¿Quién ha atizado esta nueva oleada de acoso al Papa?. ¡¡¡Firma esta carta de apoyo!!!

Antes de que se me olvide: PUEDES FIRMAR ESTA CARTA DE APOYO A B16.

* * * * *

Me refiero al “escándalo” generado por la prensa tras la retirada de la excomunión a cuatro obispos, uno de los cuales había puesto en cuestión las cifras del genocidio nazi hacía varios meses. La pregunta que hay que hacer en estos caso es a quién beneficia: En primer lugar a los ateos; en segundo a los protestantes, en tercer lugar a los judíos. En realidad, a estos últimos no les beneficia indisponerse con los católicos, pero no han podido reprimir el hambre atrasada.

Vamos a hacer un repaso a este auténtico atraco a pluma armada que perpetra un plumilla de Reuters -nada menos- a cuenta de las infames declaraciones antisemitas del obispo ya famoso (Dichos sacerdotes sobre judíos y musulmanes avergüenzan al papa):

Pero al día siguiente, un sacerdote líder regional del mismo grupo ultra tradicionalista al que pertenece Williamson, la Sociedad de San Pío X (SSPX), fue titular en el periódico local al declarar que las “cámaras de gas existieron por lo menos para desinfectar” detenidos pero que no estaba seguro si fueron usadas para matarlos.

“Al día siguiente …  fue titular … al declarar”. Nooooo. La prensa levantó al día siguiente unas declaraciones suyas de hace meses que tenía en conserva. ¡Manipulador vil! ¡Judas, mercator pessimus, coge tus treinta monedas y ahórcate!.

El asunto enfadó a los judíos. El Papa Benedicto dio crédito al “más vulgar aspecto del antisemitismo” al rehabilitar a alguien que niega el Holocausto, dijo a Reuters Elie Wiesel, sobreviviente de un campo de concentración y autor y ganador del Premio Nóbel de la Paz.

Pues muy mal para Eli Wiesel. El Papa levantó la excomunión, no dio crédito a sus palabras. El que haya sufrido usted la persecución no justifica sus insidias ni su manipulación. Además, se está empezando a desatar una nueva oleada de persecuciones, tenga cuidado no molestar a posibles aliados. Después se quejarán de que no dimos la vida por defenderlos. Puaf, qué tropa.

Algunos analistas creen que Benedicto no anticipó el escándalo porque está muy aislado. “Este es un papado solitario y Benedicto está pagando el precio”, dijo el profesor Alberto Melloni, jefe del Centro para Estudios Religiosos Juan XXIII en Boloña.

Aislado -entiéndase- quiere decir que no tiene en cuenta los consejos del profesor Melloni.

El problema principal es que los tradicionalistas niegan la mayoría de las enseñanzas del Concilio Vaticano Segundo de 1962-1965, que llevó a la Iglesia al mundo moderno.

Uno de sus documentos más importantes, “Nostra Aetate” (En Nuestros Tiempos), repudió el concepto de la culpa colectiva judía por la muerte de cristianos e instó al diálogo con las religiones más importantes.

Dice cristianos en vez de Cristo. ¡Un plumilla de clase! Repudiar no creo que sea la palabra correcta, porque implica que lo defendía antes del concilio. ¿Ha sido la culpa colectiva alguna vez esa doctrina oficial católica? Me parecería muy raro, aunque hay habido períodos en la que se haya agitado.

En todo caso, igualmente repudiable es el concepto de culpa colectiva de los católicos en la persecución de los judíos. ¿No?

* * * * *

Aquí nos cuentan que los judíos están muy nerviosos con la próxima visita del Papa a Tierra Santa (L’affaire Mgr Williamson : décryptage d’une manipulation). No les hace nada de gracia, y si pudieran permitírselo le denegarían permiso. Desairar a mil millones de católicos sería demasiado imprudente. Mejor hacerle pagar el atrevimiento…

La única forma de acabar con el chantaje es ver el farol y no volver a hablar de diálogo. Se colabora en lo que sea de interés mutuo hasta donde este llegue, y nos dejamos de hipocresías, que ya somos mayores. ¡Por Dios! (y por María Santísima).

* * * * *

Los progres están desatados. Medios que apenas prestan atención al Papa, le están dedicando portadas como esta:

Aquí lo explican: Periodismo argentino

* * * * *

Pero no acaban aquí las sopresas. La Merkel ha sacado pecho y ha exigido (sí, exigido) al papa “claridad”: Merkel exige al Papa claridad ante el Holocausto. El papa ha mandado al interfecto que se desdiga: El Vaticano exige retractarse al obispo que negó el Holocausto, El Papa desconocía las opiniones del obispo Williamson y exige su retractación. ¿Lo usarán ahora como ejemplo de que en la Iglesia Católica no hay libertad de opinión?.

Aquí presentan un análisis del caso: La arrogancia de Angela y los errores de comunicación. Como vemos se flagelan un tanto… ¿No hubiera sido mejor lamentar la ruptura del diálogo? (Y esperar a que volvieran humildemente a pedirlo…)

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. Hola!, escribí anoche un extenso comentario sobre el transfondo que subyace en la noticia de la cobardía mostrada por la policía británica ante una turba moruna:

    http://layijadeneurabia.com/2009/02/02/la-policia-britanica-huye-en-vergonzosa-retirada-ante-multitud-musulmana-que-grita-alaju-akbar/

    Lo enlazo porque la notica era de hace unos dias y no sé si ahora es accesible.

    con respecto a esta notica seguiré expectante, solo un apunte: delezno esa tendencia a unificar ambas religiones denominandolas “judeocristianismo”

    Un saludo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*