El Gran Mufti de Bosnia nos advierte/amenaza desde las páginas de la revista de un lobby “popular” europeo

Os hago un resumen con observaciones del artículo a que me referí aquí, y que veo no os interesó demasiado, pues no hay ningún comentario. Le he cambiado el título, para que seáis conscientes de la gravedad del asunto.

* * * * *

Para empezar, me ha sorprendido el copyright del Center for European Studies. ¿Indica a caso que es algo más que una colaboración del muftí y que el centro hace suyo el artículo? Imagino que es la política de la revista, pero aún así me parece extraño: una revista que es uno de los medios de comunicación de un lobby político debe favorecer la reproducción libre de los artículos citando simplemente la fuente. Cosa menor en todo caso.

Resumen: En la actualidad, está surgiendo lentamente en Europa una autoridad musulmana única. El autor analiza las condiciones necesarias para dicha autoridad y las ventajas que podría reportar a Europa y a los musulmanes.

Mal empieza. Es una falsedad flagrante que esté surgiendo en Europa “una autoridad musulmana única”.

El artículo comienza con “los fundamentos teológicos” de la autoridad en el Islam. Son tres, el primero es la declaración de fe islámica (No hay más Dios que Alá y Mojamé es su Profeta). La segunda es la Saría. Atención:

En el Saría, como su visión del mundo (Weltanschauung), los musulmanes tienen su pacto con Dios, un pacto que es el mismo en cuanto a su contenido, si no en la forma, que el anterior pacto que figura en el Antiguo Testamento de Moisés y el Nuevo Testamento de Jesús.

¿De verdad es el mismo? ¡Qué cinismo! El Islam ni siquiera incluye la Regla de Oro, reconocida como la norma moral mínima, e incluida en de todas las grandes religiones y códigos morales de la humanidad (judaísmo, cristianismo, budismo, confucianismo). Sigue con unas citas del Corán que se refieren a Jesús, para “demostrarlo”.

Por lo tanto, este pacto islámico, la Saría, es perpetuo, no es negociable y no tiene fin. Es perpetuo porque es la palabra de Dios en el pasado infinito (azalı ¯); no es negociable, ya que tiene capacidad para obligar a su cumplimiento, y no tiene fin por que es infinito (Abad) en el tiempo.

Decir que es infinito en el pasado implica considerarlo ahistórico. Ya sabemos que esa es una de las pretensiones del Islam: no hay historia en el sentido de sucesión; todos los profetas judíos, incluso el Cristo, fueron musulmanes; judíos y cristianos manipularon las escrituras para eliminar las referencias a Mojamé, etc. Es lo que nos está diciendo este señor. Desde luego los europeperos no se enteran.

Igualmente grave es esa afirmación según la cual la Saría “no es negociable, ya tiene capacidad para obligar a su cumplimiento”. Si es una ley moral no puede obligar, sino en conciencia; si es política, es negociable, desde luego. Es evidente que el mufti pretende que se pongan las fuerzas de coacción al servicio de la imposición de sus convicciones morales. Los europeperos siguen sin enterarse. Yo creo que no quieren, y que tendremos que apearlos del burro con un susto en las próximas elecciones.

Nuestro mufti propone que el “imanato” es el tercer fundamento de la autoridad islámica. No sabía yo que existiera esa institución; creía que el imán es simplemente quien preside la oración. Mucho me temo que lo que el mufti tenga en mente sea el califato, pero no considere oportuno mentarlo en una ejercicio de taquiya. El califato solo puede ser uno –salvo que surja un califato disidente- así que sus palabras significan que tendría asiento en Europa o que seríamos un provincia del califato asentado en Oriente Medio. Es lo que se ha venido en llamar Eurabia. Califato, emirato o “imanato”, lo que pide el mufti es que Europa siga rumbo a esa Eurabia.

A la fundamentación teológica sigue una “descripción histórica”, dedicada a los conflictos entre las doctrinas sunitas y chiitas. En efecto, los chiitas se separaron del califato sunita bien pronto. El mufti quiere que Europa sea el campo de experimentación donde se selle esa herida del Islam:

Por supuesto, por el momento, es utópico pensar que sea posible una sola sunita-chiíta autoridad mundial, pero no veo otro camino a seguir para las futuras generaciones de musulmanes sino unirse para fundir la energía espiritual e intelectual de estas dos ramas principales del Islam en una Autoridad musulmana aceptable nivel mundial. Europa, y Occidente en general, es un buen lugar para la realización de ese sueño. Es aquí en Europa donde los musulmanes tienen la oportunidad de experimentar el poder y la belleza del Islam universal. Es aquí donde los musulmanes pueden apreciar la importancia de los lazos familiares y la comunidad de solidaridad en una sociedad civil …

Queda claro que el Islam no es paz, ni lo ha sido nunca, y que con los musulmanes estamos importando en Europa una guerra ajena. Además, no solo está la división sunita-chiita, los propios inmigrantes musulmanes se dividen según líneas raciales en turcos, norteafricanos y paquistaníes principalmente. El buen mufti quiere usar Europa para hacer sus experimentos, y la derecha europepera –antes llamada democristiana- le deja el altavoz a este señor, para que airee sus despropósitos.

El mufti concreta sus propuestas en la parte que titula “El contrato social islámico”. Parte de esto:

Permítaseme repetir aquí lo que ya he dicho en mi Declaración de los musulmanes europeos. Europa no es ni dar el Islam, la casa del Islam, ni dar el harb, la casa de la guerra. Europa es dar el sulh, la casa del contracto social. La tierra de Europa es dar el sulh porque es posible vivir de acuerdo con el Islam en el contexto del contrato social…

Interesante. Da por tanto validez a la distinción casa del Islam y casa de la guerra del Islam político. Ofrece un contrato social en términos de igualdad, como corresponde a la etapa en que los musulmanes son una minoría. Como muy bien sabe, cuando son suficientemente fuertes, el pacto es la dima, y los infieles quedan convertidos en dimis, poco menos que esclavos. La Saría –uno de los fundamentos de la autoridad islámica, como nos recordaba el Mufti- lo exige clara y taxativamente, y la historia del Islam no deja lugar a dudas. Sin embargo, no es esa precisamente la historia que nos cuenta:

La idea misma del Islam es la paz con Dios, con Su Mensajero y con el imperio de la ley: “Alá invita a la Morada de la Paz y dirige a quien Él quiere a una vía recta.” (Q. 10:25). “Los siervos del Compasivo son los que van por la tierra humildemente y que, cuando los ignorantes les dirigen la palabra, dicen: «¡Paz!»” (Q. 25:63). El Profeta Muhammad, siguiendo el espíritu de estos versos del Corán, realizó tratados con los beduinos en al-Hudaybiyya, con judíos y cristianos en Al-Madinah, y con los reyes vecinos de Abisinia, Persia y Bizancio. Los califas justos han seguido fielmente el ejemplo del Profeta y, a su vez, han sido seguidos también por los gobernantes musulmanes buenos en toda la historia del Islam. Este hecho histórico del contrato social, que comenzó con musulmanes de buena voluntad hacia otras naciones y religiones, ha sido bien documentado por Hamidullah [6].

Qué desfachatez la de este hombre. Primero, la humildad de que habla el Corán no es la humildad no solo ante Dios, sino ante los musulmanes. Segundo, Mojamé expulsó y masacró a los judíos de Arabia. Tercero, Mojamé mandó cartas a todos lo gobernantes vecinos exigiendo sometimiento o guerra. Cuarto, contrato de los “musulmanes de buena voluntad hacia otras naciones y religiones” fue básicamente la dima: conversión, servidumbre o muerte. La fuente referida es un libro en árabe.

¿Y ningún europepero le ha leído la cartilla a este hipócrita? ¿No hay respuesta en su revista a pretensiones disparatas y falsedades flagrantes? Que no cuenten con mi voto. Es más, que cuenten con mi activa oposición. Pero sigamos, que aun no ha llegado lo peor. Estas son las condiciones que se deben dar para el califato imanato europeo:

En primer lugar, los musulmanes tienen que considerar a Europa como casa de la paz, no como casa de la guerra. En segundo lugar, los musulmanes tienen que tener claro que su mínima exigencia es estar libres de injerencia en su vida cultural [entiéndase social] y que su máxima pretensión es el reconocimiento social por su contribución positiva al bien común de la sociedad europea en su conjunto. Y en tercer lugar, los musulmanes tienen que establecer una sola autoridad musulmana que puede hablar a la vez en nombre Islam como una religión mundial y de los musulmanes como honrados ciudadanos europeos.

La primera es una confirmación de que el mufti da validez a la distinción casa del Islam y casa de la guerra. Incluso reconoce que los musulmanes ven a Europa como casa de la guerra. ¿Pero no era la religión de la paz? La segunda pide que dejemos de aplicar las leyes en todo lo que no sea islámicamente correcto, y que reconozcamos su contribución al bien común ¿De verdad contribuyen tanto? ¿Por qué habría que hacerlo? ¿En qué se ha de materializar ese reconocimiento? La tercera condición es que financiemos creación del califato imanato europeo, como vemos aquí:

Es evidente que la representación del Islam y los musulmanes en el ámbito europeo fuera sólo voluntaria sería equívoca porque sería contraria a la dignidad del Islam y a la paz en Europa. No basta con que Europa reconoce la presencia del Islam en su territorio. Los musulmanes merecen más que eso. Merecen que su presencia sea legalizada [quiere decir institucionalizada] el sentido de crear un clima político y económico en el que los musulmanes europeos pueden se representan a sí mismos mediante instituciones que deberían tener tanto apoyo gubernamental como aceptación pública.

Esto es tremendo. Al mufti no le bastan las asociaciones voluntarias de musulmanes, quiere ha haya una oficial –y subvencionada, va de suyo- que se arrogue la representación de los musulmanes, quieran estos o no. Pero hay algo más, dice que las asociaciones voluntarias con contrarias “a la paz en Europa”. ¿Pero, no es el Islam la religión de la Paz? ¿Porqué iban a serlo? Que se explique. La segunda parte pone de manifiesto que lo que quiere es dinero, financiación europea para establecer el imanato.

Acaba esta parte resumiendo sus pretensiones:

Los musulmanes en Europa necesitamos una autoridad musulmana única por dos razones ontológicas y dos históricas:

Las razones ontológicas:

(1) El origen divino del Corán…

(2) La Declaración de fe islámica y el compromiso moral colectivo (la Saría) deben tomar forma en la función práctica del liderazgo (imanato)…

Las razones históricas:

(1) Un contrato social islámico en Europa es la mejor manera de que la comunidad musulmana salvaguarde su lugar histórico en las sociedades democráticas europeas…

(2) Los musulmanes europeos deben resolver este desafío histórico para así cambiar su inveterada concepción tribal, étnica y nacionalista del Islam, que no es funcional en el actual mundo globalizado. En lugar de ello, los musulmanes europeos tienen la oportunidad histórica de crear una nueva versión del imanato mundial, que se basa en la identidad islámica universal.

Es decir, quieren experimentar en Europa, y hay que pararles los pies. Donde se han asentado han llevado solo la miseria. Téngase en cuenta que Oriente medio y Egipto fueron la cuna y centro de la civilización muchos siglos –resistieron incluso el derrumbe de Roma- y hoy están entre los lugares más atrasados, salvo donde nadan en petróleo.

Conclusión

… no es aun realista imaginar que esa idea [la autoridad islámica única en Europa] sea realidad en breve. La razón es que la comunidad musulmana no está aún lo suficientemente madura para emprender un proyecto de este tipo, por la falta de confianza entre los musulmanes y el temor de perder su autonomía cultural.

En cuanto a la sociedad europea, también es todavía demasiado inmadura para comprender la importancia de una única autoridad musulmana para la paz y la seguridad europeas. No obstante, el proceso conducente a la creación de una única autoridad musulmana en Europa está ya en marcha y avanzar de forma lenta pero segura, a pesar de esos musulmanes a quienes no les gusta la disciplina social que vendría con la regulación de la comunidad musulmana situada fuera de las principales tierras del Islam.

Si no fuera por la amenaza velada daría la risa. El sr. mufti quiere quedarse con el santo y la limosna. No creo que el guardián de las santas mezquitas le deje. Pero en todo caso, esta no es nuestra guerra, pro supuesto que no. Las pretensiones del mufti siguen siendo un despropósito, peor la mayor responsabilidad está en los dimicristianos que le han dado espacio en su revista y que no han contestado contundentemente sus pretensiones.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. ¿Porqué solo citas del Corán, porque no del Talmud judio donde se blasfema contra la Virgen, Cristo, incluso se indica como ejecutar a los “gentiles”?.

    Europa sufre un proceso de islamización, es cierto, pero eso está instigado desde el Sionismo Financiero Internacional.

  2. No te ofendas, pero es que el nivel cultural que muestras en tu blog es tan apabullantemente elevado (tu trabajo y tiempo te costará) que abrumas con frecuencia. Personalmente, que me considero con una ilustración técnica y científica entre media y elevada, pero que aquejo carencias en lo humanístico propias de la EGB y BUP, hay veces que los temas me resultan muy atrayentes, pero lo prolijo de su formulación y lo escaso de mi tiempo hacen que los bordee en silencio. No obstante, me permito animarte a continuar, pues la tuya es de las pocas voces críticas que hay por la red en español contra lo que es una clara invasión, orquestada con el dinero wahabita y pactada con el fin del “gold standard” en 1.971. Algún día la historia juzgará a Nixon, no por el Watergate, no por Vietnam, sino por el crimen cometido contra su propio país al disolver el estandar oro. Pero ese es otro tema.

  3. mis condiciones, seré breve:

    1. Prohibicion irrevocable del islam

    2. Expulsion inmediata de los musulmanes

    3. Sellar las fronteras de Europa, especialmente las que colinden con paises arabes

    4. Devolver bosnia a sus raices originarias

    5. Desligarse de la OTAN y sus titeres (onu, unicef, etc)

    6. adquirir un compromiso eurosiberiano y unitario entre Europa y Rusia, para dejar de estar lamiendo las botas Usienses, quienes a cambio de 4 duros, gas y petroleo nos islamizan desde dentro (kosovo)

    7. creacion de un tratado identitario entre los originales pueblos de Europa enraizado en nuestra ancestral y comun causa etnocultural

    8. señalar a los culpables del decive hacia el que nos encaminamos: desde el capitalismo liberaldemocrata como el marxismo en su vertiente socialdemocrata, ambos hijos provenientes de la absurda y “tolerante” compasion cristiana, causa de muchos males que nos azotan…..

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*