbra a esa degeneración y prostitución de las instituciones, a esa paternalización del estado. Y «reclaman más presencia policial en las carreteras», porque un hombre de 20 años se mató conduciendo borracho por una carretera recóndita. Papá estado que controle al inútil.
    Eso obviamente, es inviable y es sólo un pequeño ejemplo sobre cómo el actual estado de cosas no puede de ninguna manera sostenerse.

    Una familia fuerte es lo único que nos ayudará en los tiempos que se avecinan.

  2. El panorama político de Europa es francamente desolador.
    En un artículo de hace 4 años titulado «¿LA DERECHA EUROPEA? Rimbauds, no Rambos» Mark Stein comentaba sobre las elecciones francesas del 2002:

    «Aunque procedentes presuntamente de extremos opuestos del espectro político, acabaron compitiendo frente a frente en idénticas plataformas en las elecciones presidenciales de 2002; ambos estaban apasionadamente comprometidos con los impuestos elevados, el paro elevado y las tasas de criminalidad elevadas.»

    El artículo completo pueden leerlo aquí, lo recomiendo:
    http://revista.libertaddigital.com/rimbauds-no-rambos-1276230696.html
    Conserva plena vigencia, de hecho, las cosas han empeorado desde entonces.

    La diferencia no puede ya buscarse entre izquierda y derecha, ambas son estatalistas por igual. Si alguna función legítima tiene el Estado sería proveer seguridad y justicia. Ambas brillan por ausencia, y mientras más tareas incumple el Estado más tareas reclama. El estado no protege de piratas, violadores, asesinos y terroristas. Al contrario, los subvenciona. Y a cambio, ofrece lecciones obligatorias sobre tener sexo y con quien, prohíbe la autodefensa, legisla abundantemente sobre como se debe hablar, vestir, comer o divertirse.
    Repito que la mera alternancia democrática no ofrece solución. Porque se continúa acumulando legislación sobre legislación, nuevos decretos que atentan contra la libertad.
    ¿Hay algún punto, (el que sea) del que pueda decirse?: No se legislará sobre ello, esta area es para que ciudadanos libres decidan por sí mismos.
    A mí no se me ocurre ninguna creo que porque no hay. Yo pienso que un paso importante sería defender el derecho a decidir libremente cualquier cosa. No hace falta ir a nada extremo, me conformaria con algo inocente como los adornos navideños o la propia frase Navidad. Digamos que un Belen escolar, una hucha con forma de puerco o la frase ¡Feliz Navidad! no sean considerados subversivos, racistas, discriminatorios, ofensivos y todo lo demás.
    Desde el Gobierno llueven las prohibiciones.
    ¿Podríamos conseguir imponer alguna a los políticos? ¿Que en algún sitio nos dejen en paz?

    Hace mucho tiempo «cobrar por respirar», «impuestos por respirar» o expresiones similares eran una metáfora. Hoy es una amenaza real si las ideas ecologistas siguen avanzando.

  3. Yo este paternalismo ya lo vengo percibiendo hace tiempo y viene acompañando al desarme moral de Europa , hubo un tiempo en el que la Iglesia ejercía el poder crítico y aportaba la dimensión moral a unos Estados europeos que escuchaban sus consejos , todo aquello era tenido en cuenta e impregnaba la labor de la política , pero esa fuerza de la Iglesia hoy ha desaparecido y ha sido reemplazada por una intervención de gobernates que actúan ahora más perdidos y con las manos libres para cometer insensateces.

  4. Muchos de esos alemanes-rusos son Bautistas, por eso Ingo Breuer de una radio bautista estadounidensa en alemán, hace campaña por ellos, les recomiendo este sitio en alemán e inglés, con videos sobre cuan socialista es la CDU:
    http://www.solidrockfaith.com/
    http://www.gutebotschaft.com/
    Firmen la declaración católica-ortodoxa-evangélica de manhattan, por la libertad religiosa, por la santidad de la vida humana:
    http://www.manhattandeclaration.org/sign/sign-the-declaration

  5. Espeluznante, pero no tanto por la contumacia de los parásitos que viven del robo generalizado a sus vecinos, al fin y al cabo ellos sacan algo de todo esto. Lo espluznante es la complacencia de los millones de víctimas de ese robo, desde quienes financian una educación miserable en contra de sus principios para los hijos de los demás hasta quienes tienen hijos y están tan contentos de que los adoctrinen en contra de su patria y sus antepasados.
    Sin olvidar a quienes quieren evitar el adoctrinamiento del parásito reaccionario y tiene, aún así, que pagar la educación privada y el adoctrinamiento para los demás.

  6. Lo he leído otra vez. Estoy de acuerdo con el final de la conclusión, lo único que nos queda es la familia. Pero no con que la derecha pueda detener el proceso. Está haciendo lo mismo, pero sin que sus votantes se den cuenta. Es incluso más culpable aún.

Responder a Joana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*