Tres artículos de Libertad Digital

Por si no leyerais este medio:

La cloaca turca de José García Domínguez:

El caso de S.T., un adolescente de 16 años, también viene recogido en el último Informe de Amnistía Internacional sobre Turquía. Le taparon la cabeza con una bolsa y lo ataron de pies y manos. Ocurrió el pasado 26 de noviembre. Al parecer, querían saber del paradero de su hermano mayor. Pero no podía ayudarles: lo ignoraba. Ahora, no recuerda cuántas horas permaneció inconsciente en la puerta del cementerio. Tampoco el objeto con que le golpearon en la cabeza. Aunque cree que pudiera tratarse de la culata de la misma pistola que apoyaron en su sien mientras le gritaban. Por lo demás, S.T. no sabe hablar español. Razón de que tampoco hubiese podido entender al tipo feliz que siempre sonríe, cuando sentenció: «Con violencia, nada de nada».

Hugh Fitzgerald – Lo racional es la «islamofobia»

Aquello que llamamos «islamofobia», ¿no es una respuesta completamente racional a la situación? ¿No es el miedo y el desagrado al Islam como sistema de creencias? Teniendo en cuenta en qué consiste ese sistema, y el historial ininterrumpido de 1350 años de agresiones, censura y asesinato de los no musulmanes y su civilización, ¿no es racional tal respuesta? Las poblaciones no musulmanas han sido erradicadas de sus hogares de Oriente Medio, del norte de África, de la Persia sassaniana (léase zoroastros), del Bizancio cristiano, de las zonas antes ortodoxas de los Balcanes y de gran parte de la India hindú (y budista). En todo aquellos lugares donde fue el Islam, logró erradicar a todos los pueblos pre islámicos y no musulmanes. En unos pocos sitios –los coptos en Egipto y los maronitas en el Líbano que se retiraron a las montañas del Norte–, los no musulmanes sobrevivieron. Los judíos regresaron a Israel para volver a poblar su antigua patria, obligados a menudo a comprar tierra a un precio exorbitante a terratenientes árabes que no vivían allí y, después de 1948, quedándose casi el 90% de la tierra que había pasado a las autoridades del Mandato de su propietario anterior, el Estado Otomano.

Teniendo en cuenta lo que se sabe de esta historia, teniendo en cuenta la carestía mental y cultural que el Islam lleva a todas partes, ¿por qué no deben ser conscientes los infieles de esos preceptos y de esa historia, y no reaccionar con opiniones que otros pueden llamar «islamofobia», pero que se basan en una opinión racional y claramente documentada de la realidad?

La palabra «islamofobia» es una palabra para instigar miedo, al igual que «racismo». No debía asustar, distraer o engañar a nadie que no quiera ser censurado por miedo o engaño.

Fascinación del fracaso de Jose María Marco:

Yo apuesto por otra hipótesis. La apelación a la paz, al diálogo y a la alianza de civilizaciones conforma una psicología según la cual se está condenado de antemano al fracaso. En el fondo, late el pánico a asumir las responsabilidades que se derivarían de la victoria. No se lucha porque no se quiere ganar. El buenismo zapateril, tan extendido entre los intelectuales, disimula y vende al mismo tiempo la frustración y la derrota. Se alimenta de ella. Y triunfa cuando aceptamos el hecho irremediable de que no ganaremos nunca.

Pues eso.

2 comentarios

  1. Muy buenos los comentarios!
    Coincide con lo que hemos estado trayendo por aquí. Creo que hay una esperanza, estamos despertando.
    En cuanto a las fobias no hay que temerles sino asumirlas.,nadie te puede obligar a que te guste un modo de vida violento, por fobia a tener islamofobia.El ultimo comentario me recuerda lo del contestador automatico de Broder: Hemos capitulado!

  2. Explendido el razonamiento de Hugh Fitzgerald.
    Soy islamófobo, igual que soy «pedofilofobo» o «asesinófobo»….
    porque islamistas, pederastas y asesinos se ganan nuestro odio con sus actos…
    «una respuesta completamente racional»…
    al odio que ellos mismos llevan siglos cultivando.
    Efectivamente, así es…
    por eso me siento con todo el derecho…
    a EXIGIRLE a MI estado:
    que proscriba el islam…
    como se hizo con otras sectas destructivas…
    mucho menos violentas.
    ¡¡¡Musulmanes extranjeros FUERA YA!!!.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*