Un inmigrante musulmán en Holanda trata de agredir a un profesor de avanzada de edad, que le pidió que se buscara otro sitio para rezar y no interrumpiera la clase

Dice Burning:

El moraco saca al hombre a empujones de la clase, seguramente para ir a llorarle al director con cuentos de “racismo” y demás basura a la que nos tienen acostumbrados estos invasores sinverguenzas. También es para comentar, como el resto de personas de la clase se quedan mirando sin mover un solo músculo por ese hombre que estaba a punto de ser agredido por el moro. A esto se le está acostumbrado a los invasores, a que nos agredan y desprecien en nuestra cara y encima agachemos la cabeza.

Así es:

.

Gracias Burning por el aviso.

Be Sociable, Share!

9 Comments

  1. Las alegrías de la multicultura. Diálogo intercultural.

    Indignante y al mismo tiempo deprimente. El agredido no es tan viejo como para no defenderse. Hay mujeres y niños que se defenderían contra un agresor más fuerte, aun a riesgo de su integridad física y su propia vida. Lo que se percibe aquí es un terror paralizante. Miedo al salvajismo del moro, de su sed inextinguible de sangre, de su brutalidad innata, pero también miedo a la acusación de racismo, discriminación, etc…

    Este es un ejemplo de como una gran parte de los europeos están literalmente castrados, sin agallas, hombres menguados, mujercitas. Se dejarían degollar sin rechistar y apartando el cuello de la camisa para no entorpecer el filo de la navaja.

    Este “viejo” (que no me parece tan viejo, no lleva bastón ni camina encorvado), sin duda tiene un empleo que guardar, una familia que alimentar, y todo lo demás, pero cuando uno se deja poner la mano encima por un pedazo de mierda con patas sin repeler la agresión, entonces uno ya ha dejado de ser un hombre. Hay algo que se llama dignidad, orgullo, amor propio, y cuando eso está en juego, hay que reaccionar aun a riesgo de su propia vida. En una situación así, de hombre a hombre (es un decir, porque en realidad es de hombre a mierda), si uno se deja poner la mano encima como si uno fuera una mujer o un niño, entonces más vale tirarse a un pozo. No sé cómo puede dormir a partir de ahora este tipo y se puede mirar al espejo.

  2. Pues posiblemente no pueda dormir muy bien.

    Sencillamente, no encuentro la razón, por muy retorcida que sea, para entender como determinados individuos siguen viviendo, respirando, consumiendo y malgastando el aire que compartimos.
    Este es el resultado, como bien han mencionado, de la multiculturalidad. Pero también de una educación sin valores, nadie hace nada, porque sencillamente no hay sentimiento de grupo, de unidad. Es decir, un joven holandés ve como un moro ataca a su profesor y como en el resto de europeos piensa: “es problema suyo, no mío”, no existe esa conexión de hermandad que sugiere la mismísima supervivencia de la manada. Y no quiero hablar de España ya que es para llorar. Se de muy buena tinta que cosas así han pasado aquí, y no podemos quejarnos, ciertamente no. No tenemos ningún derecho a quejarnos ya que desde hace ya siglos “convivimos” (por no decir mantenemos, o soportamos) con la cultura gitana que ha dado buen ejemplo de nuestra paciencia e incapacidad para evitar que nos mangoneen y se rían de nosotros. No quisiera repetirme, pero es cierto. Yo he presenciado como esa escena se repetía teniendo como protagonista a un gitano, y en mis los últimos años de instituto, un niñato cualquiera sin educación.
    La gente esta cegada por sus derechos, ya que en esta sociedad son gratis y los deberes son opcionales, así como el castigo. Castigos y penas que en ocasiones no son más que un insulto a victimas individuales.
    Y el problema es que se toman estas agresiones ;estos actos merecedores de un linchamiento; como un ataque a un individuo ajeno a los demás, y no como un integrante de una comunidad, a la que pertenecemos todos. ¿Tendrá la culpa de esto la televisión, los discursos progres y sociatas?, ¿tendrá la culpa este capitalismo exacerbado que convierte a los desatendidos hijos de Europa en tzampa bollos sin cerebro (educados, eso sí, por realityshows llenos de putas lascivas y verdaderos retrasados completamente inútiles para nuestra sociedad)? Si

  3. La madre del cordero es el relativismo cultural extremista y la ideología multicultural.
    El problema no es el inmigrante sino las políticas diferenciadoras en lo étnico y cultural( multiculturalismo) que se presentan como la panacea y la octava maravilla del mundo.
    Si Europa no hubiese aplicado ese atroz multiculturalismo, actualmente,Europa tendría una población diversa racialmente(la inmigración ha estado siemrpe presente en la humanidad)pero cultural y linguisticamente europea. Eso les pasa por permitir libremente que el islam se enseñe en las escuelas o subencionar mezquitas, muchas de ellas fundamentalistas.
    No se si están a tiempo de revertir esa tragedia. pero desde ya deberian acabar con el multiculturalismo: educacion humanista europea desde la cuna sin oprtundiad para las religiones,promover los valores humanistas en todos los ámbitos de la sociedad europea (entretenimiento, medios), combatir la intransigencia religiosa, integracion en los centros laborales y de estudios para los inmigrantes.
    No veo otra solución.
    No vean a los descendientes de los inmigrantes como el problema sino como la esperazna de la reproducción de la cultura europea.

  4. ¡Qué pena Europa!
    Ojala eso nunca pase en America Latina
    Viendo el video parece el mundo al reves.
    Pobre profesor y los alumnos no reaccionan. Otro grave problema es el individualismo junto al poco sentido de pertencia a una cultura magnifica como la europea.
    Se necesita cambiar la mentalidad y aumentar las tasas de crecimiento demográfico porque si no lo hacne están condenados a desaparecer o quiza huir de su propia tierra. Quiza como refugiados a Amercia Latina. De corazon no les dese eso
    Saludos

  5. Bueno, pensar en positivo.

    Un nuevo votante para Geert Wilders (a no ser que el pobre profesor tenga tal lavado mental que se eche la culpa a si mismo).

    Y espero algún otro voto entre el resto del alumnado (que tan comodamente se queda empollando sus huevos).

  6. “Un nuevo votante para Geert Wilders (a no ser que el pobre profesor tenga tal lavado mental que se eche la culpa a si mismo).”

    Lo segundo es más que probable.

    Hace unos meses, en un autobús en Francia, un joven blanco fue agredido por 3 o 4 moromierdas. El vídeo dío la vuelta a la blogosfera (creo que se puso en LA YIJAD EN EURABIA). La reacción del agredido fue de convocar a los medios para desmarcarse de la “recuperación” en clave “racista y xenófoba” del incidente por la “extrema derecha”. Creo que llegó a poner una denuncia contra el policía que filtró la filmación a un blog que lo difundió en primer lugar.

    Esto es lo que hay. Lástima que no lo hubieran degollado en seco como a un marrano.

  7. Pienso lo mismo que Arjun, hay gente que esta tan epatada por el paradigma progre-hippy y el complejo de autoodio que hasta pensara que se lo merecen.
    Contra esto y contra la propaganda de los medios de comunicacion es contra lo que nos tenemos que enfrentar. Es una tarea titanica, y el unico modo a mi juicio eficaz es la “educacion” viral de nuestros circulos proximos, y difundir lo que sabemos, para que llegue poco a poco a mas gente, ya que conseguir que un medio se posicione del lado de la antiyihad es algo hoy por hoy impensable.
    Pero claro, esto no preocupa a quienes nos han metido a los zorros en el gallinero, porque viven apartados del “hombre comun”, y piensan que no les afecta e incluso que les beneficiara en el futuro. Que errados estan…

  8. Al final quedaremos pocos, pero seremos sólo los mejores.

    Igual que las abortistas que me llaman “coneja”. Al final quedarán mis hijos, los de ellas no, jejeje…. como que no los tienen….

    Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*