Ellas tienen derecho a sus velos, yo a decir que me dan grima

Faltaría más. Así de claro se expresa una periodista de The Independent. No me consta que se hable así de claro en nuestras tierras:

Deborah Orr: Why the sight of veiled women offends me.

These garments are physical manifestations of outdated, cruel and degrading traditions

I’ve been more and more troubled lately by the sight of veiled women swathed in heavy black, getting on with their everyday business in Britain. A woman on the bus the other day looked like she was auditioning for an Islamic version of the Blues Brothers, with the only part of her body uncovered by her drapes, hidden behind very black sunglasses. A little dressmaker’s pin carefully threaded at her temple held the cloth very securely over her face.

A mí también me desagrada ver a señoras cubiertas de negro. Lo de llevar además gafas de sol para cubir los ojos -única parte al descubierto- me parece patológico, o como dice la periodista, consecuencia de «tradiciones degradantes, crueles, atrasadas». Por descontado, están en su derecho.

5 comentarios

  1. ¿No conoces a las «cobijadas» en Véjer de la frontera? Ya, con los tiempos que corren, dudo que queden algunas. Pero era un caso muy curioso de como la costumbre de esconder el cuerpo de la mujer se contagió a los cristianos.

  2. Suecia, paraíso del marxismo cultural.

    Ecología

    Un grupo de cincuenta «activistas pro derechos animales» (criminales ecoterroristas, en la traducción española de la neolengua) asaltan el Instituto Sueco para el Control de Enfermedades Infecciosas con objeto desconocido. Afortunadamente los empleados pudieron evitar que entraran en las instalaciones principales. Hubo que cerrar el metro para que no pudieran escapar.

    (http://www.)thelocal.se/13916/20080825/

    Inmigracionismo

    Una bomba destroza un restaurante en Lund en lo que parece otro episodio de las guerras de bandas que asolan Suecia. Al parecer era una represalia por el intento de asesinato de un «20-year-old gangster» hace un par de meses. Je. Con veinte añitos.

    (http://www.)thelocal.se/13850/20080821/

    Cada vez más «solicitantes de asilo» rechazados se esconden en el país para evitar su salida. En los primeros seis meses de 2008 se ha alcanzado casi la misma cifra de «huidos» que en todo 2007.

    (http://www.)thelocal.se/13928/20080825/

    Lo cual no es nada raro si tenemos en cuenta lo que aparece en estos enlaces:

    (http://www.)thelocal.se/13506/20080805/
    (http://www.)thelocal.se/13502/20080805/

    Otra bomba relacionada con otra guerra de bandas.

    (http://www.)thelocal.se/13904/20080824/

    Y en Malmo (la negrita tiene su razón de ser), los «pandilleros» atacan un apartamento con una granada de mano:

    (http://www.)thelocal.se/13892/20080823/

    Afortunadamente la Universidad, los «intelectuales» y «la cultura» ya han reaccionado. Un conocido grupo comunista universitario, ‘Antifascistisk Aktion’, ofrece una recompensa de unos 90 euros a cualquiera que agreda a cierto adolescente supuestamente «neonazi» y presente alguna prueba gráfica del ataque. Publicitan su campaña tanto en su página de Internet como mediante carteles y tarjetas («flyers») repartidas por toda la Universidad. La Policía ha tomado nota, pero las detenciones, por supuesto, ni se esperan.

    (http://www.)thelocal.se/13788/20080819/

    Suecia, modelo felipista.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*