“¿Se convirtió Gramsci?”

Pues vale, pues bueno, pues muy bien. Pues téngalo Dios en su Gloria.

Le acabo de comentar al Embajador cuánto me j*d* el caso de los obispos que pierden la mitra corriendo a salvar el alma de canallas notorios. Con Azaña parece ser que sucedió algo parecido.

Lo que procede en estos casos es forzarles a una declaración pública y bien razonada en la que se retracten de toda la basura que escribieron.  Y después hablamos de consuelos sacramentales (si el dolor de los pecados es sincero, va de suyo).

“¿Se convirtió Gramsci?”

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*