No construir la mezquita en los Bermejales puede costar al Consistorio 180.000 euros

El Ayuntamiento les había prometido terrenos para una mezquita, ellos empezaron a invertir en el asunto, pero la cesión de terrenos fue legalmente impedida. No sé por qué reclaman…

En todo caso, no os perdáis los comentarios de los lectores: No construir la mezquita en los Bermejales puede costar al Consistorio 180.000 euros

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Especial “Violaciones Multiculturales” (¡Mestizaje!)

    “Immigrants behind most cases of aggravated sexual assault” (The Norway Post)

    (…)The police have investigated all reported cases of aggravated sexual assault over the past three years, and have gained a clear imprssion of the offenders:

    Most of the rapists have a Kurdish or African background, NRK reports. The cases of aggravated sexual assults all have one thing in common, namely the use of gross violence.(…)

    Muslim Rape Epidemic in Sweden and Norway – Authorities Look the Other Way (Fjordmann)

    (…)However, national statistics reveal that reported rapes against children have almost doubled in Sweden during the past ten years(…)

    Oslo Muslims Six Times More Likely to Rape (The Brussels Journal)

    (…)Norway’s most important paper Aftenposten ran a story earlier this week saying that 65% of the rape crimes in Oslo were committed by foreigners, even though they only represent a mere 23% of the population in the Norwegian capital.(…)

  2. Monográfico: “Orígenes del pensamiento progre”

    I.La revolución frustrada: Lenin y Rosa Luxemburgo

    Tras la primera Guerra Mundial y el hundimiento de la II Internacional Socialista, una vigorosa corriente doctrinal dentro del marxismo, sobre todo a partir de 1945, da por periclitada la teoría leninista de la conquista violenta del poder por la clase proletaria. En lugar de asaltar el Estado para cambiar la mentalidad de la sociedad, los izquierdistas acomodados en las sociedades del bienestar (socialdemócratas), adoptan la tesis contraria

    Es necesario primero transformar radicalmente el alma humana, para que el poder caiga en manos de la izquierda, en palabras del propio Gramsci, “como fruta madura”. El gusto por la contracultura, el antiamericanismo primario, el ecologismo furibundo, el pacifismo a la violeta y, en general, la predilección de la progresía contemporánea por todos los enemigos del sistema occidental, tienen su origen en este revisionismo marxista de principios del siglo pasado …

    II.Propaganda y subversión: Gramsci y Münzenberg

    Probablemente, Antonio Gramsci fue el primer intelectual marxista que comprendió la necesidad de trasladar la lucha de clases al terreno de la cultura de masas. Junto a Lukacs, otro teórico del “terrorismo cultural” según su propia definición, sentaría las bases para el acceso al poder mediante la demolición de los pilares morales de la tradición judeocristiana. Finalmente Willi Münzenberg, principal dirigente de la Kommintern en la primera mitad del Siglo XX, se encargaría, con eficacia estalinista, de extender por occidente las consignas para la subversión.

    El comunista Antonio Gramsci, uno de los pocos dirigentes marxistas a los que el fanatismo ideológico no le impedía cierta capacidad para el frío análisis, percibió tras su primera visita a la URSS que el comunismo no funcionaba como sistema de organización social y que, de hecho, sólo subsistía penosamente bajo regímenes que empleaban el terror de masas como arma para la obediencia política…

    III.El secuestro de la sociedad civil: Herbert Marcuse

    A comienzos de los años 20 del siglo pasado Lucaks, junto con otros compañeros del Partido Comunista Alemán, creó el Instituto de Investigación Social, ligado académicamente a la Universidad de Francfort. En su seno, los sucesores de Gramsci recogerían su legado intelectual para producir una escolástica marxista con la que emprender “el largo camino a través de las instituciones”…

1 Trackback / Pingback

  1. Andaluc

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*