La justicia de EEUU condena a cinco activistas por financiar a Hamás. Por donar 12 millones de dólares

Una buena noticia:

«La criminalización de la caridad legítima no es sólo un ataque para la comunidad musulmana americana, es un ataque para todos los americanos que creen en los deberes morales de alimentar al hambriento, vestir al pobre y curar al enfermo», subrayó Meek. Parte de esta comunidad considera este proceso un ejemplo de la persecución a la que supuestamente se somete a los musulmanes desde los atentados del 11-S.

Los acusados explicaron a través de un portavoz, Khalil Meek, que recurrirían la sentencia, ya que al menos dos de los cinco sospechosos podrían enfrentarse a cadena perpetua. De momento, no hay fecha fijada para la sentencia que confirmará la decisión del jurado.

El veredicto llegó en el octavo día de deliberaciones y afectó a una de las principales entidades de caridad de Estados Unidos hasta su cierre en 2001 y a cinco directivos, dos de los cuales se encuentran en paradero desconocido, y que suman un total de cien cargos. El asistente del Fiscal General para Seguridad Nacional, Patrick Rowan, destacó en un comunicado que la decisión es «un importante hito en los esfuerzos de América contra la financiación del terrorismo».

Un juzgado federal de Dallas condenó ayer a una ONG islámica, Holy Land Foundation, y a cinco de sus miembros por enviar alrededor de 12 millones de dólares (9,3 millones de euros) al Movimiento de Resistencia Islámica Hamás, una organización tachada de terrorista por el Gobierno de Estados Unidos.

Relacionado: CAIR está siendo investigada por fraude. Se presenta como una ONG de abogados de derechos civiles, pero en realidad solo se dedica a promover el islamismo y a recaudar fondos y ha estafado sistemáticamente a quienes se ponen algún asunto legal en sus manos:

“The evidence has long suggested that CAIR is a criminal organization set up by the Muslim Brotherhood and Hamas to further its aims of stealth Jihad in the U.S.,” Mr. Yerushalmi said referring to the fact that CAIR has been named by the federal government as an unindicted co-conspirator in the Holy Land Foundation terror financing trial.

The complaint also alleges that in addition to covering up the Days fraud scheme, CAIR officials in D.C. forced angry clients who were demanding a return of their legal fees to sign a release that bought the client-victims’ silence by prohibiting them from informing law enforcement or the media about the CAIR-Days fraud. According to the agreement, if the “settling” clients said anything to anyone about the fraud scheme, CAIR would be able to sue them for $25,000.

CAIR begins to crumble: caught in massive criminal fraud

3 comentarios

  1. Ahora ya sólo falta que procedan contra la NAACP, el Southern Poverty Law Center, las doscientas mil asociaciones emanadas de Berkeley y las criaturas del troskopantano de Kristol. Y ya que están que envíen un par de inspectores de Hacienda a auditar a «Movimiento Contra la Intolerancia» y «Radio Onda Verde», que en un par de meses veíamos a Esteban Ibarra y señora gritando «free Cachuli!» con un pijama de rayas.

Responder a Montcalm Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*