Denuncian al juez Bermúdez por impedir a una letrada asistir a un juicio con velo

Lo cuenta la Razón. Gracias, Cruzado y Desafecto:

11 Noviembre 09 – Madrid – Ep Una letrada del Colegio de Abogados de Madrid, con el respaldo de la Asociación Preeminencia del Derecho, ha interpuesto una queja ante el Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) contra el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez al impedirle asistir a un juicio con un pañuelo en la cabeza y reclama al órgano judicial la apertura de una investigación «seria e imparcial» sobre estos hechos, que pueden ser constitutivos de una «falta grave o muy grave de abuso de autoridad».

Los hechos objeto de la denuncia tuvieron lugar el pasado día 29 de octubre cuando la letrada Zoubida Barik acudió a la Sala de Vistas de Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que preside el juez Bermúdez y, una vez sentada en el estrado junto al abogado encargado de la defensa de un imputado, el mencionado magistrado le instó a abandonar la sala por llevar un pañuelo en la cabeza. «Esta es mi Sala y aquí mando yo», le dijo.

En el texto de la denuncia, al que ha tenido acceso Europa Press, la abogada alega que el reglamento sólo obliga a los letrados a asistir a un juicio con toga. Además, argumenta que no era la primera vez que asistía con un pañuelo a un juicio sino que lo ha hecho en numerosas ocasiones y recuerda que el mismo no afectaba ni ocultaba el rostro.

En el relato que en la denuncia se hace de los hechos, se señala que el juez indicó a la letrada que no podía estar en la sala y, cuando ésta le preguntó las razones que motivaban esa decisión, Gómez Bermúdez le indicó que «las partes no pueden llevar la cabeza cubierta con un pañuelo». Ella alegó que el reglamento sólo exige obligación de llevar toga, a lo que el magistrado replicó: «Esta es mi Sala y aquí mando yo».

Para la letrada, estos hechos pueden ser constitutivos de una falta grave o muy grave de abuso de autoridad, ya que priva a la denunciante de su derecho de asistir en el estrado acompañando a otro compañero con el cual colaboraba en la defensa de los clientes de este compañero y la investigación debería derivar en la apertura de un expediente disciplinario, señala el texto de la denuncia.

En este sentido, la Asociación Preeminencia del Derecho considera que Gómez Bermúdez «ha quebrantado las obligaciones del cargo, imponiendo sus deseos o caprichos por encima de las normas» y además «da muestras de no conocer las costumbres de la justicia europea, ya que es fácil ver en el Tribunal de Justicia de Luxemburgo a los abogados de religión hindú, procedentes de Reino Unido, que llevan sus turbantes llamativos alrededor de la cabeza y sus pobladas barbas, sin que los jueces europeos pongan impedimento alguno».

Decisión despótica

«No estamos en ningún caso ante materia jurisdiccional porque la decisión tomada por el denunciado era de tipo gubernativo, aunque privó del derecho a la defensa tanto a la abogada como a sus clientes que debieron ser defendidos por el otro abogado», alega además la citada asociación.

Por todo ello, reclaman al Servicio de Inspección del CGPJ que abra una investigación «seria e imparcial» sobre lo ocurrido y recuerdan que recientemente ya se abrió expediente disciplinario a un magistrado de la Sala de lo Penal por no permitir a un abogado sentarse en el estrado con toga pero sin corbata.

La conducta de Gómez Bermúdez, en opinión de la Asociación Preeminencia del Derecho, «desacredita» a la Sala que preside, a la Justicia y a la sociedad, es «despótica» y manifiesta su «intolerancia». «Es una vergüenza, para más claridad, que estas conductas discriminatorias e ilegales se permitan a altos cargos de la judicatura como licencia inherente al goce del cargo de su titular», añade.

En opinión de los denunciantes, podría constituir una falta grave o muy grave de abuso de autoridad y discriminación.

Tengo que decir que  no veo razón legal para prohibir el uso de un pañuelo como ese. Otra cosa es que me guste o no.

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. Parece que que estos salafistas han puesto el Juez Bermudez en su punto de mira. Acordaros que en el juicio anterior, dela operación Chacal, se presento una testigo insistiendo declarar con burkaa…y el Bermudez no paso por la piedra, la obligo a destapar la cara de verguenza que tenia la tía.

    Y ahora esta ilustrada letrada, se presenta en la sala de juicio, no para defender a nadie, que no representaba a nadie, sino se colo en la sala alegando que para traducir entre otro abogado y el defendido de este, saltandose a la torera que la Audiencia Nacional tiene su propios interpretes que están allí trabajando e interpretando a gente que presume no saber el español a pesar de vivir aquí años, sin olvidar que haciendo sus fetchorías no necesitaron interprete alguno.

  2. Es otro gesto de colonización, lo lamentable es ver como los medios la victimizan, son unos ignorantes pero lo que no tengo claro es qué coño hace aquí una «abogada» musulmana para quien lo que vale es la Sharia y no el Derecho Romano , no entiendo como los medios estan tan perdidos con esto.

  3. Estamos ante una provovación y un acto que se inscribe dentro de una estrategia. Estamos al inicio de una escalada que dará episodios como este un día si y el otro también. Se trata de ir tomándole el pulso a la sociedad, poner el islam sobre la mesa.

  4. La provocación es obvia y clara, intentan ocupar espacio como sea en los medios, porque si a esta supuesta abogada le interesaba la defensa de algúno se hubiera presentado como voluntaria a defenderlos…pero NO, salir de victima es más rentable

  5. «Con dos pelotas el juez bermudez»

    ¡Ojalá! Pero yo no aseguraría nada. Cuando reciban desde arriba la orden de tragar, tragarán todos, y seguirán cobrando a fin de mes. Esta gente vive en otra dimensión, no les afecta la vida real. No tienen conciencia ni consideración a nada que no sea sus carreras, sus currículos y los honores de su cargo.

    Veremos algún día no muy lejano a algún abogado papú con su cuerno peneano de calabaza de medio metro ejerciendo en la Audiencia Nacional. Será un triunfo del progreso y la tolerancia multicultural.

  6. Veremos algún día no muy lejano a algún abogado papú con su cuerno peneano de calabaza de medio metro ejerciendo en la Audiencia Nacional. Será un triunfo del progreso y la tolerancia multicultural.
    —————-

    Pues no sorprendería que esos negros participantes del Gran Hermano se pasen por allí despues, pero insisto, la Sharia es incompatible con el Derecho Romano y los Derechos Humanos, estos tipejos/as se ríen de nosotros. Saludos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*