3 comentarios

  1. Entrañablemente humano. Ahora realizo que no había ningún peligro real de ese lado.

    Dejando de lado todo cachondeo, comparemos el universo moral, cultural y espiritual de donde surgen estas imágenes de dudosa estética con otras imágenes de muy distinta naturaleza, como por ejemplo esos enjambres de moscas (musulmanas con burkas o similares) o barbudos con turbante de aspecto patibulario que ya son nuestros vecinos y hasta conciudadanos.

    Quiero decir, que prefería aquellos enemigos a los de ahora.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*