La abuela de Obama no quiere bautizarse

Qué noticia tan curiosa: La abuela de Obama no quiere bautizarse

Sarah Onyango Obama. | Foto: AFPSarah Onyango Obama. | Foto: AFP

La religión siempre ha sido un tema tabú en casa de los Obama africanos, sobre todo desde que en plena campaña electoral estadounidense salieran a la luz las raíces musulmanas del entonces candidato demócrata a la Casa Blanca. Ahora es la abuela Sarah, musulmana como su fallecido marido Hussein, la que se enfrenta al dilema de la fe.

Según acaba de trascender en la prensa keniana, estaba previsto que este fin de semana se celebrara el bautizo de la abuela en la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la misma congregación de su hijo y padre del presidente, Barack Husein Obama, quien de jovencito abandonó la fe que le inculcó su padre para convertirse al cristianismo.

Al parecer, a última hora, y supuestamente debido a las presiones de Said Obama, tío del presidente de Estados Unidos, también musulmán como el hermanastro Malik, se canceló el evento que debía celebrarse en el centro que dicha iglesia protestante posee en la ciudad de Kisumu, a unos sesenta kilómetros de la aldea de Kogelo, donde vive la mayor parte de los parientes del presidente.

Me opuse desde el principio al bautizo de mama Sarah, dado que es musulmana. Además, creo que no le han explicado bien qué quieren hacer con ella. Le pedí que no asistiera al evento”, cuenta al periódico local ‘Daily Nation Said’ Obama, hermano del padre del presidente.

“Mama Sarah nos aseguró que se convertiría y nos disponíamos a bautizarla hoy mismo, pero parece ser que la opinión de la familia ha prevalecido”, cuenta por su parte el reverendo responsable de la iniciación de la abuela, Tom Obuya, al mismo rotativo en su edición del domingo.

Otras razones que según el propio Said motivaron el plantón de la abuela a la ceremonia son sus persistentes dolores de rodilla que la octogenaria sufre desde hace tiempo y que desde hace unos meses la obligan a andar con bastón. Impedimentos físicos aparte, la abuela de Obama siempre se ha mostrado muy reticente a expresar su fe en público y, al menos desde que su nieto saltara a la fama, se niega a hablar del Islam que profesa, sobre todo por los problemas que le puede traer a su descendiente. De hecho, el hermanastro del presidente Malik ya causó polémica cuando, a muy pocos meses de las elecciones en EEUU, declaró que a pesar de sus raíces musulmanas, su hermano sería “un buen presidente para los judíos”.

El del oeste de Kenia es un Islam muy relajado, que profesa una minoría y que, entre otras cosas, no obliga a cubrirse el rostro a las mujeres, aunque sí bendice la poligamia. La fe islámica de los abuelos y otros parientes del presidente estadounidense se explica porque los Obama no son oriundos de Kogelo, la aldea que el ahora presidente ha visitado en tres ocasiones, la última en agosto de 2006. Los Husein Obama, nombres muy poco comunes en la zona, llegaron procedentes del otro lado del Lago Victoria, donde es más fácil encontrar musulmanes, a pesar de que la gran mayoría se concentra en el este del país, en Mombasa, a orillas del Océano Índico.

Por otra parte, los Obama africanos y sus millones de fans en Kenia esperan impacientes que se confirme la asistencia del presidente estadounidense a la cumbre de comercio entre EEUU y veinte países de África subsahariana que está previsto se celebre la primera semana de agosto en Nairobi. El ex presidente George W. Bush asistió a la última cumbre que el foro celebró en 2008 en Dar es Salam (Tanzania).

Gracias, Pablo.

Be Sociable, Share!

2 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*