¿Disturbios interraciales negros en Sudáfrica? La culpa de los blancos – La Real Academia enmienda la plana a Cervantes – Australia, los musulmanes NO son bienvenidos – La BBC desvia hacia los polacos el rechazo popular hacia los inmigrantes musulmanes.

Hace mucho que no le hago un repaso al Nuevo Digital. Imagino que no os lo perdéis, pero por si acaso:

Racismos interétnicos africanos se mezclan con las xenofobias racistas intrasociales para terminar responsabilizando de los disturbios en Sudáfrica al «neocolonialismo» blanco y a la herencia del ‘apartheid’

Las primeras noticias sobre los disturbios en Sudáfrica los calificaban de “racistas”, en un entorno informativo en el que sólo se destacaba cómo inmigrantes de varios países del África negra estaban siendo linchados por masas enfurecidas de residentes locales. Pero, según se fueron recibiendo las fotografías e imágenes de televisión que mostraban inequívocos grupos de negros matando a otros negros, el adjetivo dominante fue cambiando rápidamente a ataques “xenófobos”. Pasado el primer estupor de unas ejecuciones que no encajaban en los tópicos habituales que aplicar a Sudáfrica, la marea refluyó y se comenzaron a recuperar los adjetivos al uso, con la playa de los tópicos de nuevo dispuesta para el desembarco de las habituales culpabilizaciones. Así, políticos, analistas y hasta algún premio Nobel volvieron a responsabilizar al ‘apartheid’, al racismo blanco, al colonialismo e, incluso, al neocolonialismo y a la globalización, de que masas de negros de Sudáfrica mataran a negros de Zimbabwe o de Malawi. La siguiente es la forma en que, una vez más, blancos y occidentales terminaron siendo responsables de que en los suburbios sudafricanos se saquearan las tiendas de los extranjeros negros por parte de otros negros que se repartían el trabajo entre afilar los machetes en el asfalto de las calles y buscar gasolina con que prender a sus víctimas.

La Academia Española eliminará de su próxima edición del diccionario la histórica vinculación entre la palabra ‘renegado’ y la ‘renuncia a la ley de Jesucristo’

Ahora ha llegado el momento de luchar contra la ‘islamofobia’ a golpe de decreto-ley ‘diccionarial’, destruyendo de un plumazo siglos de palabras y significados, vivos no sólo en las más grandiosas obras maestras de la lengua española, sino también en el lenguaje ‘callejero y del pueblo’.

‘Renegado’: El que ‘detesta’ y ‘abomina’

La actual vigesimosegunda edición del Diccionario de la Lengua Española (“vigésima segunda”, dice la Academia, prefiriendo la redundancia de género femenino en la segunda decena de los ordinales a pesar de reconocerla minoritaria en el uso actual), contempla para el término ‘renegado’, en su primera acepción, la definición “Que ha abandonado voluntariamente su religión o sus creencias”, complementada en la segunda con un contundente “Particularmente, que renuncia a la ley de Jesucristo”. Según ha podido comprobar NUEVO DIGITAL, la próxima edición del diccionario, la vigesimotercera -o vigésima tercera, según la Academia-, eliminará toda referencia al cristianismo en la forma de la “ley de Jesucristo”, y dejará la definición en una neutra y única acepción religiosa enfocada en quien “ha abandonado voluntariamente su religión o sus creencias” (pulsar botón «Artículo enmendado» para nueva nueva versión).

Sydney Morning Herald: «Histeria antimusulmana en Camden» – Una localidad australiana veta abierta y explícitamente la presencia de «cabezas de trapo» en su término

“No queremos musulmanes en Camden. En realidad, no los queremos en Australia”. En el terreno previsto para el centro, dos cabezas de cerdo clavadas en sendas estacas sujetando una bandera australiana se convirtieron en el inusitado y contundente estandarte de la revuelta.

La prensa local de Camden habla de “furia” en las alegaciones presentadas por los ciudadanos contra la construcción de una escuela islámica prevista para 1.500 alumnos. “No faltaba más. Construyan otra escuela. Pero no una que sea sólo musulmana”, decía uno de los ciudadanos. Era el más moderado. “¿Cuál es la razón para una escuela musulmana en Camden? Nosotros los odiamos y ellos nos odian a nosotros”, escribía otro. Uno más allá se quejaba de cómo se iba a exacerbar el racismo, pero el de los musulmanes contra los no musulmanes: “Los descendientes de musulmanes y los relacionados con ellos no tienen respeto por otras culturas. No queremos pasar por que no podemos salir por la noche debido a las peleas en los pubs, atracos, violaciones, robos y carreras de coches”. “Los musulmanes ni son bienvenidos aquí, ni en ninguna parte de Australia”; “¿Vienen los musulmanes a Australia para ser australianos? No, vienen como tropas avanzadas de una eventual ocupación”; “Primero un colegio musulmán, después una mezquita, seguido por un hospital musulmán, un complejo comercial para musulmanes, y, sin olvidar, el parlamentario musulmán. No nos oponemos a una escuela no musulmana en Burragorang Road”. Estos son algunos de los mensajes remitidos al consejo municipal, resumidos en otro con una contundente exigencia: “Ni un colegio musulmán aquí, ni nada relacionado con los musulmanes. Mandadles de vuelta a su casa”.

Un parlamentario británico responsabiliza a la «élite progresista» de la BBC de los cada vez más frecuentes ataques a los inmigrantes «blancos y cristianos»

En un cada vez más repetido llamamiento de algunos sectores británicos para que, como decía hace unos meses otro parlamentario conservador, “se concedan a los cristianos los mismos derechos completos de las minorías” (ND), el legislador de ascendencia polaca, que se autocalificaba de “harto y cansado” de esta situación, concluía: “Si (la cobertura de la BBC sobre los polacos) se estuviera haciendo sobre otro grupo étnico minoritario, simplemente no sería tolerada. Espero y demando de la Comisión por la Igualdad Racial que también se centre en las minorías étnicas blancas de este país, de forma que nadie sea penalizado, y de forma que nadie se sienta como un chivo expiatorio”.

Este de propina:

Paroxismo en América Latina con la Directiva de Retorno para inmigrantes ilegales – La embajadora de Bolivia en Madrid se ve obligada a realizar un llamamiento a la calma y a desmentir que haya «miles de detenidos en los estadios» de España

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*