El testamento espiritual, una interesante iniciativa

figuresjacentsdejoaniivwe9La presenta ANTONIO MARTÍNEZ, posiblemente la pluma más cabal de El Manifiesto, cuyo neopaganismo le hace soltar bocanadas pestilentes con mas frecuencia de la que a mi me gustaria. Aquí: ¿Haría usted un testamento espiritual?.

… podríamos concebir para el futuro un tipo de cultura que tuviese, como uno de sus rasgos característicos, la costumbre de que los seres humanos, llegados a un cierto momento de su vida, o bien cuando deciden a quién quieren dejar sus bienes, escribiesen su “testamento espiritual”, entendido como una reflexión sobre los acontecimientos más significativos de su vida, sobre su fe o su falta de ella, y sobre el sentido de la existencia humana.

Me parece evidente que una institución como la que aquí propongo serviría –si realmente arraigase en la conciencia colectiva de nuestra sociedad-, ya por sí sola, para purificar notablemente la enrarecida atmósfera que actualmente respiramos.

Muy, muy interesante. Leedlo entero.

La foto es de aquí.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. Hemos regresado, un mes de sosiego y reencuentro con muchos temas que tenía olvidados o dejados un poco de lado, en primer lugar la familia. AMDG, he cambiado de tfno fijo por esas cosas de los operadores, te mando mañana un mail para seguir en contacto. Pueblo Español sigue adelante y tengo que hablar contigo, por cierto, todo recibido puntualmente….Ay si el uno por ciento fuesen como tú………

  2. No tiene nada de extraordinario, muchos antes lo hicieron. Sin ir más lejos mi padre. Y a mi me lo iba leyendo a medida que lo iba escribiendo y corrigiendo, y lo comentaba conmigo. Y yo tenía solo 15 años. Y me tocó leerlo no ya como borrador sino como documento definitivo con 16 años.

    Eso es algo que haría una persona que tiene algo que decirle a sus seres queridos cuando ya no esté, que tenga un mínimo de sentido común y de la finitud de la vida terrenal, y que tenga su conciencia en paz y esté preparada para afrontar ese gran paso que es el nacimiento a la vida del espíritu.

    Claro que de esos cada vez quedan menos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*